Armesto marcó el empate y recibe el abrazo de Lantaño, mientras se suma Banegas (Goyo Fernández)

Deportes

Torneo Oficial de Primera División

Boca reaccionó y venció a Olimpo

25|10|21 09:57 hs.

Cuando su futuro en la competencia se veía comprometido, Boca reaccionó a tiempo para terminar ganándole 2-1 a un Olimpo que quedó fuera de la zona de clasificación. 


Los primeros 30 segundos, con una doble llegada del Xeneize, la presentación fue la de un partido intenso, con elaboración, llegadas y buenas chances; pero en el primer tiempo se alejó mucho de eso porque las asociaciones no se dieron, los pelotazos se repitieron y las imprecisiones sobraron. 

Claro que en este fútbol a veces tan frontal, las jugadas de peligro llegan de manera aisladas o por acciones individuales; y allí Boca sufrió por off-side la anulación de un tanto anotado por Urbán; y Armesto definió suave de zurda tras una asistencia de Martínez. 

La visita dependió excesivamente de lo que pudiera hacer un Ozcáriz distinto, que “viaja a otro ritmo”; la más clara fue un centro suyo que Lantaño pudo despejar alejando un claro peligro. 

En el cambio de lado, el Aurinegro se sintió mejor y a los 9’ Vázquez ensayó un buen remate de larga distancia que encontró la colaboración de Pardiñas para abrir el marcador.

El impacto casi deja fuera de partido a Boca, porque en los siguientes 5 minutos se vio perdido, confundido y endeble; y de no ser por un Nahuel Cuevas que llegó desde el banco de los suplentes como un bombero para apagar varios incendios, pudo quedar 2 o 3 goles abajo. Y como Boca encontró vida, los cambios también llegaron como bocanadas de aire renovador. 

Armesto es, desde inicio de campeonato, su “joyita”; pero los de Tenaglia lo necesitaban un poco más determinante y el capitán entendió su rol, entonces a los 25’, tras la salida de un córner y casi que de la nada, generó una brillante jugada con mejor definición cruzada para poner el 1- esperanzador. 

El gol actuó de la misma manera que lo había hecho con Olimpo minutos antes, y Boca creció, encontró espacios en la ofensiva, al punto que en un aquedaron 4 atacando ante 1 defensor, pero Armesto manejó mal los tiempos y todo se diluyó. 

En otra Barroero eludió al arquero Fernández pero Gauto despejó casi sobre la raya; la expulsión (quizás apresurada) de Allema fue otro indicador para el local que a los 42’, y como premio a tanto sacrificio y búsqueda, el juvenil Martínez puso un rasante remate que se le metió al primer palo de Fernández, sellando una muy importante y festejada victoria par Boca que renovó sus posibilidades.