Nacional

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto de ley

Los ingenieros agrónomos y forestales, a un paso del Colegio propio

15|12|17 11:29 hs.

En la madrugada de este viernes, la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de ley, sobre la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires (CIAFBA). 


Sin embargo, al realizarle una modificación a uno de los artículos, este proyecto de ley, que ya tenia media sanción de Diputados dictada en diciembre del 2016, ahora deberá volver a la Cámara Baja para que sea aprobada con la modificación por la Cámara de diputados de la provincia de Buenos Aires. Una vez que eso suceda se transformará en ley. Esto podría suceder en la sesión del martes que viene.


Aprueban el proyecto de ley para la creación del Col. de Ing Agrón. y Forest


Un largo reclamo 
No es una novedad que los agrónomos bonaerenses desean formar su propio colegio, para de ese modo jerarquizar la profesión y, sobre todo, depender de una institución que entienda las realidades y necesidades específicas de esta rama de la ingeniería. 



En la década del 90, ante un reclamo muy parecido al actual, el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires (CIPBA) determinó la creación del Departamento de Ingeniería Agronómica como para calmar las aguas. Aunque lejos fue de ser una solución, ya que apenas se trata de un órgano consultivo. Es decir, para cualquier cuestión, los agrónomos tienen que recurrir o pedir permiso al Consejo Superior del Colegio, que entre sus integrantes no tiene a ningún agrónomo. 

Pero desde hace tres de años, los ingenieros entendieron que la complejización que había experimentado su profesión obligaba a buscar a la independencia real del CIPBA. Y así comenzaron a transitar el camino que los depositó en la legislatura de la mano del proyecto de ley presentado por el diputado Ricardo Lissalde, de la localidad de Saladillo. 

Por estos días la necesidad de contar con un colegio de agrónomos es imperiosa por varios motivos, pero fundamentalmente para regular el uso de agroquímicos. “Hoy la provincia de Buenos Aires tiene una gran falta de control y problemas con la aplicación de agroquímicos; y una de las patas que está faltando es la de un colegio profesional comprometido con esta situación. Por eso es imperioso la creación de colegio de agrónomos, que somos los que estamos comprometidos con lo que es la producción sustentable de alimentos y energía”, aseguró el tresarroyense. 



“Hoy la ingeniería agronómica está dentro de las más de 150 especialidades de ingeniería que están en el Colegio de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires. Matriculados en este momento hay menos de 450 agrónomos, mientras que hay trabajando alrededor de 15.000”, explicó Cortese. 

“Por lo tanto hay un vacío de representatividad muy importante, que nosotros creemos que se da por un Colegio que no se preocupa por la ingeniería agronómica”, agregó. A la falta de representatividad se le suma una cuestión económica y burocrática. 

“El colegio te obliga aportar a una caja de previsión social que está totalmente fuera de la modernidad y que nos exige hacer un doble pago de haberes jubilatorios. Porque la mayoría de los que ejercemos la profesión lo hacemos en forma independiente, entonces aportamos a la ANSES, o los que están en comercios, lo hacen a otras cajas previsionales”, indicó.