116 años junto a cada tresarroyense

ST 19. 6°
Despejado

Policiales

Un camionero y un bombero

Los Agustines: Hoy declaran los dos imputados en Azul

27|12|17 09:36 hs.

Finalmente hoy tendrá lugar la primera audiencia como imputados de los dos supuestos involucrados en el trágico episodio que le costó la vida a los dos adolescentes juarenses, Agustín Bustos y Agustín Rodríguez. 


En horas de la mañana, la titular de la UFI N°2 de Azul, doctora Laura Margaretic, recibirá en su despacho a Guillermo Alzugaray, chofer del camión que supuestamente golpeó con una parte de su carga a los dos chicos que habían ido a pescar en la madrugada del 9 de enero pasado, y a Mariano Fiorentino, el bombero que lo acompañaba y habría ayudado a ubicar los cuerpos tras el impacto. 

Según lo trascendido de manera oficial días atrás, la Fiscal que hoy le tomará declaración a los dos imputados escribió en el auto de procesamiento: "Es posible inferir que Guillermo Alzugaray conducía el camión Ford, modelo F 7000, dominio colocado WVB-355, por la Ruta Provincial 86 en dirección Benito Juarez-Laprida" durante las primeras horas del 9 de enero y que también lo hacía "transportando en la caja volcadora -de manera antirreglamentaria- una armadura compuesta por cuatro barras de hierro aletado separados entre sí".

De acuerdo a lo publicado oportunamente por el diario El Tiempo de Azul, en esa fundamentación, la representante del Ministerio Público sostuvo que esas barras eran "sostenidas por estribos rectangulares de hierro de menor diámetro", pero no estaban "debidamente" sujetadas, por lo que desde la parte superior de la caja del camión sobresalían "en más de un metro". 

La investigación ha permitido establecer también que el accidente se produjo alrededor de la hora 4.50 de aquel 9 de enero, a la altura del kilómetro 155 de la ya mencionada ruta. En ese sector el conductor del camión "no advirtió la presencia de los menores Agustín Bustos y Agustín Rodriguez, quienes habían llegado al lugar a bordo de sus respectivas bicicletas y habían descendido de las mismas, encontrándose parados sobre la banquina". 

En el marco de una acción más propia de una película que de la realidad, la carga que el camión transportaba golpeó a ambos menores en sus rostros de una manera insólita, provocándole por lo menos a uno de ellos "su proyección e impacto contra el asfalto". También, ocasionándole a los chicos "lesiones de tal entidad que a la postre provocaron sus muertes".


Las mamás de Agustín Bustos y Agustín Rodriguez en la carpa que armaran frente a la Municipalidad de Juárez


"Los desplazaron"
"Una vez ocurrido ello, el conductor del rodado y/o su acompañante, Mariano Fiorentino, desplazaron a las víctimas desde el asfalto hacia la banquina, alterando así la escena del hecho y sus rastros", continuó mencionando la Fiscal en ese auto de procesamiento. 

"Asimismo, el acompañante, Mariano Fiorentino, pese a ser testigo de todo lo acontecido y/o partícipe en la maniobra de desplazamiento de los cuerpos, negó dicha circunstancia a la instrucción, alterando la escena del hecho y sus rastros, con clara intención de impedir el esclarecimiento del ilícito y lograr su impunidad". 

Siempre enmarcada en esa etapa de instrucción en que la causa todavía está, para la Fiscal "el impacto de la carga contra la humanidad de las víctimas fue lo que determinó el desplazamiento violento de las mismas hacia el asfalto y su posterior golpe y arrastre en la parte derecha del rostro de ambas". 

Y según también sostuvo: "Queda claro que el chofer del camión, como responsable de la unidad, actuó negligentemente y de manera antirreglamentaria". 

Lo hizo, "al circular de noche, con bancos de niebla pronunciados, por una ruta provincial con escasa/nula iluminación artificial, transportando una estructura metálica semiflexible, que excedía la caja en más de un metro y que no estaba debidamente sujeta, toda vez que quedó acreditado que la carga se desplazaba desde un extremo hacia otro de la caja". 

Las acusaciones 
En virtud de lo expuesto, el conductor del camión, Guillermo Alzugaray, deberá responder como autor penalmente responsable del delito de "homicidio culposo calificado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por la pluralidad de las víctimas", y Mariano Fiorentino por "encubrimiento", "puesto que no sólo encubrió el accionar de su compañero, ya que le ocultó a la instrucción la realidad de cómo sucedieron los hechos". 

"Además, alteró o contribuyó a alterar la escena del hecho", debido a que, para Margaretic, está "por demás acreditado que las víctimas fueron desplazadas desde la posición en que quedaron al impactar contra el asfalto hacia la banquina, posición en que fueron halladas por los funcionarios públicos que arribaron al lugar". 

"Si bien ellos -escribió sobre los acusados- desde un primer momento manifestaron que a los cuerpos los encontraron sobre la banquina, está claro que esta versión es insostenible y falaz a la luz de lo que arrojan todos los indicios de cargo, que permiten concluir que no hubo otras personas presentes en el lugar del hecho; sumado a que la mancha de sangre que quedó como única evidencia sobre el asfalto no fue pisada por las ruedas del camión, sino tan sólo por la ambulancia, que acudió al lugar un rato después", concluyó.