La Ciudad

Llevará el nombre de Luisa Marino

El Barrio Boca cerca de tener su plaza

30|04|18 09:34 hs.

Por medio de un proyecto presentado este viernes en el Concejo Deliberante, el bloque de concejales del Frente Renovador/1País, propone que el Barrio Boca tenga su plaza, y que lleve el nombre de Luisa Marino. De esta manera se cumplirían dos objetivos que se propuso el concejal de esa bancada, Julio Pity Federico. 


Por un lado generar un espacio de esparcimiento propio para los vecinos de esa barriada, pero también rendirle un homenaje a una mujer que supo ser servicial desde el Centro Educativo Complementario, y que por su labor llegó a ser concejal del vecinalismo. Los familiares de Marino, que perdió la vida en un accidente de tránsito años atrás, vieron con buenos ojos la intención del concejal. 

“Nuestro Barrio Boca no tiene una plaza, es un reclamo de hace mucho tiempo para que los chicos tengan un lugar donde poder disfrutar. Muchas veces tenés que ir a la Plaza del Arbol. Imagínate que esto le permitiría a la gente del Barrio Municipal también poder estar en ésta plaza”, explicó Federico. 

El legislador municipal, que supo cumplir la función de fomentista barrial para este sector de la ciudad, también anhela la aprobación de su propuesta para poder rendirle un homenaje a la mujer que supo conocer mientras asistía al CEC.

“Una guía” 
“Fue una persona que le ha dado muchísimo a este barrio desde el Centro Educativo Complementario. Para mí ha sido una guía en mi vida, como Liliana D’Annunzio que en ese momento ocupaba un cargo directivo y que también estuvo colaborando con este proyecto de ordenanza”, expresó.

Según Federico, “para mí sería muy importante que tenga su nombre porque ella ha hecho muchísimo por nuestro barrio y los pibes. Recuerdo que se llevaba chicos a comer a su casa, o golpeaba la puerta de tu casa para ver por qué no estabas presente en el Centro Complementario. La verdad ha hecho infinidad de cosas”.  

“Crecimiento enorme” 
En declaraciones a La Voz del Pueblo, Pity Federico, indicó que “el barrio ha tenido un crecimiento enorme con las dos manzanas del bicentenario que hoy son todas casas del ProCreAr. Pero la verdad que cuando uno se pone contar entre las avenidas Caseros, Rivadavia, Esteban Echeverría y Ameghino es impresionante el crecimiento que ha tenido nuestro barrio”. 

Si bien aclaró que en la actualidad no reside en Barrio Boca, sí está allí su familia. Es por eso que también comprometió al vecindario en el cuidado del espacio verde de recreación que podría habilitarse, si es que el Concejo Deliberante lo aprueba, y si posteriormente el municipio aporta los fondos para darle vida a la plaza con juegos, bancos, y el mantenimiento que todo paseo público requiere. 

“Para nosotros es un espacio generoso, agradable. No estamos pidiendo una manzana entera, sino tener un lugar donde poder disfrutar en familia, y que lo cuidemos los mismos vecinos”, concluyó.