Carta de Lectores

Envió Américo Lohin

Servicios Urbanos: ¿anomia o represalia?

23|02|18 23:08 hs.

Señora directora: 

El resultado de las PASO fue un shock para la administración vecinal, resultados que fueron confirmados con acreencias en la elección definitiva, en la cual el MV se vio relegado al tercer lugar. 

Como es costumbre, se produjo una reacción espasmódica por parte del Lord Mayor (sin detenerse en ver la realidad), pedidos de renuncia, cambios en el gabinete etc. 

Mientras, ante las críticas, algunos ex integrantes del gabinete municipal deslizaban "ahora parece que no hicimos nada". Más cerca en el tiempo y ya con las obras de repavimentación en marcha la esposa del intendente retrucaba en las redes sociales "¿No ven que se están realizando obras?".

Como si lo hecho pudiera contraponerse y pudiera balancear los déficits que motivaron a los vecinos en castigar electoralmente al MV.

Ahora mismo, se está construyendo el polideportivo municipal, una obra de gran envergadura , pero ¿Qué importancia relativa tiene para las vecinas del Barrio Olimpo que reclamaban que por lo menos aunque sea una vez al mes pase el regador o de otros vecinos que reclaman por la inundación de sus calles cuando llueve, que les impide salir de sus casas? ¿Qué importancia tiene para quienes plantean su reclamo por las malezas de los terrenos baldíos que favorecen la proliferación de roedores, la inseguridad y el peligro de incendios en el verano, o de aquellos que expresan su malestar por la ausencia de barrido, etc.?

Aspectos que uno supone están dentro de la órbita de Servicios Urbanos, que en los últimos años sus servicios, no muy eficientes, se han venido desmejorando, para hacerse casi nulos, en los que respecta al regado de calles, desmalezamiento, barrido etc., en este periodo estival todavía en curso. Quizá es más importante que Servicios Urbanos se haya abocado a las tareas de la peatonal en calle Colon, colaborar con las 24 horas de la Corvina Negra (que lindo debió ser para el intendente recorrer la costa en helicóptero mientras los barrios, en días de alta temperaturas, estaban cubiertos de polvo, esperando un regado nunca realizado). Y ahora se viene la preparación de la Fiesta del Trigo ¿Los barrios?, bien gracias.

De manera que se dio un contrasentido, aumento importante de tasas, con una baja en la calidad de los servicios (de alguna forma hay que llamarlos).

La anomia en la prestación, que venía en caída libre de tiempo antes, de allí los reclamos de los vecinos, poco escuchados y/o atendidos (por eso extrañó la reacción del intendente ante el resultado electoral adverso). Uno supone qué, ante ello, principalmente, en los barrios, se está ejerciendo una suerte de represalia "¿No nos votaron? 

Ahora embrómense. Ahora bien, puede no prestarse un servicio, en este caso lo que deberían hacer, es descontarlo de las partidas y no cobrárselo al frentista, por que pagar por un servicio que no se presta, también es un acto de corrupción.