La Ciudad

Incertidumbre sobre el futuro del CENS de Claromecó

Hermética

03|03|18 10:07 hs.

El jueves reciente se desarrolló una reunión en el edificio de la Escuela Nº 11, ubicada sobre calle 9, en Claromecó. Allí funciona el Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS 451), más conocido como el secundario de adultos. 


El encuentro fue encabezado por inspectoras jefe del distrito y también de la región, que buscaron reunirse con los inscriptos para comenzar con el cursado del primer ciclo del CENS, institución educativa para la que la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia tendría previsto el cierre de su primer ciclo, aunque permanecerían con su cursado los estudiantes del segundo y el tercer ciclo. 

La reunión del jueves fue hermética. Y lo seguía siendo al menos hasta la noche de ayer. Este diario buscó comunicarse -sin éxito- con la inspectora jefe distrital Andrea Larrieu Lacoste, quien como en la noche del encuentro con los inscriptos convocados en la Escuela Nº 11, prefirió continuar sin hacer declaraciones, a pesar que este diario pudo recoger -de un hilo de voz- un aliento para pelear por la continuidad del servicio. 


Se mantenía hasta anoche el silencio oficial sobre lo ocurrido en la reunión del jueves a la noche en la Escuela Nº 11 de Claromecó


En la oportunidad también estuvieron presentes la inspectora de la modalidad Adultos, Laura Masigogge y la directora del CENS, Andrea Villegas. 

El hermetismo es tal que aquella noche se habría pedido a los futuros alumnos proteger con el silencio el contenido de la reunión que se extendió por un par de horas, y que comenzó a las 20.30 extendiéndose hasta cerca de la medianoche. 

Incluso lo conversado en la ocasión entre funcionarios distritales y regionales de Educación con docentes y los inscriptos, pudo sortear una guardia periodística de tres medios -entre los cuales se encontraba La Voz del Pueblo- a los cuales no se les brindó ningún tipo de información.

De todas maneras la producción fotográfica de este diario logró captar sólo momentos incómodos de quienes se encontraban en el interior de la casa de estudios.

Dudas 
Ciertamente el silencio oficial, que puede entenderse únicamente por un expreso pedido de las máximas autoridades educativas, sólo genera más dudas sobre un servicio educativo que la localidad reclama que continúe abierto y recibiendo a nuevos alumnos. 

El jueves por la noche asistieron entre 20 y 22 inscriptos para el primer ciclo del CENS. Y esta falla en la comunicación tiñe con dudas a las declaraciones que días atrás realizó un funcionario bonaerense al asegurar que "el CENS de Claromecó no se va a cerrar, se van a hacer adecuaciones". 


La inspectora jefe distrital, Andrea Larrieu Lacoste, mira hacia la cámara de LVP


Recordamos que el 23 de febrero pasado el subsecretario de Educación de la Provincia, Sergio Siciliano, afirmó en una entrevista con este diario que la medida adoptada desde la cartera educativa respecto a no abrir el primer año de la Secundaria de Adultos de Claromecó se debió a la información recibida desde el área, desde donde se afirmaba que no había inscriptos para ingresar.

Y una vez trascendido el posible cierre comenzaron a registrarse inscripciones de interesados. La falta de información oficial sólo logra estirar la incertidumbre en días en los que sí se sabe, se experimentan cambios que modificarán el cursado de los estudios para los secundarios de adultos, y el bachillerato para jóvenes menores de edad. 

Incluso no han trascendido novedades sobre cómo será el dictado del Fines, todas ellas propuestas educativas destinadas a contener a un sector que por múltiples circunstancias ha visto interrumpido el desarrollo de sus estudios.