Interés General

Aparece en un informe de EE. UU.

Un cura argentino, entre los denunciados por abuso

25|08|18 19:18 hs.

Un cura mendocino aparece mencionado en un informe difundido días atrás, en el que se enumeran más de 300 miembros de la Iglesia católica acusados de abuso sexual por la justicia estadounidense. 


Se trata Carlos Urrutigoity, un cura de 54 años, quien nunca ejerció su ministerio en Argentina, pero forma parte del trabajo de 880 páginas que reúne casos de abuso sexual denunciados por adolescentes en Estados Unidos. Su nombre fue mencionado por un joven que aparece bajo el pseudónimo John Doe y relató la experiencia sufrida durante un campamento en 1999, en Pensilvania.

“Le tenía una gran confianza y respeto, pensaba que era un sacerdote perfecto”, dijo la víctima al declarar, según el informe que reprodujo el diario La Nación. 

Luego, el joven recordó que Urrutigoity le propuso dormir juntos, pero ante su negativa, le respondió que era “una mala relación con su padre”. Y finalmente, recordó que el cura le tocó sus genitales. 

La Iglesia de San Rafael, Mendoza, sostuvo que Urrutigoity “nunca estuvo” en la región “ni perteneció a la diócesis ni al Instituto del Verbo Encarnado”. “Sabemos muy poco de él, optó por irse con los lefebvristas, luego los dejó o lo dejaron, vaya a saber. Luego se quedó en una diócesis de Estados Unidos donde tuvo que irse y donde aparecen los comentarios de que las razones habrían sido temas de abuso sexual,”, explicó el vocero del obispado, José Antonio Álvarez. 

Por último, el sacerdote contó que Urrutigoity volvió “a aparecer hace unos años en la diócesis de Ciudad del Este” donde también “tuvo una serie de conflictos”. 

El informe estadounidense sostiene que son miles los casos de abuso por los que se acusa a sacerdotes y asegura que hubo prácticas sistemáticas para ocultarlos. Fue elaborado con informes internos de la iglesia y aportes del FBI.

Visita polémica 
Por Mendoza también pasó, en reiteradas oportunidades, el ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales, luego destituido por pedido del papa Francisco y detenido con prisión domiciliaria. 

La Iglesia de San Rafael confirmó las visitas y aseguró que en ese momento “no se conocía ninguna de esas situaciones”. Conocido como “tío Teddy”, McCarrick llegó a la provincia cordillerana para celebrar la ordenación de sacerdotes. 

El sacerdote, de 88 años, era uno de los cardenales estadounidenses más destacados encargado de enfrentar la crisis de los abusos sexuales cuando estalló públicamente en Estados Unidos en 2002. (DIB).