La Ciudad

Emmanuel Flores Rojas, teólogo

"Para que haya paz debe prevalecer la justicia"

27|11|17 11:18 hs.

En el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica 33 se realizó una charla abierta a la comunidad sobre "El caso de México y la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa".


La misma estuvo a cargo de Emmanuel Flores Rojas, teólogo y licenciado en Filosofía y Psicología, quien realizó su maestría en la Universidad Autónoma de México y como parte de su trabajo de investigación y por auspicio de la Universidad realizó esta visita.

Las charlas son organizadas desde el departamento de juventud de AIPRAL. La referente de la institución Lucía Maureliz manifestó en una entrevista efectuada por LA VOZ DEL PUEBLO que "Emanuel está en Argentina y estará en Uruguay bajo el programa 'La justicia de Cristo, paz en tu comunidad', del departamento de Juventud y Mujeres de Latinoamérica y Caribe. Se busca empoderar a mujeres y jóvenes a través de estos espacios y con la creación de espacios de reflexión y producción de material teológico. Un caso tan conmovedor para la comunidad latinoamericana nos pareció muy pertinente para presentar justamente en un Instituto de Formación Docente".

La justicia, el mensaje 
Emmanuel Flores Rojas explicó que el mensaje que quieren trasmitir desde las instituciones es que "la paz tiene que recuperarse ejercitando la justicia. No puede haber paz si estos 43 padres no reciben aunque sea las cenizas de sus hijos donde puedan llorarles. El mensaje es que nuestras sociedades -que comparten una historia común en América Latina- deben ser más críticas respecto a los medios a través de los que se informan, la verdad auténtica viene a través del periodismo de investigación que no siempre es afín al gobierno de turno. Esperamos que se aprenda a discernir la realidad a través de los medios que no sean los que imponen la agenda". 

"Nuestras sociedades deben luchar a favor de la justicia teniendo una terca memoria. La lucha es contra la indiferencia que de seguir en esa postura nos convierte en cómplice de los delitos, no podemos ser indiferente ante el dolor de los que sufren y vamos a vencer el mal ejercitando el bien", enfatizó Flores Rojas. 

"La paz tiene que recuperarse ejercitando la justicia", dijo Emmanuel Flores Rojas 


 Flores Rojas explicó que "en México la preocupación es la justicia y hay que hacerle entender a nuestros gobiernos latinoamericanos que para que haya paz debe prevalecer la justicia". 

Emmanuel conoció a Lucía Maureliz en un encuentro en El Salvador y fue en ese contexto que organizaron la visita del teólogo encuadrándola en el tema de los 43 y en el programa "La justicia de Cristo, paz en tu comunidad", con el fin de dotar de herramientas a las Iglesias para que incidan en sus sociedades en el respeto por los derechos humanos y a favor de la lucha por la justicia y la dignidad.   

Los 43 
El 2 de octubre de cada año, y desde 1968, los estudiantes conmemoran una matanza de estudiantes previa a los Juegos Olímpicos. El presidente de ese momento histórico Gustavo Díaz Ordaz mandó tanquetas del ejército a una concentración estudiantil donde fueron masacrados todos. Cada 2 de octubre el acontecimiento es conmemorado. 

"Es bien sintomático que en ese marco los estudiantes del Normal hayan encontrado la muerte, estudiantes que recordando estudiantes hayan sido asesinados", reflexionó Emanuel. Los 43 estaban en un municipio del Estado de Guerrero, cercano a la ciudad de Iguala que es muy pujante por las minas de oro. 

En el país hay varias Normales Rurales que se juntan cada año para el acontecimiento del 2 de octubre. Designan a una de las escuelas para que consiga los autobuses que como tradición "los secuestran" para trasladar a los estudiantes hacia la ciudad de México. 

En el 2014 le tocó a la Normal de Burgos conseguir los Colectivos que "secuestran de las centrales camioneras y se llevan los autobuses con los choferes, unos 20 o 25 autobuses que trasladan a los estudiantes a la capital", explicó Flores Rojas. 

El teólogo siguió relatando que "en Iguala operaba un cartel -en Guerrero- y utilizan los autobuses para llevar la droga hacia el norte del país. Dos de esos vehículos que fueron secuestrados por los estudiantes llevaban -sin que ellos lo supieran- un cargamento de dos millones de dólares de droga". 


Lucía Maureliz y Emmanuel Flores Rojas


"Entonces el narcotraficante que tiene en la nómina a la policía federal municipal y al ejército llama al comandante del 27 Batallón de Infantería y le ordena rescatar la droga". Emanuel continuó con el dramático relato, "envían a los soldados del cuartel para rescatar la droga, pero cuando los estudiantes se dan cuenta que el ejército sacaba la droga y los soldados se ven descubiertos toman la decisión de secuestrarlos y asesinarlos". 

"Los estudiantes fueron llevados al Batallón de Infantería donde el ejército tiene hornos en los que destruyen droga y ahí los incineran. Ese indicio se conoce ahora porque el último lugar en el que los teléfonos de los estudiantes reportaron señal fue en el interior del 27 Batallón de Infantería", afirmó. 

Falta justicia 
En cuanto a la investigación y la búsqueda de justicia, el teólogo expresó que "el gobierno federal para desviar la atención de la sociedad mexicana inculpó al presidente municipal de ese momento de Iguala de haber mandado a asesinar a los estudiantes. No se supo la verdad de lo que pasó sino se tergiversó y culpó a gente inocente. El Poder Judicial que debería ser independiente del Ejecutivo, pero no lo está por eso no hay ejercicio de justicia. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos nombró una comisión de expertos independientes que fueron a investigar a México entre los que había forenses argentinos". 

Emanuel y Lucía son embajadores de un programa que quiere una sociedad pacífica, comprometida y que se aleje de la indiferencia que termina haciéndola cómplice del mal. 

Las comunidades cuentan con herramientas para hacer valer la verdad y la justicia, algunas como la memoria, el diálogo y el discernimiento se pueden practicar y mejorar cada día.