Foto: 3040100

La Ciudad

El 23 de mayo

Se cumplirán 40 años de la muerte de Héctor Ricardo Volponi

19|05|22 23:00 hs.

Este 23 de mayo se cumplen 40 aniversario de la muerte de Héctor Ricardo Volponi, para muchos, “un vecino de Tres Arroyos”, para otros “un buen muchacho”, algunos opinan “hijo de una buena familia”, quienes entienden de aviación dicen “un excelente piloto”, para quienes mezclan los momentos comentan “es otro militar”, lo cierto es que mundialmente lo reconocen como un Héroe de Malvinas. 


A este Héroe argentino, nacido en Tres Arroyos, no podemos dejar de realizar otro emotivo homenaje y en especial una recordación para todos aquellos que ignoran la manera en que combatió, las circunstancias de su muerte, y los recuerdos de quienes estuvieron cerca, camaradas y familia. 

Como es impulsado cada año por la página www.3040100.com.ar habrá toque de sirena en Tres Arroyos, Claromecó y San Francisco de Bellocq a las 15:40, hora en que el Primer Teniente Héctor Ricardo Volponi pasó a la inmortalidad. 

Son las 15:40, de repente siento un golpe, el misil Sidewinder AIM-9L de Lt Hale, ha hecho blanco, un disparo mortal no solo para el avión sino también para mí, mi motor se apagó, el silencio se apodera de este domingo, el avión vibra como jamás lo hizo, jamás sentí algo así en todo este tiempo, mi Dagger se pone de costado, quiero enderezarlo y nada responde, ni siquiera mi asiento eyectable, un calor profundo me va invadiendo, son milésimas de segundo, pero que me pasa, ya nada es lo mismo. 

Estallan los vidrios, cruje la chapa, veo pasar a mi lado un pedazo de ala, puedo leer en ella 437, el silencio se apodera de todo, solo el silbido del viento entra por mi casco blanco, mi máscara de oxígeno se desprende violentamente, la turba de la Isla Borbón está muy cerca, siento desgarrar mi piel, una fuerte luz se adueñó de mí, veo manos que me quieren agarrar y no pueden. 

Pasan las imágenes de mi familia, pienso en María Inés, en Soledad, pienso en Ricardo, los puedo ver y los estrecho en un abrazo, aunque no me puedan ver ni adivinar cuanto los he querido, no tengo ni tiempo para llorar, solo un grito se apodera de mí, Viva la Patria Carajo!! 

Tu mano me salva señor… Misión cumplida… cumplí con mi juramento… “defender la patria hasta perder la vida” y yo te la di Nación… familia les dejo mi legado... País le dejo mi razón…!

(Fragmento del trabajo periodístico realizado por Luis Satini en 2013 para el diario La Voz del Pueblo y la página 3040100).



Add space 300x250x2