Deportes

Torneo Clausura

Quilmes descendió a Segunda

17|09|18 12:11 hs.

Aún restaban poco más de 5 minutos del segundo tiempo cuando llegó la noticia desde la cancha de Olimpo, el Aurinegro había vencido a Huracán Ciclista y el descenso de Quilmes estaba consumado. El Cervecero tenía una situación muy complicada para mantener la categoría en el fútbol tresarroyense, ya que debía ganar y esperar una derrota del Aurinegro. 


Más allá de eso, el plantel dirigido por Omar Espinal salió a hacer su trabajo, vencer a Unión, y lo hizo con autoridad con la victoria por 3 a 1. De entrada Quilmes salió a buscar el gol, con intensidad en ataque y una defensa firme producto del trabajo de Espinal y Colonna. Con dos delanteros abiertos y un “9” de área (primero Zaragoza y después Luis Aramendi), el ataque cervecero era peligroso. 



Luego de unos minutos de asedio, Unión logró posicionarse y optó por la misma fórmula, delanteros por afuera. Pero en el mejor momento del Tatengue llegó el grito de Quilmes, con un corner desde la derecha que encontró por el segundo palo a Colonna. El 1 a 0 se festejó en el Complejo, aunque la noticia que Olimpo ganaba 2 a 0 dejaba un sabor agridulce en los hinchas porque no alcanzaba. 



Para el segundo tiempo el tanto de Porta de Huracán Ciclista le daba esperanza al Cervecero, y rápidamente amplió el marcador nuevamente de cabeza. Espinal ganó dos veces en el área, la primera salvó la defensa y en el segundo centro venció a Ferretti.

Para Unión la derrota significaba quedar afuera del playoffs, y por eso fue por el descuento. Sólo pasaron 4 minutos cuando Domínguez envió un centro desde la izquierda y Tanno se anticipó para descontar. El 2 a 1 le dio vida al Tatengue, pero en los minutos finales Zaragoza anotó el 3 a 1 tras un centro de Alfredo Aramendi que liquidó el encuentro. 

Con la frente en alto y una hinchada que alentó hasta después de terminado el partido. Así se fue Quilmes


La alegría del gol duró muy poco, ya que instante después se conoció la noticia que Olimpo había ganado y Quilmes perdido la categoría, lo que generó que algunos jugadores terminen el partido con lágrimas en los ojos y el público local aplaudiendo al plantel y alentando desde la tribuna.