Deportes

HANDBALL. JORNADA INOLVIDABLE PARA DIEGO SIMONET

El “Chino”, campeón de Champions y MVP

28|05|18 19:09 hs.

El argentino Diego Simonet comandó al Montpellier de Francia a la victoria por 32-26 sobre Nantes, por lo cual recibió el premio MVP al mejor jugador de la final de la Liga de Campeones de Europa de handball, que se llevó a cabo en el Lanxess Arena de Colonia, Alemania. 


Además de ser el cerebro y el talento del equipo campeón, el argentino fue el máximo anotador del partido decisivo con 6 tantos. El “Chino”, que ya había hecho historia al convertirse en el primer “albiceleste” en jugar la final de la Champions League, escribió su nombre en las páginas doradas del deporte nacional al conquistar el título del torneo más importante del mundo del balonmano. 

A pesar de no haber disputado un gran partido, Simonet había sido determinante en el cotejo de semifinales ante el Vardar macedonio, que defendía el título, cuando marcó el gol del pase a la final a falta de 20 segundos. 

El encuentro de ayer entre dos equipos que se conocen demasiado por disputar la Liga de Francia, donde Montpellier marcha segundo y Nantes tercero, tuvo emociones y muchos vaivenes en el marcador, lo cual recién permitió vislumbrar un ganador en los dos minutos finales. 

En los últimos momentos, cuando cada pelota valía el título, Montpellier mostró sangre fría y mayores variantes para defender y lastimar de contra, con la consecuente ventaja en el marcador que se fue estirando. 

En esos minutos decisivos, Simonet convirtió tres goles importantísimos para que su equipo se acerque a la coronación, desatando la alegría en su papá Luis, su mamá Alicia y su novia, quien está embarazada y le va a dar su primer hijo, presentes en el estadio. 

Pero el “Chino” no solo fue clave en la final, sino que también en el camino hacia Colonia, en el cual “Mompe” consiguió resultados sorprendentes y tuvo que atravesar pasajes agridulces como enfrentar y eliminar al Ademar León español, donde residen sus compañeros de selección Sebastián Simonet (su hermano), Gonzalo Carou y Federico Vieyra. 

Asimismo, el jugador surgido en SAG Villa Ballester fue el autor de la conquista que permitió al conjunto francés eliminar en los octavos de final al poderoso Barcelona, quien era uno de los máximos candidatos al título, y luego tuvo un gran aporte ante el Flensburg alemán en cuartos de final. 

Luego del encuentro, los fanáticos -mediante la aplicación oficial del torneo- reconocieron el gran partido del argentino y lo eligieron como el MVP, con lo cual ratificó ser el mejor jugador de la historia del handball nacional. “No lo puedo creer. Mi historia es como la de otros argentinos que nos fuimos del país al exterior para competir y mejorar”, comentó el jugador a DeporTV. 

Ahora no habrá descanso para el talentoso central “albiceleste”, que en las próximas horas se sumará al plantel de “Los Gladiadores”, que lo estuvieron alentando desde la concentración en Salta, directamente en Cochabamba para los Juegos Odesur 2018. (Diario Extra).