La Ciudad

Mediante una nota en su sitio web

Adepa cuestionó y rechazó los agravios del intendente Sánchez contra el diario

05|04|18 11:21 hs.

Mediante un comunicado publicado en su sitio web, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), rechazó los recientes agravios del intendente Carlos Sánchez contra LA VOZ DEL PUEBLO, en la apertura de las sesiones del Concejo Deliberante, el pasado martes. 

Resaltando que no es la primera vez que desde ese organismo expresan su rechazo hacia los gestos y dichos agraviantes del funcionario público hacia este medio de prensa, manifestaron su preocupación ante tales situaciones, y resaltaron que "el derecho a disentir con el trabajo periodístico no debería confundirse con el ataque personal y la atribución de oscuras intenciones a la prensa crítica del poder político".

El comunicado completo:

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) rechaza la reiteración de manifestaciones hostiles contra el diario La Voz del Pueblo y su directora, Ramona Maciel, por parte del intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, en este caso durante la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, el martes 3 de abril. 

De acuerdo a la información recibida por Adepa, durante su discurso el intendente Sánchez atacó a La Voz del Pueblo tratándolo de “órgano difamador de ciudadanos y funcionarios”. 

Además, personalizó su ataque a la directora del diario, al señalar que el medio “olvidó su historia de seriedad y sobriedad, abandonando su fina pluma, que fue orgullo de los tresarroyenses y la región, y que hoy, bajo la línea editorial marcada claramente por su señora directora, sirven a patrones tan menores como la injuria y la impunidad”. 

No es la primera vez que Adepa cuestiona los dichos de Sánchez. En noviembre de 2016, esta entidad envió una carta al intendente de Tres Arroyos rechazando sus expresiones agraviantes contra La Voz del Pueblo durante una cena del Movimiento Vecinal, partido al que pertenece Sánchez. 

En aquel momento, el intendente aludió a presuntos vínculos con “un sector de la oposición” por parte del medio y dijo que éste había “decidido dejar de hacer periodismo”. 

Ante este nuevo agravio contra La Voz del Pueblo, Adepa reitera una vez más que el derecho a disentir con el trabajo periodístico no debería confundirse con el ataque personal y la atribución de oscuras intenciones a la prensa crítica del poder político.