La Ciudad

En respuesta a Laura Aprile

Para Garate, se desconocen aspectos centrales del sistema educativo

28|06|18 16:13 hs.

El diputado provincial de 1 País, Pablo Garate recogió el guante después de las declaraciones públicas formuladas por la diputada de Cambiemos, Laura Aprile, sobre la nueva resolución ministerial que rige el funcionamiento de los equipos de Orientación Escolar de la provincia de Buenos Aires. 

Garate señaló que Aprile desconoce aspectos centrales y claves del funcionamiento del sistema educativo. En este sentido se refirió a los asuntos que tienen que ver con la realidad de las escuelas. “Un recorrido profesional, no sólo para la foto de las instituciones educativas, le mostraría que los equipos están sobrepasados de problemáticas, constituidos en forma incompleta, o ausentes. En algunas instituciones, pocas, por cierto, hay más de uno, pero obedece a la cantidad de estudiantes”, expresó el diputado. 

Destacó además las funciones de los equipos de Orientación de los que dijo que forman parte de las instituciones educativas de todos los niveles, modalidades, incluidos los Centro Educativos Complementarios y que se ocupan de la atención, orientación y acompañamiento de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con el propósito de contribuir a la inclusión educativa y social a través del aprendizaje. 

“Anteriormente eran conocidos como gabinetes y están integrados por profesionales y asistentes sociales. Los EOE en general están conformados por psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogos, fonoaudiólogos y maestros recuperadores”, comentó Garate. 

Nuevo contexto social 
De las nuevas conformaciones familiares y del mundo del trabajo, Garate le recordó a su par de Cambiemos en la legislatura, que los cambios en las formas de comunicación y sociabilidad, los nuevos entornos educativos (es decir, los lugares desde donde se aprende) hacen necesario el incremento y preparación de profesionales para atender está variedad y multiplicidad de circunstancias.

“Debería conocer la dimensión de la crisis social del país: más de 30% de pobreza, sin incluir la indigencia, la deserción y repitencia en las escuelas. Situaciones estás últimas que se potencian por falta de oportunidades y equidad”. 

El diputado tomó el último concepto del que dijo “es un término que le gusta utilizar, pero que no cumple al apoyar políticas a todas luces inequitativas. En estos contextos, las funciones de los equipos de Orientación son cruciales”. La educación nos interesa. No es un tema más, es la base del resto de las políticas”, enfatizó el legislador.  

Descuidar su información 
Garate también advirtió a su par en la Cámara de Diputados que no debería, por la naturaleza de su mandato, descuidar su información sobre la coyuntura de las escuelas del distrito. De este tema dijo que Aprile participó de la reunión que el director de Gestión Privada provincial tuvo con directivos de gestión privada local- hace unos diez días- afectados por resoluciones que no tuvieron en cuenta la diversidad de situaciones y que fueron tomadas a mitad del ciclo lectivo”. 

De esa reunión Garate destacó que el funcionario presente reconoció que se decidieron acciones contemplando la realidad del Conurbano, no la de nuestro distrito o la región. “Si eso no es improvisación y desconocimiento o planificación ausente, podría ser algo más complejo como la ausencia de una idea de política educativa consistente”, dijo en clara referencia a la crítica que Aprile hizo en la entrevista con este diario respecto a la acusación de la oposición en estos temas. 

Asimismo Garate mencionó el cierre de cursos, de escuelas rurales, la situación del transporte escolar, las situaciones con la infraestructura de las escuelas y la pérdida de trabajo de muchos docentes de nuestro distrito. “Los conceptos de reubicación, redistribución y reasignación, sin una idea educativa detrás, que piense un sistema a 20 años, flexible y moderno, son un simple hacer dentro de una política general de ajuste”, apuntó. 

Irónicamente 
Igualmente reconoció que mejoró la provisión de los comedores escolares, “al menos localmente”, pero ironizó acerca de la falta de conocimiento de la legisladora sobre las políticas que defiende -según el diputado con vehemencia- por lo que las escuelas se llenan cada vez más de niños y niñas para comer y “de ese modo, con el estómago algo lleno, disponerse a aprender en edificios como mala infraestructura y con maestros que día a día ven disminuir el poder adquisitivo de sus sueldos”, señaló. 

Y afirmó que “las escuelas son para aprender y brindar oportunidades de elegir una vocación individual y un proyecto colectivo más general, Algo tan sencillo, que cuesta creer que haya que repetirlo. ‘Haciendo lo que hay que hacer’, parece ser el argumento publicista de una política que perjudica a los que menos tienen”. 

La República y la crítica 
Finalmente se refirió al derecho a cuestionar, y dijo que esa acción en todas sus manifestaciones democráticas, es parte de la esencia de la República. Y consideró que sin ella no hay sistema. 

“Asociar la crítica al miedo -en relación a los dichos de Aprile- obedece a dos actitudes que bajan la calidad del debate: ausencia de argumentos o un desprecio a las ideas ajenas. Imaginamos que, con la responsabilidad que ocupa, la diputada no debería esgrimir ninguna de las dos actitudes. Creemos que la educación debe ser el eje de la discusión hacia el futuro. Es lo que hacemos desde la Comisión de Educación de la Legislatura día a día. Escuchando docentes, conversando con directivos, visitando escuelas, elevando proyectos de ley, interiorizándonos de la realidad. Conocer, debatir y consensuar, son y seguirán siendo nuestros ejes de trabajo”, resaltó Garate.