116 años junto a cada tresarroyense

ST 14. 3°
Despejado

La Ciudad

Vuelven a reclamar el Programa Municipal de Viviendas

San Cayetano y Dorrego construyen viviendas porque “administran mejor”

16|05|18 10:21 hs.

Mientras que en Tres Arroyos se gestiona ante el gobierno bonaerense por las obras pendientes de pago de las viviendas para las familias a las que les fueron usurpadas, las del Plan Federal 2, se reiteró ayer un pedido para poner en marcha un proyecto para crear el programa municipal de viviendas, presentado por Cambiemos hace dos años. 


El planteo lo hizo ayer por la mañana desde ese mismo bloque, el concejal Horacio Espeluse, después de recordar que hubo muchas familias que se vieron afectadas por la usurpación que sufrieron como consecuencia de la “irresponsabilidad y falta de control” de parte del gobierno municipal.

“Si San Cayetano o Dorrego pueden hacer veinte viviendas por año, por qué no lo puede hacer Tres Arroyos con un presupuesto más elevado. ¿Qué tienen ellos que no tenemos nosotros? ¿Una coparticipación más alta? No. Administran mejor”, sentenció el concejal de Cambiemos 


El legislador municipal que aún permanece de licencia pero se encuentra analizando la rendición de cuentas con sus compañeros de bancada, reprochó que “este gobierno recién dio el primer paso después de cinco años en que se estaba peleando la recuperación de viviendas, y no había ninguna respuesta”.

“Se golpea el pecho” 
Con vehemencia incluso consideró que “tanto que se golpea el pecho el vecinalismo por su administración ordenada, debería tener su programa municipal de viviendas para no estar dependiendo siempre de la política nacional como fue su costumbre en todos estos años”. 

Según Espeluse es consecuencia de ese comportamiento político que la administración del intendente Carlos Sánchez “dejó de cuidar el recurso genuino, o se generó un elevado gasto en el municipio, que no dejó margen ni para hacer una vivienda”. 


Horacio Espeluse, concejal de Cambiemos


El también referente del ámbito asegurador señaló que el proyecto de Cambiemos para crear el programa de viviendas fue resistido desde el municipio con el argumento de “la falta de fondos, o de cómo obtener los recursos, lo cual depende de una decisión política”. 

Y en contrapartida señaló que ha visto en el actual análisis de la rendición de cuentas “cómo se subejecuta el presupuesto participativo”.  

Tomar buenos ejemplos 
De hecho Espeluse le sugiere a la administración del vecinalismo que “debería tratar de buscar en las distintas áreas cómo achicar ciertos gastos que quizá se pueden evitar o dar mayor prioridad a las viviendas, y de a poco poder iniciar un programa”. 

Incluso llamó a tomar como ejemplo a municipios vecinos que han podido hacerlo. “Fueron agregando presupuesto durante los años y fueron recuperando los pagos de los ejercicios anteriores y han ido conformando un fondo que hoy les permite completar más viviendas por año y no resulta tan insólito”, resaltó. 

Y en este sentido agregó que “si San Cayetano o Dorrego pueden hacer veinte viviendas por año, por qué no lo pueden hacer Tres Arroyos con un presupuesto más elevado. ¿Qué tienen ellos que no tenemos nosotros? ¿Una coparticipación más alta? No. Administran mejor”, sentenció. 

“Se reúnen -como resulta lógico- para hacer análisis de la gestión, pero lo que no resulta muy lógico y no es la primera vez que se reclama es que en ese día no se reprogramen los turnos y no se avise con antelación a todas las personas que acordaron concurrir a las salas ese día”, dijo Espeluse 


CAPS sin atención 
A todo esto el concejal de Cambiemos contó a este diario que producto de una actividad de capacitación, los Centros de Atención Primaria de Salud ayer estuvieron cerradas, pero con tunos dados. “Hay una desorganización de parte de hospital en la programación de actividades y esta vez tiene que ver con los ateneos que se hacen mensualmente. Se reúnen -como resulta lógico- para hacer análisis de la gestión, pero lo que no resulta muy lógico y no es la primera vez que se reclama es que en ese día no se reprogramen los turnos y no se avise con antelación a todas las personas que acordaron concurrir a las salas ese día”. 

El de ayer, según contó, fue un reclamo generalizado que no resulta ser aislado sino que es repetido. “Es un disparate porque los turnos no son de un día para el otro, son programados con antelación y esto perjudica al vecino que viene esperando su turno hace días”, tiró. Contó además que pudo hablar con otros concejales que en algún momento vieron lo mismo, y que hicieron los mismos planteos. 

Y hasta “hay vecinos planteando una junta de firmas para reclamar sobre este tema. Parece un hecho que no corresponde a lo económico ni a ninguna situación de otra índole que no se simplemente una organización del esquema de trabajo es insólito”, remató.