La Ciudad

Barrio La Aceitera

“Pissani se comprometió a venir a limpiar y nunca vino”

17|08|18 09:32 hs.

Cansados de la indiferencia que sufren de parte de la Municipalidad, vecinos del Barrio La Aceitera mostraron ante LA VOZ DEL PUEBLO su disconformidad por la falta de una positiva respuesta de la comuna en torno a un basural clandestino que desde hace un año existe en un baldío ubicado en la intersección de las calles Claromecó y La Rioja (detrás del estadio del Club Atlético Argentino Junior).


La imagen de un amplio predio minado de ramas, escombros, ropa sucia y basura predomina en ese sector del barrio. “Es impresionante la cantidad de ratas que hay”, manifestó uno de los vecinos que ayer se acercó hasta el lugar para visibilizar el reclamo, el mismo reclamo que desde hace tiempo se viene haciendo en el municipio, pero desde el área correspondiente todavía no se ha actuado al respecto, según afirmaron los propios residentes de la zona.



“(Roberto) Pissani se comprometió a que martes o miércoles de esta semana iba a venir a limpiar. Todavía lo estamos esperando”, mencionó María Luján Olivera en referencia a la respuesta que la comunidad del Barrio La Aceitera tuvo del subsecretario de Servicios Públicos. 

Ante la falta de respuestas por parte del municipio, los vecinos de ese punto de la ciudad se vieron obligados a buscar soluciones desde otro lado. Es por eso que acudieron a la oficina de atención al vecino, espacio que brinda el diputado Pablo Garate, y a integrantes del interbloque justicialista, puntualmente, a los concejales Julio Federico (Frente Renovador) y Martín Garrido (Unidad Ciudadana). 


Vecinos de La Aceitera, ante la falta de respuesta de parte del municipio, expusieron su reclamo ante este diario. “Las ratas entran a las casas o se meten en los camiones que quedan afuera”, expresaron


“Hace más de un año que venimos reclamando en la Municipalidad y nunca nos respondieron. Hemos sacado fotos, se las llevamos y nadie nos dio respuesta de nada”, remarcó la mujer, siempre manteniendo su indignación por la realidad que ve en ese sector del barrio. 

Olivera, en tanto, no dudó en exponer a los particulares que llegan hasta el lugar para arrojar desperdicios. “Hemos visto que camiones de El Corralón y Alvarado tiran basura acá. Pissani se comprometió a venir a limpiar entre martes y miércoles. Ayer -por el miércoles- estuvimos esperando las máquinas durante todo el día y no vinieron. Estuve hablando para que saquen esta basura de mi terreno porque quiero comenzar a edificar, pero en esas condiciones es imposible”, afirmó con un evidente fastidio. 

Y con vehemencia agregó: “Mi hermana también vio a gente de la Municipalidad que tiraba ramas. Para eso está el basurero”. “Las ratas entran a las casas o se meten en los camiones que quedan afuera. Se comen los cables. Todo. Nadie viene a dar respuesta de nada. Hace más de un año que estamos reclamando.



“También somos gente” 
La mujer, al igual que el resto de sus vecinos que la acompañaron en el reclamo, describió lo que siente al tener en cuenta el aspecto que tiene ese sector del barrio en el que vive. “Sentimos bronca e impotencia. Vemos que hay un abandono total de la avenida para este lado. Nosotros también somos gente. Pagamos los mismos impuestos que pagan los que viven en calle Colón”, señaló.

“Además -consideró- hace falta luminaria y que entosquen la calle. Ahora se puede, más o menos, pasar porque hace dos días que no llueve. Los chicos no pueden ir a la escuela porque no puede pasar nadie, ni con botas de goma”, remarcó Olivera. Javier González es parte de la Oficina de Atención al Vecino, espacio que ofrece el diputado Pablo Garate. 



Y sobre el reclamo de la comunidad del Barrio La Aceitera, dijo: “Prácticamente no hay acceso a una de las calles porque está desbordado de basura. Nosotros, desde hace varias semanas, acompañamos a los vecinos a hacer el reclamo en el municipio pero no se está teniendo la respuesta positiva que se esperaba”, indicó.