La Ciudad

91 de todo el país

Intendentes ante Bonadio por fondos para tratar los residuos

05|09|18 18:23 hs.

El periodista Javier Garbulsky de La Tecla, publicó varios artículos referidos a la megacausa ambiental, relacionada con la entrega de fondos a municipios para el tratamiento de residuos sólidos urbanos. Entre ellos, al distrito de Tres Arroyos, para concluir con la obra de la planta de reciclado. 


Pero en medio del revuelo por la investigación de los retornos en la obra pública se generó una enorme confusión, especialmente días antes y después de una de las declaraciones de José López, antes de ser homologado el acuerdo para que sea testigo colaborador. 

La Voz del Pueblo se comunicó con el periodista Garbulsky quien echó luz sobre lo ocurrido y contó cómo acontecieron los hechos para que 91 intendentes de todo el país y 32 de la provincia de Buenos Aires deban presentarse en el juzgado de Claudio Bonadío para explicar qué hicieron con los fondos que la Nación les giró para el Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (conocido como Girsu). 


Fondos asignados El mencionado periodista describió el listado de obras relacionadas con los residuos sólidos urbanos que se solicitaron en la provincia de Buenos Aires. Está incluido Tres Arroyos, municipio al que le giraron 1.200.000 pesos para “dos camiones”, en el mes de septiembre de 2015. Consultado sobre esto, especialmente porque desde el municipio local anunciaron que el dinero que gestionó Carlos “Cuto” Moreno y llegó a través de Aníbal Fernández, se utilizó para concluir la planta de reciclado, el periodista de La Tecla aclaró que el programa tenía facultades para modificar el pedido inicial. “Los intendentes podían modificar el destino de los fondos, pero antes debían pedir autorización. Si hubiera pasado, se aprobaba, previa justificación del cambio del destino. También ocurrió en algunos casos que en los tiempos que pasaban desde que se cotizaban los insumos necesarios hasta que llegaba el dinero cambiaba el precio, entonces se podía pedir más dinero e incluso para obras complementarias. Luego de esto se entregaban los fondos y se justificaban”, concluyó.


Entre los citados a indagatoria no se encuentra Carlos Sánchez, de Tres Arroyos. Garbulsky le dijo a este diario que publicó diferentes notas, que salieron tanto en la revista como en la web, sobre la causa por la que los intendentes del país tuvieron que explicar para qué y cómo usaron los fondos del programa mencionado. 

“Hay que aclarar porque se mezclaron dos causas en la opinión pública, esto es porque las dos las tiene el juez (Claudio) Bonadio. Una es la de los cuadernos y otra diferente es la de los 91 intendentes de todo el país citados a indagatoria en la causa del Girsu”. 

La confusión entre las dos causas generó que incluso el periodista Eduardo Feinmann tuviera que admitir su equivocación, cuando comentó que la lista de intendentes era la que supuestamente José López le había dado a Bonadio en la causa de la obra pública.

Se generó una confusión con la causa de los presuntos retornos en la obra pública, porque ambas las tiene el juez Claudio Bonadio. Incluso el periodista Eduardo Feinmann admitió que se equivocó al dar información


La causa 
Cuando asumió la nueva gestión del rabino Sergio Bergman en Medio Ambiente, ordenó realizar auditorías de varios programas. Una de ellas incluyó a la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, que insumió unos 600 millones de pesos, fondos que se repartieron entre muchos municipios de todo el país. La auditoría la hizo la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y personal de Medio Ambiente. 

El periodista que realizó la investigación le informó a este diario que en las auditorías se encontraron con cuestiones sospechosas. Por esta razón, el representante legal del Ministerio de Medio Ambiente le llevó la información al fiscal Carlos Rívolo, quien comenzó a investigar con nuevas auditorías e inspecciones. 

Luego le resumió a Bonadio su trabajo, en el que detalló aspectos irregulares como que sólo el 8% de los municipios que recibieron los fondos realizó las obras que solicitaron, otro 15% las realizó pero no están en funcionamiento, mientras que en el resto de los distritos directamente no se concretaron o completaron. 

“También que la plata se usó para otros fines o el uso discrecional de los fondos. Por ejemplo -explicó Garbulsky- en la época de (Jorge) Capitanich en la jefatura de gabinete nacional, el 80% de los fondos iban para Chaco, cuando estuvo Juan Manuel Abal Medina iban para el sur y con Aníbal Fernández el beneficio era para los municipios peronistas de la provincia de Buenos Aires”. 

En esos años Medio Ambiente dependía de la Jefatura de Gabinete, por lo que los políticos y ex funcionarios mencionados fueron los que tuvieron protagonismo en la distribución de estos programas. Surge de la investigación y de las auditorías que hubo un municipio de Chaco al que le habían otorgado millones de pesos para hacer una planta de reciclado, pero usaron el dinero para un SUM de la Sociedad Rural de ese pueblo. 

“Esta información e irregularidades detectadas, Rívolo las presenta ante un juez que fue Bonadio, quien decidió procesar a Aníbal Fernández, a Jorge Capitanich, mientras que no lo hace con Juan Manuel Abal Medina”, explicó el periodista. 

En la misma causa Bonadio procesó también a Juan José Mussi, cuatro veces intendente de Berazategui; ex ministro de Salud de la Provincia; ex viceministro del Interior y secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable y a diez personas más y además decidió enviar nuevas inspecciones al azar a intendencias de Chaco, Tucumán, Entre Ríos, la Patagonia y la provincia de Buenos Aires.  

La indagatoria 
El juez decidió citar a indagatoria a 91 intendentes, la mayoría peronistas o peronistas-kirchneristas o vecinalistas que ‘jugaron’ para el kirchnerismo. Entre estos hay 32 intendentes de la provincia que comenzaron a comparecer frente a Bonadio desde principios de mayo y terminarán de hacerlo en pocos días; el último bonaerense en declarar será Francisco “El Barba” Gutiérrez, ex intendente de Quilmes. 

Habrá declaraciones de intendentes de distritos de otras provincias hasta el 26 de octubre. La causa se encuentra en la etapa de declaración indagatoria que la toma Bonadío o la mayoría de las veces sus secretarios –así le cuentan los jefes comunales al periodista de La Tecla- en la que le preguntan en qué usó el dinero, cuestionan la documentación y si algo no está claro les dan 15 días para que acerquen lo que le solicitan. Una vez que finalice este proceso el juez Claudio Bonadio imputará o procesará a alguno de ellos.  

Fondos asignados 
El mencionado periodista describió el listado de obras relacionadas con los residuos sólidos urbanos que se solicitaron en la provincia de Buenos Aires. Está incluido Tres Arroyos, municipio al que le giraron 1.200.000 pesos para “dos camiones”, en el mes de septiembre de 2015. 

Consultado sobre esto, especialmente porque desde el municipio local anunciaron que el dinero que gestionó Carlos “Cuto” Moreno y llegó a través de Aníbal Fernández, se utilizó para concluir la planta de reciclado, el periodista de La Tecla aclaró que el programa tenía facultades para modificar el pedido inicial. 

“Los intendentes podían modificar el destino de los fondos, pero antes debían pedir autorización. Si hubiera pasado, se aprobaba, previa justificación del cambio del destino. También ocurrió en algunos casos que en los tiempos que pasaban desde que se cotizaban los insumos necesarios hasta que llegaba el dinero cambiaba el precio, entonces se podía pedir más dinero e incluso para obras complementarias. Luego de esto se entregaban los fondos y se justificaban”, concluyó.