La Ciudad

Maltrato infantil

Por qué no fue denunciado en Tres Arroyos el caso de Felipe

05|08|18 09:32 hs.

Mientras el bebé tresarroyense de 10 meses con signos de maltrato infantil continúa en un delicado estado de salud en un hospital de Mar del Plata, desde el ámbito local surgen aclaraciones acerca de las razones por las que los trabajos social y judicial se iniciaron en esa ciudad y no en Tres Arroyos, donde fue detectado el caso el pasado martes 24 de julio por la noche. 


Al respecto, las críticas que afectaron a médicos y psicólogos de nuestro medio, surgieron de parte de la fiscal Andrea Gómez, titular de la UFI Nª4 del Departamento Judicial de Mar del Plata y encargada de las primeras actuaciones en el marco de la causa penal surgida tras la denuncia penal radicada por los profesionales médicos del Hospital Materno Infantil. 

En una entrevista con LA VOZ DEL PUEBLO, la funcionaria marplatense criticó esa situación y hecho de que el caso no fue denunciado tras la primera observación médica realizada en Tres Arroyos. Es que, esas circunstancias y las demoras que acarrea girar las actuaciones a nuestra ciudad, podría generar, entre otras cosas, demoras en el trabajo del Ministerio Público Fiscal. 

Según la investigadora para la que Felipe habría sufrido una “tentativa de homicidio”, “nos llamó la atención que un chico trasladado (desde Tres Arroyos) con esa situación médica haya llegado (a Mar del Plata) sin ninguna actuación judicial y o policial realizada”, comentó. 

Su observación generó malestar entre los médicos que atendieron a Felipe en situación de emergencia, como así también a los miembros del Servicio de Promoción y Protección de los Derechos del Niño que, off the record, ya habían acusado el golpe apenas conocida la noticia, aunque sin hacerlo público hasta después de un contacto con el doctor Gabriel Guerra, titular del área pediátrica del Hospital Pirovano.

Precaución y certeza 
En ese sentido, el primero en responder a los cuestionamientos surgidos de las declaraciones de la fiscal fue el propio doctor Gabriel Guerra, quien en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO indicó que, antes de realizar una denuncia por maltrato infantil “hay que tener mucha precaución y certeza para hacerlo”. 

“No se hizo ninguna denuncia porque era un chico que entró grave con un traumatismo de cráneo y se lo derivó. Se debe tener mucha certeza, en Mar del Plata pudieron hacerlo”, indicó. “Obviamente que nosotros, desde el Servicio de Pediatria, no hacemos la denuncia al Servicio de Promoción y Protección de los Derechos del Niño hasta que no exista una situación probable o sospechosa de que pueda haber una agresión”, agregó, antes de remarcar que se transmitió la novedad al Servicio de Trabajo Social del Hospital, “que es el que se encarga, una vez recolectados los datos, de hacer la presentación junto con nosotros”. 

Tal como expresó Guerra a LA VOZ DEL PUEBLO mientras se refería a este episodio, la gravedad del estado de salud de Felipe, su inconciencia, hicieron que prevalezca el cuidado sobre la realización de actuaciones administrativas que iban a camino a tener lugar en Mar del Plata. “Yo no puedo hacer una presentación sobre un chico que ingresó, lo estoy llevando en ambulancia y no sé qué es lo que pasa. Ni siquiera tuve la posibilidad de hacer un interrogatorio real con la familia, porque estaba reanimando a un chico”, explicó. 

Una vez en Mar del Plata, y tras el resultado de los primeros estudios, fueron las autoridades médicas del Hospital Materno Infantil quienes impulsaron la denuncia penal. Guerra puntualizó que “cuando encuentran que (Felipe) tiene lesiones en la retina, que pueden ser producto de una sacudida, me comunican a mí que ellos van a hacer la denuncia”. “Ese día, previamente se transmite este diagnóstico al Servicio de Trabajo Social”, detalló el médico.  

La posición del Servicio 
Por su parte, Fernanda Alvarado, una de las licenciadas integrantes del Servicio de Promoción y Protección de los Derechos del Niño en Tres Arroyos, adelantó que el instituto va a intervenir cuando el nene esté nuevamente en Tres Arroyos y haya una notificación oficial. 

“Nosotros trabajamos como siempre. Nos pusimos en contacto con la trabajadora social de Mar del Plata y estamos a la expectativa del progreso de salud de este chiquito que, ojalá se ponga muy bien y se lo pueda traer a Tres Arroyos”, indicó. 

De acuerdo a lo observado en los últimos días por los miembros del órgano al que pertenece, tras la ausencia de denuncia y las supuestas razones al respecto, después de tomar contacto con el doctor Guerra, Alvarado coincidió con el pediatra y señaló que, “entiendo que el Hospital no hace ninguna presentación porque considera que no tiene elementos para hacerla. La pueden determinar en Mar del Plata porque tienen más herramientas. La denuncia se hace frente a la presunción”. 

Y, más adelante, remarcó la necesidad de que exista una actividad judicial previa en el ámbito de su jurisdicción para que intervenga el Servicio de Promoción y Protección de los Derechos del Niño. “El Servicio no va a intervenir en el ámbito penal, pero tiene que asegurarse las mejores condiciones para el nene. Hay que evaluar quién va a ser el responsable de cuidarlo para que, en el caso que se considere, se pueda tomar una medida de abrigo”, concluyó.