La Región

Preocupación

En Indio Rico también cerrarían el CENS

01|03|18 09:30 hs.

Indio Rico también se encuentra en alerta ante la posibilidad del cierre del CENS en esa localidad, de acuerdo a las afirmaciones de Sandra Pandelés, advirtiendo sobre esa posibilidad tal como ocurriera en otros lugares y poniendo como ejemplo la situación de Claromecó. 


La docente del Centro Educativo de Nivel Secundario para adultos indiorricense realizó declaraciones al diario El Orden de Coronel Pringles, advirtiendo que "si te cierran un servicio no lo vuelven a abrir, eso es una realidad porque ya lo vivimos con la escuelita del cruce y que hoy está ocupada por otro organismo", en referencia a la ex Escuela Nº 28 Fragata Sarmiento ubicada sobre la ruta 85 y el acceso a Indio Rico. 

Pandelés comentó que en "diciembre del año pasado la inspectora de Educación de Adultos, Mónica Zweedyk, y el director Mariano Siri, vinieron a notificarnos que se cerraba el primer año", oportunidad que "aseguraron la continuidad de segundo y tercero porque había alumnos que pasaban de primero a segundo". 

No obstante la docente apuntó que pocos días atrás, Zweedyk y Siri volvieron a Indio Rico para "comunicarnos que cerraban segundo año, sin esperar siquiera la nominalidad de ese año porque aparte de los alumnos que pasaron de primero a segundo hay un listado de, aproximadamente, 15 alumnos en total que estarían en condiciones de continuar y empezar en segundo año". 

Asimismo agregó que "primer año, que era el que cerraban en diciembre, no lo cierran y lo trasladan a Pringles", a lo que el diario pringlense apunta que esta situación ha generado mucho desconcierto en toda la comunidad y hasta se podría decir que es algo disparatado teniendo en cuenta que la apertura del CENS fue con "la idea de que la gente que trabaja pueda terminar sus estudios, o que no tiene los recursos para trasladarse a otros lugares pueda hacer a terminar su escuela secundaria en su pueblo", sostuvo Sandra Pandelés. 

Asimismo reflejan que la docente no ocultó su preocupación al momento de decirles a los alumnos que "tienen que viajar a Pringles para continuar estudiando; ¿en qué van a viajar?", se preguntó. 

Esto lo ve muy difícil porque "tienen casi dos horas perdidas de viaje (entre ida y vuelta), además el horario en que se dicta en el CENS en Pringles no es el mismo que en Indio Rico. En definitiva, la gente que trabaja no lo puede hacer", aseguró, y apuntó que la decisión tomada tiene "un mensaje contradictorio con respecto a la propuesta que tienen los CENS de terminalidad de la escuela secundaria. Ya dejó de ser un modelo de escuela secundaria flexible". 

Por lo tanto y ante esta situación, Pandelés alertó que "nos sumamos a los reclamos y movilizaciones que está haciendo Claromecó con su CENS: defendiendo la modalidad de adulto de la escuela secundaria", y resaltó que el de Indio Rico "es una institución que tiene vida propia, funciona de manera autónoma e independiente" ya que "no está anexada a la secundaria de la mañana, y es otro de los motivos por lo cual defendemos el CENS porque costó mucho abrirlo, más aún en una población tan pequeña como la nuestra". 

Remarcó que "estamos defendiendo el derecho que tenemos todos de acceder a la educación, en este caso a una escuela secundaria considerando la importancia que tiene la educación para un país que, al menos quiera crecer y avanzar". 

Se hace mención en la nota que la modalidad de los CENS entró en vigencia en 1995 y a Indio Rico llegó en el año 2012. Cuenta con una planta funcional de 8 profesores, seis alumnos para primer año, que se traladaría a Pringles, 19 para segundo que es el que cerrarían, y nueve para tercero.