Policiales

José Vespa continúa detenido

El padrastro negó haber golpeado a Felipe

18|08|18 10:22 hs.

La pareja de la madre de Felipe, el bebé de 10 meses que sufrió una agresión que casi le cuesta la vida, continuaba detenido anoche en un calabozo de la Estación de Policía, tras haber declarado en la mañana de ayer ante el fiscal Gabriel Lopazzo. 


Según informaron fuentes judiciales a LA VOZ DEL PUEBLO, el principal sospechoso de haber provocado las lesiones a Felipe “se desligó de los hechos” en el marco de la declaración prevista por el artículo 308 del Código Penal y en el marco de una imputación por “lesiones graves”. 

En ese sentido, desde la Fiscalía dejaron trascender que la intención de Lopazzo es imputar a José Vespa (26) de “lesiones agravadas por alevosía”, aunque por el momento, el Juzgado de Garantías aceptó el pedido de detención efectuado por el representante del Ministerio Público, pero en el marco de una causa por “lesiones graves”. 

A raíz de ello, Vespa fue detenido el jueves cuando caminaba por la calle Liniers al 300, aparentemente rumbo a su trabajo y no se descarta que, en los próximos días, se celebre una “audiencia de excarcelación” y, si el juez lo considera factible, podría recuperar la libertad tras ese trámite judicial. 

Vespa está acusado de provocarle graves lesiones a Felipe, el hijo de 10 meses de su pareja, mientras ésta se encontraba trabajando en un geriátrico, cumpliendo horario nocturno. En la noche del martes 24 de julio, la niñera que había sido contratada hasta el arribo de Vespa a la vivienda, según declaró oportunamente ante la Justicia, dejó al niño en las mismas condiciones físicas que había sido recibido a cargo del hoy sospechoso detenido. 

Sin embargo, horas más tarde, el propio Vespa se comunicó con su cuñada para informarle los padecimientos del nene, que estaba inconsciente. 

Tras ser derivado al Hospital Pirovano desde la Clínica Hispano Argentina (donde fue llevado en primera instancia por la familia), después de los primeros estudios se decidió su traslado al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, donde los profesionales del área de terapia intensiva, constataron graves lesiones, con secuelas neurológicas, provocadas aparentemente por “una sacudida”.

Ante tal situación, se radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata y, posteriormente, esas actuaciones fueron giradas a la Justicia tresarroyense. 

Mientras tanto, el chiquito continúa con las secuelas neurológicas, aunque según el último parte médico, una reacción positiva a los estímulos externos, habría llevado alivio a la familia y a toda la sociedad que sigue de cerca el estado de salud de la criatura. Por el momento, se encuentra internado en una sala del área pediátrica del Centro Municipal de Salud.