La Ciudad

En el municipio

Cuáles son las tres consecuencias más relevantes de empezar el año sin presupuesto

02|01|22 22:36 hs.

El director de Políticas Tributarias, Ariel Sánchez, se refirió a las complicaciones administrativas que debe afrontar el municipio en los primeros días del año al considerar que inicia el 2022 sin presupuesto. En ese sentido, resumió que, a partir de lo que sucedió el pasado miércoles en la sesión extraordinaria en la que se pospuso el tratamiento legislativo del presupuesto, se demorará la entrega de boletas de las distintas tasas municipales, como así también el plan de moratoria y la suba en el salario de los empleados de la comuna. 


 El funcionario, en diálogo con este diario, manifestó que la demora del nuevo presupuesto "tiene muchas afectaciones y en distintos niveles" de la Municipalidad. Sobre las consecuencias en su área puntual (Políticas Tributarias), dijo: "El mayor inconveniente es que todavía no tenemos posibilidad de generar las boletas de las tasas municipales del mes de enero. Normalmente, son boletas cuyos vencimientos se programan para el 5 de enero, con lo cual, técnicamente, es imposible llegar a cumplir ese plazo al considerar que el día anterior, recién, se hace la sesión del Concejo para tratar el tema del presupuesto". 

En sus consideraciones, manifestó que "a pesar de se vote el 4 de enero, habrá demoras en cuanto a la entrega de las boletas, ya que, por lo general, generar la boleta, hacer la impresión y la distribución demanda tiempo, con lo cual creemos que el miércoles 12, en adelante, podrían estar las boletas en la calle". 


Ariel Sánchez


Sánchez, en tanto, hizo hincapié en otra de las complicaciones que generó la demora del tratamiento del presupuesto. "En el proyecto también habíamos propuesto un plan de regularización de deudas. Mucha gente, antes de irse de vacaciones, aprovecha para hacer consultas, pero ahora, con esta incertidumbre, no podemos informar sobre nada concreto porque no sabemos si lo va a aprobar o no el Concejo", remarcó. 

Más allá de todo lo técnico y administrativo, el director de Políticas Tributarias señaló que este contexto "nos generó incertidumbre porque es la primera vez en más de 12 o 13 años que a esta altura no tenemos el presupuesto aprobado. El incremento de tasas a mi entender, fue reformado según lo que habían solicitado. Fue una sorpresa porque se había llegado a un acuerdo con los bloques de la oposición pero quedó trunco”. 

 A rezar 
Sánchez, en tanto, aguarda con expectativa lo que vaya a ocurrir este martes, cuando se retome el tratamiento legislativo del presupuesto. "Nosotros el único camino que tenemos es la espera. Vamos a rezar para que el día 4 -ver página 3- puedan resolverlo. Es un sabor amargo por todo el tiempo que le dedicamos al trabajo del presupuesto. Todo se prepara desde varios meses antes. Estábamos convencidos que era algo que iba a avanzar", indicó. 

Y agregó: "También tenemos que ver qué planificar sobre el aumento porque habíamos armado el esquema de los descuentos que íbamos a dar, pero ahora habrá que analizar la logística de todo eso y cómo aplicarla”, afirmó. 

Asimismo, se detuvo en la consecuencia que tiene para el empleado municipal la demora del presupuesto 2022. "Si no se aprueba, la Ley Orgánica de las Municipalidades establece que se usa el del año anterior. Esto no solo significa que no hay un aumento de tasas sino que tampoco se puede gastar más plata que la que se gastó este 2021. Con el contexto un país con inflación permanente, es un panorama muy oscuro, casi imposible de llevar a cabo porque exactamente el mismo dinero, de un año al otro, no alcanza. A eso lo sabemos todos", remarcó. 

En su análisis, el director de Políticas Tributarias remarcó: "Sería poco sensato sacar un aumento antes de cuánto saber ingresará. Se sabe que los sueldos están atrasados, si el presupuesto no se aprueba de ninguna manera, la ley indica que se repite el presupuesto del año anterior. Ese sería el peor escenario que estamos contemplando”.  



Add space 300x250x2