La Ciudad

En beneficio de escuelas locales

Proponen un acuerdo para que el Polideportivo no se coma el Fondo Educativo

18|06|18 09:22 hs.

Días atrás ingresó a la comisión municipal de Legislación un proyecto de ordenanza para que el municipio firme una carta acuerdo con el gobierno bonaerense con el objetivo de determinar las obras prioritarias en las escuelas del distrito para ejecutar con el Fondo de Financiamiento Educativo, que hoy se destina en gran medida a pagar la construcción del Poliderpotivo, sueldos, asistencias técnicas y transporte. 


Ese acuerdo que ya firmaron voluntariamente 120 municipios bonaerenses, aún podría ser firmado en Tres Arroyos –de igual modo- por el intendente Carlos Sánchez, María José Adobatto en calidad de presidente del Consejo Escolar y el director provincial de la Dirección General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny. 

De lo contrario quedará la democrática alternativa del voto en el Concejo Deliberante, a partir del proyecto presentado en nuestra ciudad por el bloque de concejales de Cambiemos.

“El día que llueve mucho se les filtra agua por arriba y se le llueve por toda la escalera. Estuvimos viendo el patio y tiene las persianas rotas, les falta pintura”, enumeró la concejala de Cambiemos a las necesidades de la Escuela Nº3.


Acuerdo de prioridades 
“En el acuerdo se dejan sentadas cuales son las prioridades de las diferentes escuelas en las cuales se va a invertir el Fondo de Financiamiento Educativo, que debería ser por el 40 por ciento del total que el municipio recibe cada año por ese concepto, para destinarlos exclusivamente a obras de infraestructura”, contó a La Voz del Pueblo la concejala de Cambiemos, Daiana De Grazia. 


Daiana De Grazia, concejala de Cambiemos


Al mismo tiempo recalcó que también sirve para que “la gente sepa cuánto –y cuándo- le va a tocar a su escuela. Esa es la idea”, recalcó. Manifestó además a este diario que “como todavía está a las vueltas que se firme en forma voluntaria, lo presentamos como proyecto de ordenanza. Hay que ver los demás bloques lo que opinan”, comentó en tono de pregunta. 

Sobre todo, aclaró De Grazia, la firma de la carta acuerdo “es para darle mayor transparencia y más conocimiento a la sociedad sobre en qué se va a invertir el Fondo de Financiamiento Educativo, que en la actualidad -su gran mayoría- se lo lleva el Polideportivo”.   

El 46 no lo considera 
Una vez firmado el acuerdo –o aprobado por poder legislativo tresarroyense- el municipio deberá ver de dónde saca el dinero para continuar con la varias veces millonaria obra del polideportivo, considerando que ésta obra no estaría contemplada como una necesidad de infraestructura para el Estado bonaerense.


El intendente Carlos Sánchez, acompañado por los autores del proyecto, los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo. La obra se proyectó para finales de 2019, principios de 2020.


“Al polideportivo la Provincia no lo tiene considerado como infreastructura escolar, y queda expresado en una resolución que se firmó el año pasado. En el artículo Nº46 del presupuesto financiero se detalla que es infraestructura escolar”. 

Necesidades tapadas 
De Grazia resalta como un aspecto positivo que “deje de irse ese 40 por ciento de infraestructura al Polideportivo, de acá a cualquier intendente que venga”. 

Explicó –por ejemplo- que pudo estar durante la semana pasada en la escuela Nº3. “Es un desastre, el día que llueve mucho se les filtra agua por arriba y se le llueve por toda la escalera como una catarata. Estuvimos viendo el patio y tiene las persianas rotas, les falta pintura”, enumeró la concejal de Cambiemos. 

Objetivos generales 
La carta acuerdo que si no firma el intendente Sánchez, podría salir aprobada por el Concejo Deliberante, destaca que las partes actuarán “en el entendimiento que la educación es la herramienta primordial para el desarrollo de la sociedad y que, para que el proceso educativo se concrete es imprescindible que el mismo se ejecute en condiciones de infraestructura óptimas”. 

Y en este marco se comprometen a cumplir con cinco objetivos generales, como “mejorar el desempeño escolar de los alumnos; incrementar las tasas de terminalidad educativa y reducir la deserción escolar; favorecer una mejor inserción laboral de los jóvenes y adultos; mitigar la emergencia en infraestructura escolar; y optimizar los sistemas de gestión y estadísticas”.  

“Es para darle mayor transparencia y más conocimiento a la sociedad sobre en qué se va a invertir el Fondo de Financiamiento Educativo, que en la actualidad -su gran mayoría- se lo lleva el Polideportivo”, advirtió De Grazia.


La resolución 
Serán consideradas obras de infraestructura escolar las “de ‘refacción’ de los edificios donde se realice la prestación de un servicio educativo formal, que comprende: cambios de cubiertas, instalaciones de agua, electricidad, gas y cloacas; aislaciones cubiertas, pintura general, refacción de sanitarios completos o parciales; compra e instalación de aires acondicionados en todo el establecimiento al igual que calefactores y calderas; arreglos de veredas y realización de cordón cuneta, mejorado, alcantarillas, rampas, asfalto en la cuadra de establecimientos educativos o bien en los accesos inmediatos al mismo; elementos de seguridad e higiene en los establecimientos de acuerdo a las normativas vigentes, como reacondicionamiento del edificio para el cumplimiento de las mismas”. 


“Al polideportivo la Provincia no lo tiene considerado como infreastructura escolar, y queda expresado en una resolución que se firmó el año pasado”, dijo De Grazia a La Voz del Pueblo.


En tanto, respecto a las obras nuevas que comprenderán nuevos edificios o espacios educativos, la resolución menciona –entre otros puntos- que “los municipios podrán realizar las obras que se incorporen en la carta acuerdo que figura como anexo I, previa incorporación de la documentación necesaria para la habilitación de la obra por parte de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE)”. 

“Cuando se trate de obras nuevas los legajos técnicos realizados en los municipios serán evaluados, registrados y autorizados por la DPIE quien podrá cambiar modificar o rechazar las mismas basándose en necesidades educativas y técnicas constructivas”. 

“Las obras no consignadas en las cartas acuerdo deberán ser solicitadas al director provincial de infraestructura escolar, quien autorizará la ejecución expresamente. Posteriormente se procederá como cualquier obra de tratamiento normal”.