La Ciudad

Desde ayer

Ya trabaja el nuevo gabinete

14|12|17 10:43 hs.

"Tendrán mi respaldo permanente". Esa fue una de las tantas frases que ayer pronunció el intendente Carlos Sánchez en el marco del acto en el que los nuevos funcionarios designados por el jefe comunal asumieron sus respectivos cargos. La afirmación de la máxima autoridad del distrito fue acompañada de otra apreciación que, tal vez, sólo quienes están en la intimidad del despacho situado en Rivadavia 1 pueden validarla como tal. 


"Agradezco el gesto de todos los funcionarios que renunciaron luego de las últimas elecciones para dejarme con las manos libres, dejando sus dimisiones arriba de mi escritorio", sostuvo ayer el intendente, antes de tomarles juramento a los nuevos secretarios y de otorgarles los nombramientos a las personas elegidas para ocupar direcciones y coordinaciones. 

El acto de ayer se llevó a cabo luego de que el jefe comunal aceptara días pasados las renuncias de seis secretarios, cinco directores, un coordinador y un delegado. Las dimisiones se produjeron por distintas circunstancias, las cuales, y sobre todo la de algunos exfuncionarios puntuales, surgieron por marcadas diferencias con el jefe de Gabinete, Hugo Fernández. 


En este contexto, y ante una importante concurrencia marcada por la totalidad del gabinete, concejales y familiares de los funcionarios designados, asumieron los nuevos secretarios y directores. Fue en un acto encabezado por el intendente y que se llevó a cabo ayer por la mañana en el hall del Palacio Municipal.

Entonces, y bajo un ambiente de expectativa, juraron como secretario de Desarrollo Social, el licenciado en Servicio Social Marcelo León, en reemplazo de Juan Francisco Aramberri, quien asumió como concejal; la doctora Isabel Tarchinale, como secretaria de Prevención y Salud, en lugar de Mónica Capellari. 

Además, como secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología lo hizo el contador Carlos Bayúgar, en reemplazo de Juan José Etcheto; como secretaria privada juró Vanesa Borda, sustituyendo a Pablo Abraham; y Mario Izurieta como secretario de Obras y Servicios Públicos, cargo que estaba descubierto luego de la salida de Eduardo Groenenberg. 

En tanto, Sánchez le otorgó los nombramientos como director de Turismo a Juan Moizzi (en lugar de Pablo Ledesma); como directora de Cultura y Educación a Noemí Rivas (en reemplazo de Virginia Goicoechea); como directora Asociada del Centro Municipal de Salud, a Mabel Elías; y como coordinadora de Comunicación Institucional, a Martina Correa (en sustitución de Javier Kristensen). 

Por la tarde, en la delegación de Copetonas, Sánchez puso en funciones a Mariano Hernández, quien asumió el cargo de delegado municipal en lugar de Daniel Reynoso.

"Sentimientos encontrados" 
A la hora de pronunciar su discurso, el intendente manifestó que desde lo personal experimentó ayer "sentimientos encontrados". 

"Hoy despido a una parte de mi gabinete, sobre el cual decidimos hacer algunos cambios. Entiendo que los años van pasando y los hombres que estamos en la función pública no podemos olvidar que en el camino dejamos parte de la familia, de nuestras profesiones u oficio para dedicarnos a la vida pública, la cual no es tan fácil como se ve".

En ese marco, el intendente mostró su gratitud hacia quienes ayer se despidieron de la función pública y luego centró positivas expectativas en aquellas personas que se suman al gabinete. 

"Quiero agradecerles profundamente a quienes van a dejar el cargo, el que van a recordar para toda la vida. Estas funciones marcan para toda la vida, por bien o por mal", indicó el intendente. Y a su vez, se comprometió a otorgarles un "respaldo permanente" a los funcionarios recientemente designados. 

"Esta función es de 24 horas, los 365 días del año. Es esperanzador el desafío que les propongo a quienes ocuparán los diferentes cargos, con un compromiso que les va a llevar muchas horas de su vida particular, de sus profesiones o vocaciones anteriores", agregó.  

Desafío 
En esa línea, consideró que "eso se hace porque todos sienten ese compromiso de hacer algo por los demás. Hemos hablado con cada uno de ellos que han dicho que sí a este desafío. Tengo satisfacción porque hay gente que tiene muy pocos años para la tarea, pero con experiencia dentro del municipio". 

Son personas que "han estado en las segundas líneas, pero les he querido dar la oportunidad a cada uno de ellos, a los jóvenes por la oportunidad, y la experiencia de quienes son mayores, con quienes podamos trabajar para entendernos mejor", afirmó Sánchez. 

"Me gusta el desafío de la gente nueva; y me duele que aquellos que hemos sido compañeros y hemos trabajado mano a mano en una oficina conmigo", sostuvo Sánchez en el tramo final de su discurso y antes de tomarle juramento a los nuevos funcionarios, con quienes, minutos más tarde, compartió una fotografía cuyo tiempo de vigencia dependerá de varios factores.