La Ciudad

En la cancha del Recreativo Claromecó

La Cacho Fest despide el año

30|12|17 20:59 hs.

Con la prueba de sonido efectuada anoche y la instalación del sistema de luces, robots e imagen durante el día de hoy, se aprestan los preparativos para una edición especial de la Cacho Fest. La fiesta con la que se despide un año y se le da la bienvenida a uno nuevo, comenzó hace ocho años en Claromecó. 


Desde un predio privado pasó a realizarse frente al mar, en el transcurso del último año verano. En esta oportunidad, después de haber intentado llevarla a la pista de motos y cuatriciclos, el grupo de amigos que la organiza pudo contar con la cancha de fútbol del Club Recreativo Claromecó para realizar la nueva edición. 

Julián Lamberti, uno de los organizadores, contó ayer A LA VOZ DEL PUEBLO que el acceso a la fiesta que comenzará a la 1 de la madrugada será por detrás de la terminal, en la esquina de calles 24 y 25. "Inmediatamente se habilitará el acceso y habrá dos ingresos bien señalizados", dijo en alusión a un sector para quienes compraron las entradas a un valor más económico de manera anticipada, y que estará identificado con el cartel de "Pulseras". 



La otra forma de ingresar será abonando por caja, la cual estará debidamente señalizada. Tal como se venía anticipando, se está levantando un gran escenario para que hagan sus sesiones con diferentes estilos de música los DJs tresarroyenses Manorro y Torto. 

Además ayer se advertía la gran barra estilo Corona construida en madera y palet. Según contó Lamberti habrá mucho personal de seguridad contratado y capacitado que intervendrán en el ingreso a la cancha, pero también en el interior del predio, que cuenta con una salida de emergencias diseñada por bomberos de la provincia. 

Se previó además la instalación de tambores botellitas de agua mineral -de distribución gratuita- en puestos de seguridad. 

Se contrató también a un paramédico que cumple funciones en el Hospitalito y se dispondrá de una carpa de primeros auxilios, en un punto estratégico. 

Para esta edición se tuvo en cuenta agregar el servicio de dos camiones. Uno que transporta una cervecería artesanal móvil, con cerveza tirada. Y el restante con comidas rápidas. 

Un aspecto para resaltar es que se pensó dejar en un nivel plano el predio para que resulte "inclusivo" el acceso para personas que puedan tener algún tipo de dificultad para trasladarse. 



De hecho "el personal de seguridad está entrenado para colaborar en esos casos. Y también hay baños químicos para personas con discapacidad", contó Lamberti que en el cierre dijo que el evento cuenta con seguro de responsabilidad civil y contra incendio. 

"Le pedimos a la gente que venga tranquila a pasarla bien, todo está bien señalizado para que todo ande con normalidad", dijo al finalizar.