La Región

Benito Juárez

Polémica y veto a una ordenanza sobre fumigación

02|09|18 20:04 hs.

En una medida anunciada y precedida de polémica, el intendente Julio Marini vetó una ordenanza sobre aplicación de agroquímicos mediante fumigación aérea que fuera aprobada por la oposición, por iniciativa de Cambiemos, en la sesión del pasado 23 del Concejo Deliberante. 


En sus fundamentos por la medida adoptada, el jefe comunal juarense señaló que la normativa “vulnera el principio precautorio de salud pública y el medio ambiente, al permitir la utilización de agroquímicos en zonas tales como jardines de infantes y escuelas rurales del partido, como las ubicadas en el Paraje El Luchador, Estación Bunge, Estación López, Tedín Uriburu, Barker y Villa Cacique; salas de primeros auxilios y pozos de captación de agua potable de la ciudad cabecera, permitiendo aplicar a una distancia de 30 metros de los límites con las plantas urbanas del partido de Benito Juárez, entre otros”. 

Asimismo se deja constancia que en la sanción de la ordenanza mencionada, “se desconoció el trabajo realizado por el Plan de Ordenamiento Territorial del partido de Benito Juárez, quien fue el que elaboró el proyecto de ordenanza original que elevó el Departamento Ejecutivo al Concejo Deliberante”. 

Puntualiza además que dicho proceso “llevó más de un año de elaboración”, y participación de la comunidad, además de la Asociación de Productores, Cambio Rural, Senasa, INTA, inspectores de Educación, Círculo Médico, Junta de Comisiones Vecinales de Benito Juárez, Sociedad de Fomento de Villa Cacique, Grupo Crea, aplicadores, Cámara Empresaria, ingenieros agrónomos, Asamblea del Cuidado de Medio Ambiente y la Salud, Escuela Agropecuaria, productores, contratistas, comercializadores de agroquímicos, concejales y funcionarios de distintas áreas del municipio de Benito Juárez. 

En los considerandos del veto, se menciona que “durante ese período, se realizaron además de las reuniones, tres talleres de capacitación que demostraron las diferentes posturas existentes, referentes al tema en cuestión”, y que en base a todo lo trabajado, y con la urgencia solicitada en el marco del POT, se consensuó un proyecto de ordenanza el 1° de marzo del corriente año, que fue elevado al Concejo Deliberante”.

Se recuerda que dicho proyecto “fue ingresado en la sesión del 26 de abril y remitido a las comisiones de Legislación, Interpretación, Acuerdo y Tránsito; Obras Públicas y Medio Ambiente; Hacienda, Comercio, Industria, Producción y Minería; Salud, Higiene y Acción Social”.

Posteriormente hacen mención que través de la Comisión de Obras Públicas y Medio Ambiente, y la Comisión de Salud, Higiene y Acción Social, “y con la firma de integrantes del bloque de concejales de Cambiemos, se presenta con fecha 16 de agosto una modificación al proyecto de ordenanza citado, sustancialmente opuesto al espíritu de la propuesta original, sin haber sido consensuado ni con el otro bloque de concejales, ni informado formalmente a los integrantes del POT, que elaboraron el proyecto original”. 

También los considerandos dejan constancia que “este despacho con el proyecto modificado fue informado recién 48 horas antes de la sesión del 23, sin dar lugar a establecer un estudio a conciencia del mismo, teniendo en cuenta la complejidad del tema en cuestión y los intereses contrapuestos en juego”. 

Finalmente apuntan a que “existiría un posible conflicto de intereses con un concejal que votó favorablemente la ordenanza sancionada, ya que una S.A. de la cual forma parte, figura como aplicador agrícola terrestre en el listado de establecimientos inscriptos de partido de Benito Juárez, en la página del Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, según consta a fojas 102 del expediente”.