Policiales

Internado en terapia intensiva en Mar del Plata

Investigan el origen de las graves lesiones sufridas por un bebé

30|07|18 09:27 hs.

Un bebé tresarroyense de 10 meses se encuentra peleando por su vida en una sala de cuidados intensivos del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, como consecuencia de la existencia de presuntos maltratos por los que, al mismo tiempo, se le dictó al padrastro una restricción de acercamiento a la criatura y la prohibición de abandonar su lugar de alojamiento.


Se trata de un nene que, en la noche del pasado martes, fue trasladado por sus familiares a la clínica Hispano y, de manera posterior, al Hospital Pirovano. 

Desde el centro de salud local, luego de practicarle una tomografía en la que se le detectó un coágulo producto de un golpe, a su vez, provocado por una presunta “sacudida”, se decidió que sea internado en Mar del Plata. Una vez en esa ciudad, los profesionales médicos locales hallaron más elementos que determinaron la necesidad de conocer el origen de las lesiones y, junto con la familia, radicaron la correspondiente denuncia en la Comisaría de la Mujer. 

Tras eso, la Justicia marplatense dictó una restricción de acercamiento sobre su padrastro a quien, además, se le habría prohibido abandonar el hotel donde se encontraba alojado junto con la madre del nene. Según informó la abuela del bebé, Claudia Rodríguez Sabatini, a LA VOZ DEL PUEBLO, todo comenzó en la noche del martes, cuando el padrastro de su nieto llamó a su hija para informarle que al nene le costaba respirar. 

El hombre, un verdulero de 27 años que había reconstruído un vínculo de pareja con la madre del nene desde hace poco más de un año, se había quedado a cargo de la criatura, como todas las noches, tras el turno de la niñera. Es que la madre del nene trabaja en un geriátrico desde las 21.30 y, a esa hora, la niñera lo cuida hasta la llegada del hombre, entre las 22.30 y las 23.

De acuerdo al relato de la abuela, alrededor de las 23.30, éste llamó a su hija para informarle que el nene “estaba descompuesto o que no podía respirar bien”.

Las lesiones 
Según indicó la abuela del bebé, su nieto se encuentra internado en terapia intensiva como consecuencia de las graves lesiones sufridas en la noche del martes, “mi nieto tiene desprendimiento de retina, un coágulo en la cabeza. Neurológicamente, usted se cae desmayado si ve el resultado de la tomografía”, afirmó. 

Previamente, una tomografía realizada en el Hospital Pirovano, el doctor Gabriel Guerra informó a este diario que le habían detectado lesiones compatibles con las del “Síndrome del niño sacudido”. “dentro de las posibles causas de las lesiones intracraneales halladas, se encuentra el "síndrome de niño sacudido”, informó al respecto el doctor Guerra, quien preparó a la criatura para su traslado a Mar del Plata, luego de disponer su estabilización en el área de pediatría del Hospital Pirovano. 

Al respecto, la abuela del bebé recordó detalles muy duros de la noche del martes, “el nene estaba muy grave cuando llegamos al hospital Pirovano. Tenía un coágulo y ya se preguntaban si el nene se había caído o si le había pasado algo. Lo tuvieron que intubar, todo fue excelente y por eso quiero agradecer a los médicos de acá. Por ese trabajo, llega vivo a Mar del Plata y, con otros aparatos, constataron que sangraba desde atrás del ojo porque tenía desprendimiento de retina. Eso ocurrió después que un animal lo sacudió y hasta le dejó los dos dedos marcados en el pecho, como si lo hubiera hecho fuerte o con bronca”.  

Denuncia y restricción
Los estudios complementarios realizados en Mar del Plata sumaron elementos a las primeras observaciones realizadas en nuestra ciudad. 

Fue así como los médicos del Hospital Materno Infantil y los familiares del niño radicaron sus respectivas denuncias en la Comisaria de la Mujer marplatense, desde donde se dio intervención a la Justicia y ésta dispuso sobre el padrastro una restricción de acercamiento y la imposibilidad de moverse del hotel donde se hallaba alojado con la madre del niño. “queremos saber qué es lo que le pasó al nene. Si mi hija sale de su casa a trabajar a las nueve y media de la noche y deja a la criatura en perfectas condiciones, una criatura sana, que anda en andador, y a las 23.30 aproximadamente, (el padrastro) la llama por teléfono para decirle que el nene estaba descompuesto o que no podía respirar bien. Cuando mi otra hija y mi yerno fueron al lugar, se encontraron con que el bebé estaba prácticamente muerto. Esto no fue un accidente”, comentó en el cierre del contacto con este diario.