El Campo

Fabricio Lazzarini, nuevo presidente de CRIATA

“De a poco, la demanda de agrónomos está aumentando”

12|08|18 11:46 hs.

Luego de cuatro años de mandato al frente del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos de Tres Arroyos (CRIATA), el viernes por la noche Fidel Cortese dejó la presidencia en manos de Fabricio Lazzarini. Y luego de la asamblea realizada en el Centro Danés en la que se oficializó su nombramiento por el ciclo que se extenderá hasta agosto de 2020, el ingeniero analizó la actualidad de la profesión y las expectativas respecto a lo que viene a partir de la creación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires (CIAFBA). 


“La expectativa con la que asumimos es la de seguir con la línea que hemos iniciado junto con la comisión que presidió Fidel (Cortese) y Polo Di Luca. Y hay muchas expectativas, básicamente a partir de la creación del nuevo Colegio de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires, que suponemos que va a estar iniciando actividades sobre fin de este año o a principios de 2019”, indicó Lazzarini, quien será secundado como vicepresidente por Pablo Errazu. 

- ¿Cómo está hoy la profesión? 
- Han ido aumentando los requerimientos y las consultas. Acá en Tres Arroyos la mayoría de los ingenieros agrónomos está con algún trabajo o con algún tipo de asesoramiento. Es cierto que en muchos casos son cuestiones puntuales, no trabajos fijos, y en eso mucho tiene que ver que cuesta mucho iniciarse. A la gente que sale de la facultad le cuesta insertarse en el mercado laboral. Pero a medida que pasan los años se van haciendo conocidos o por contactos se van insertando de alguna u otra forma, trabajando en relación de dependencia o con asesoramiento hacia productores, clientes o empresas. 

- ¿El productor hoy demanda más de los técnicos? 
- Hay una demanda creciente porque se va complejizando la actividad. Aunque también depende de dónde compre sus insumos, porque a veces se asesora en la agronomía o en la cooperativa de confianza. El productor argentino se caracteriza por ir a las charlas, por tecnificarse, y todavía recién consulta a un agrónomo cuando las papas queman. De todos modos, hay una tendencia a aumentar la consulta. 

Pero falta mucho todavía para que un ingeniero agrónomo salga de la facultad y pueda insertarse enseguida en el mercado laboral. Igual, creo que son ciclos. Hoy por hoy estamos con una coyuntura en la que las empresas han bajado mucho el staff de ingenieros, incluso las multinacionales. Y eso hace que la demanda laboral baje un poco. Pero así y todo, de a poco, la demanda está aumentando. 

- ¿En qué escenario está parado hoy el productor?
- Estamos saliendo de una coyuntura compleja. La cosecha fina fue de buena a muy buena, pero no sé si se pudieron captar todos los precios o el aumento que tuvo el trigo pan. Hubo una suba entre 30 y 50 dólares que se dio en los últimos meses que no se si los productores la pudieron tomar. Y después, la cosecha gruesa que fue muy mala. El cultivo más resentido con la seca fue la soja, con rendimientos muy por debajo de los promedio de la zona. 

- Pero la campaña fina actual viene bien. 
- Sí, viene muy bien. Todo lo que se ha implantado de cebada y trigo está muy lindo. Pero se implantó todo junto, porque al retrasarse la cosecha estamos en un período de siembra, en promedio, de 30 días. Todavía se sigue sembrando en algunos sectores básicamente por el aumento de precios que hubo de la cebada cervecera y forrajera, y algunos lotes de trigo también. Así que las expectativas para los cultivos de fina son muy buenas, básicamente por la mejora de precio. En cuanto a rindes es prematuro hablar, pero las condiciones actuales son muy buenas. 

- ¿Esta realidad de precios hace que se apunte a aplicar la mejor tecnología posible? 
- Se está tratando de aplicar la mayor cantidad de fertilizante fosforado y nitrogenado en la mayoría de las empresas y productores, lo que pasa es que la situación financiera no es buena. Los convenios con las tarjetas rurales y los convenios de las empresas no son fáciles. 

Desde marzo hasta ahora ha habido una retracción del crédito, entonces eso puede llegar a limitar en algunos casos la incorporación de tecnología. Igualmente se hicieron muchos negocios por adelantado, entre marzo y abril se fijó mucho precio de urea, de fósforo. La gente se posicionó y eso puede llegar a ayudar. 

De todos modos, yo veo que hay una falta de políticas crediticias, y el aumento de tasas de interés es tremendo. Hoy por hoy financiarse es muy complicado.