116 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 3°
Despejado

Policiales

Imputaron a un camionero y a un bombero juarenses

Caso Los Agustines: "teníamos a los asesinos al lado nuestro"

26|12|17 09:29 hs.

A horas de la primera declaración como imputados por la muerte de los adolescentes juarenses, Agustín Bustos y Agustín Rodríguez, las madres de los chicos fallecidos en un siniestro vial el pasado 9 de enero, siguen indignadas. 


Es que su dolor está relacionado con una supuesta interpretación "blanda" de las responsabilidades que le cabrían a los supuestos responsables de la tragedia, quienes el pasado viernes fueron mencionados en una conferencia de prensa por la doctora Paula Rodríguez, titular de la Ayudantía Fiscal de Benito Juárez. 

Se trata de Guillermo Alzugaray, chofer de un camión perteneciente a un productor local de apellido Ricci, y de Mariano Fiorentino, un bombero que supuestamente lo acompañaba la noche del episodio. Alejandra Bustos, madre de Agustín Bustos, y Daniela Guzmán, mamá de Agustín Rodríguez, dialogaron con LA VOZ DEL PUEBLO a poco de conocerse la noticia sobre las firmes sospechas de la Justicia de Azul, y compartieron su malestar por el hecho de que ambos llegan libres al primer trámite judicial firme de la causa. 

"(La noticia) la recibimos mal porque nosotros esperábamos que cuando aparezca algún responsable por la muerte de los chicos, iba a estar preso, y hasta el momento nada", dijo Alejandra Guzmán, la primera en hablar con este diario. El hecho de tener un poco más de luz, alivia la intriga vivida durante todo este año, "porque ahora sabemos con nombre y apellido de quién se trata", dijo y, en ese sentido, comentó, "son dos personas muy conocidas y, uno de ellos, es bombero (por Fiorentino). Siendo bombero lo dejó tirado", afirmó, antes de reconocer que, hasta el pasado viernes, no sabían nada de lo que había pasado, "la fiscal esperó un informe de Gendarmería para pinchar teléfonos y hay muchas escuchas donde (los sospechosos) reconocen haber cometido el hecho. El desastre que hizo esta gente en el pueblo y (los sospechosos) nunca se decidieron a hablar. Rompieron la comisaría, se imputaron a siete personas, le quemaron la casa a un sospechoso y no se hicieron cargo". 

Más adelante, Guzmán dijo que tomó contacto con la representante del Ministerio Público y que ella le reconoció tener todos los elementos para procesar a los imputados, "la fiscal nos dijo que tienen todas las pruebas y que hicieron dos peritajes en un campo porque no encontraban los fierros con los que le habían pegado a los chicos", señaló, antes de referirse a un supuesto ocultamiento de pruebas que podría agravar la carátula de los imputados, "en la segunda vez, rompieron un piso de cemento y los encuentran".


Daniela Guzmán y Alejandra Bustos


Días de tristeza 
Daniela Guzmán, la mamá de Agustín Rodríguez, recordó cómo fueron estos días de reclamo desde el pasado 9 de enero, cuando la causa cayó en un bache del que parecía que no iba a haber salida, "es impresionante las cosas que nos han hecho pasar, llorando en la carpa, la tristeza, los llantos. Y (los sospechosos) nos veían el sufrimiento y no decían nada. Después nos enteramos y claro, te da una bronca bárbara. Teníamos a los asesinos al lado nuestro". 

A pesar de los primeros resultados concretos de la tarea judicial, Daniela Guzmán asegura que su propia movilización fue clave para que la investigación avance y ahora su reclamo se hará más fuerte, "si nosotros nos quedábamos quietos, no pasaba nada, nadie hacía nada. Igualmente, la lucha sigue, esto es un primer paso", finalizó.  

La imputación 
El pasado viernes, la doctora Paula Rodríguez informó en una conferencia de prensa que Guillermo Alzugaray y Mariano Fiorentino son los dos acusados de la muerte de los adolescentes que se dirigían a pescar a una laguna vecina en la madrugada del 9 de enero, cuando conducían un camión con una carga no permitida, entre la que se encontrarían los fierros que, aparentemente, sobresalían del vehículo y habrían golpeado a los chicos que se movilizaban en bicicleta por la ruta 86. 

La representante del Ministerio Público indicó que "ellos siempre fueron testigos y ahora pasan a ser imputados como autores" y agregó que, la calificación que le corresponde a Alzugaray es la de "Homicidio Culposo Calificado por conducción imprudente de vehículo automotor y Agravado por la Pluralidad de Víctimas", en tanto a Mariano Fiorentino se lo imputa por "encubrimiento". 

Asimismo, reiteró que fue evidente la existencia de un supuesto "pacto de silencio" entre los acusados, que de hecho se mantiene hasta la fecha al tiempo, circunstancia que es el puntapié inicial de una causa que ya tiene dos autores, mientras que está previsto que sigan haciéndose pericias y también con la investigación, al tiempo que no descartó un agravante de la acusación y la posibilidad de que haya más imputados por otros delitos, "puede haber cambio de carátula, agravantes y detenciones a futuro. Tenemos que ir paso a paso" y remarcó que, en principio, no habrá detenciones. 

En la madrugada del pasado 9 de enero, los dos adolescentes, que no eran amigos, pero compartían un gusto por la pesca, se reunieron de madrugada para ir a pescar a una laguna vecina a Benito Juárez. Esa misma madrugada, Agustín Bustos fue hallado sin vida en una banquina de la ruta 86 y, junto a él, se hallaba Agustín Rodríguez en estado agonizante. 

Meses después su corazón cedería ante las graves lesiones que le provocó un golpe en la cabeza. Después de casi un año, una pericia de Gendarmería y la realización de allanamientos en el campo del dueño del camión, permitieron el hallazgo de elementos comprometedores que iluminarían un poco el camino de la Justicia para darle respuesta a este caso.