Carta de Lectores

Escribe Mario Luis Pola

¿La investigación en el Concejo podrá refutar la frase de Perón?

29|06|18 12:25 hs.

Señora directora: 


Alguna vez el General Perón, que de política y de políticos algo sabía, manifestó algo así como que “si se quiere que alguna acción no prospere, formen una comisión”. 

Más allá de la habitual genial ironía del General, el ciudadano común espera que cuando la situación amerita, y por más que se haya conformado la dichosa “comisión para que nada prospere”, los políticos que la conforman traten en lo posible de desmentir ese concepto. 

En setiembre del año pasado nos enterábamos por las páginas de LA VOZ DEL PUEBLO que dentro del Concejo Deliberante local se había formado y comenzaba a funcionar una comisión investigadora cuyos integrantes buscarían información sobre presuntas irregularidades denunciadas por el Consorcio Pavimentador de Tres Arroyos en una licitación realizada por el municipio local. La iniciativa de tal acción fue presentada por el Bloque del Frente Renovador, y fogoneada muy especialmente por el presidente de dicha bancada, el concejal Matías Fhurer. La misma aprobada por unanimidad de los restantes representantes legislativos. 

La composición de dicha comisión fue integrada por los concejales Fhurer, Espeluse, Garrido y De Benedetto (quien en ese entonces todavía no había terminado su mandato). 

En un primer momento, se podía observar que el concejal Fhurer se mostraba muy activo en cuanto a las sospechas de las irregularidades planteadas por la empresa supuestamente perjudicada, declarando que "hubo una licitación que el Consorcio había ganado pero que luego se dio de baja arbitrariamente", además de dejar en claro que "también estamos muy preocupados desde el bloque por la toma arbitraria de los terrenos del Parque Industrial" tema éste último relacionado con la anulación por parte del municipio del otorgamiento de terrenos del Parque Industrial al Consorcio Pavimentador. 

Si bien este tipo de comisiones tienen plazos máximos para obtener conclusiones y comunicarlas a la población, todavía en enero de 2018 nada se había concretado, salvo una sola reunión que el concejal Garrido catalogó como “súper formal”. 

A su vez, el concejal Espeluse justificó la falta de conclusiones en el trabajo que en ese momento insumió el estudio del Presupuesto para el año en curso. Pasado dicho trámite, pasado también el necesario período de vacaciones que normalmente se produce en los meses veraniegos, hoy nos encontramos entrando en el siempre promisorio “segundo semestre” sin que los pobladores tengamos en claro si hubieron o no irregularidades en la licitación de marras. 

En definitiva, no sabemos si la frase del General Perón goza de infalibilidad o los señores concejales la podrán refutar. Para ello barrunto que deberán adoptar otra famosa frase, la del madrileño José Ortega y Gasset: Argentinos, a las cosas… 

Mario L. Pola