La Ciudad

Instituto de la Vivienda

Habrá un anticipo financiero para la primera etapa del plan de 35 viviendas

31|05|18 10:25 hs.

El subadministrador general del Instituto de la Vivienda, licenciado Manuel Tamboreana, confirmó a LA VOZ DEL PUEBLO que está en marcha el anticipo financiero para que se comience la construcción de la primera etapa del convenio por las 35 viviendas. 


También se refirió al acuerdo para la redeterminación de precios de la construcción de 21 viviendas y de la reactivación de obras paradas “hace años” que planificó la gobernadora María Eugenia Vidal. Calificó como un logro para Tres Arroyos el convenio para la construcción de 35 viviendas en dos etapas, una primera que culminará este año de 15 casas, y otra planificada para el 2019 de otras 20 más. 

Se refirió en esos términos a la posibilidad de realizar nuevos módulos habitacionales, puesto que la política de la provincia para este año es culminar las 16.000 casas cuya construcción estuvo parada.

La reunión 
Del encuentro en el Instituto de la Vivienda participaron el administrador general, doctor Ismael Passaglia; el subadministrador, licenciado Manuel Tamboreana; el intendente Carlos Sánchez; el jefe de Gabinete, Hugo Fernández; y el secretario de Obras Públicas, Mario Izurieta. Tamboreana explicó a LA VOZ DEL PUEBLO que los funcionarios municipales manifestaron que la prioridad eran viviendas para 32 familias -las que padecieron usurpaciones en el año 2010- en forma urgente, por lo que desde la Provincia se tomó la decisión de actualizar los montos del convenio de las 21 viviendas.

“Se hará una readecuación de precios”, afirmó el subadministrador. “El convenio de la construcción de otras 35 casas se hará en dos etapas, 15 al inicio y 20 posteriores, está en marcha el proyecto y por salir el anticipo financiero de este último”, indicó Tamboreana.

La actualización de precios de las 21 viviendas se llevará a cabo porque se trata de un convenio más atrasado. El subadministrador dijo que “fue un tema de restricción presupuestaria por eso ahora se analizan los convenios, cuáles se pueden otorgar, si las causas de los atrasos están justificadas”. 

Además agregó que “ya se envió al área de redeterminación para actualizar el saldo del convenio de las 21 casas”. En referencia al otro convenio que el municipio reclamó, el funcionario del Instituto de la Vivienda explicó que las 35 viviendas comenzarán con el anticipo y afirmó que en caso que los valores licitados queden muy atrasados se hará un estudio del ajuste correspondiente.

“Sacamos el anticipo porque lo más importante es que empiece la obra y se reactive, y para la segunda etapa se pensará la modalidad”, determinó. La idea es que se solucione la urgencia de las 32 familias que se quedaron sin casas porque fueron usurpadas. 

Para ello, se entiende que es fundamental la terminación de las 21 viviendas y parte de las 15 del nuevo convenio, con lo cual la necesidad quedaría cubierta. En cuanto a los tiempos que insumirá la culminación de ambos proyectos, el funcionario provincial dijo que pretenden que se terminen a fin de año y que las 20 viviendas restantes se puedan concluir el próximo. 

Del sistema industrializado que se eligió para las construcciones dijo que se encuentra aprobado por los organismos correspondientes, pero no se descarta que para la segunda etapa de construcción del plan de 35 viviendas se puedan hacer de manera tradicional.    

Déficit habitacional 
El subadministrador Tamboreana le dijo a este diario que la provincia tiene un déficit habitacional y 16.000 viviendas paralizadas. “La gobernadora María Eugenia Vidal quiere destinar recursos a estas obras para reactivarlas, las que ya están empezadas y no tanto a obras nuevas”, indicó. 

En este sentido, destacó que es un logro para Tres Arroyos poder contar con unas 35 viviendas nuevas, “porque lo que queremos es mantener los compromisos asumidos y tratar de respetarlo por eso la idea fue repartirlo en dos etapas para poder cumplir”, mencionó. 

Igualmente amplió que hay un universo de viviendas paralizadas desde hace muchos años y otras que fueron planes federales que la Nación traspasó a la Provincia. “Nos hicimos cargo, pero hay que ver cuáles son viables para reactivarlas, o cuáles para hacer lotes con servicio, es un trabajo de campo largo, pero estamos teniendo un diagnóstico preciso”, señaló.

En cuanto a la relación con los municipios, Tamboreana explicó que están trabajando con los intendentes para bajar el déficit habitacional de la mejor forma, mediante “lotes con servicios o buscando la forma de que los recursos que se invirtieron en ese momento sean aprovechables”, concluyó.