La Ciudad

Maltrato infantil en Tres Arroyos

Inminente traslado de Felipe a una sala del hospital Pirovano

08|08|18 09:42 hs.

Felipe continuará su recuperación en Tres Arroyos. Así se lo adelantó anoche el doctor Gabriel Guerra, director del área de pediatría a LA VOZ DEL PUEBLO, luego de informar además que el bebé de 10 meses continuaba “estable” en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. 


El facultativo que, oportunamente, tomó la decisión de trasladar al nene a la ciudad ubicada a 283 kilómetros de Tres Arroyos a raíz de la gravedad de las lesiones detectadas tras una tomografía computada practicada en centro de salud local después de la primera derivación desde la clínica Hispano, dijo que el nene presenta un “severo daño neurológico”. 

Al respecto, el doctor Guerra también adelantó que se está organizando la realización de un viaje para su traslado a Tres Arroyos, “estamos preparándonos para ir a buscarlo y traerlo en las próximas horas”. 


Gabriel Guerra. Jefe de pediatría del Hospital Pirovano


Después de pasar la etapa más crítica de la situación, la idea de los profesionales es “esperar la máxima recuperación, establecer un plan de nutrición integral y comenzar con un tratamiento de estimulación. Todo en contacto permanente con el área de neurología del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata”, explicó Guerra a este diario.

Lopazzo será el fiscal 
Por otra parte, en las últimas horas también se supo de manera oficial que la causa por “maltrato infantil” iniciada días pasados en Mar del Plata, luego de las lesiones constatadas en el cuerpo de Felipe por los médicos del Hospital Materno Infantil de aquella ciudad, será instruída en Tres Arroyos por el fiscal Gabriel Lopazzo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°16. 


Gabriel Lopazzo. El fiscal de la UFI N°16 tendrá a su cargo la investigación del maltrato infantil sufrido por Felipe


El inicio de la tareas fue confirmado a LA VOZ DEL PUEBLO por el propio fiscal, quien indicó además que todavía no tomó contacto con las actuaciones y estima que, en los próximos días, tendrá desarrollado un plan de trabajo. Es que, según se indicó, después que la titular del Juzgado de Garantías N°3 de Mar del Plata, la doctora Rosa Fende, se excusó de actuar, giró las primeras medidas realizadas por la doctora Andrea Gómez, de la UFIyJ N°4 marplatense a Bahía Blanca y, esa circunstancia, habría demorado el inicio de actuaciones en nuestra ciudad. 

“Sé que la causa me toca seguirla a mí por el momento en que se detectó el hecho y había sido en mi turno”, dijo Lopazzo a LA VOZ DEL PUEBLO cuando confirmó que ahora será el nuevo titular de la investigación.   

El hecho 
Felipe es un bebé de 10 meses que, la noche del martes 24 de julio, fue dejado por su madre al cuidado de una niñera antes de irse a trabajar a un geriátrico local.

Según informó a este diario la primera fiscal que intervino después de la denuncia radicada por el personal del área de terapia intensiva del centro de salud marplatense en la Comisaría de la Mujer de esa ciudad, Felipe fue sometido a distintos maltratos compatibles con una tentativa de homicidio. 

En ese sentido, la investigadora, que se entrevistó con todas las personas que habían estado en las últimas horas previas a su internación con el bebé, dijo oportunamente que la niñera declaró haber dejado al bebé “en perfectas condiciones” antes de dejarlo al cuidado de la pareja de la mamá, que llegó poco antes de la medianoche y, por estas horas, es señalado como el responsable de las heridas sufridas por el nene, aunque hasta el momento no está imputado de ningún delito. 

Es más, el padrastro también declaró ante la doctora Gómez, y la propia representante del Ministerio Público en una entrevista con este diario, calificó ese testimonio como “light”, ya que no hizo referencia a las lesiones que dejaron al bebé inconsciente y le provocaron, entre otras heridas, un desprendimiento de retina provocado presuntamente por un violento similar a una sacudida. 

Si bien la denuncia fue radicada en principio en Mar del Plata, al ser cometido en Tres Arroyos, será el fiscal Gabriel Lopazzo el que ahora siga las instrucciones.