La Ciudad

Arenera: un tema que se tratará en el Concejo

El permiso que no contempla la ley de minería

20|09|18 20:43 hs.

La arenera de Claromecó generó un intercambio de opiniones y diferentes posturas en torno a la actividad que allí se realiza. 


El intendente interino Guillermo Salim, hace unos días expresó públicamente que la provincia debía hacerse cargo de la situación que había provocado.. Además también hablaron de un posible pedido para prorrogar el "permiso" de explotación de la arenera  de Claromecó desconociendo que estarían pidiendo algo que no existe y que no es parte de las leyes, resoluciones y decretos por los que se rige la actividad. 

Tal vez, tal declamación sea  sólo un hecho político, un gesto hacia las instituciones que son las que quedaron entrampadas en el problema, más que una acción concreta y real para solucionar la cuestión. 

En relación a una posible continuidad en lo inmediato de la actividad de explotación,  no podría ser posible en las mismas condiciones. Para ello se necesita  una inscripción de quien ejerza la actividad como productor minero en la provincia de Buenos Aires. Algo que ni del Municipio, ni del privado que explota la cantera presentaron por lo que está parada la actividad.  

Los hechos 
Hace aproximadamente un mes, una inspección de la Dirección de Minería llegó a Claromecó y a Orense para realizar una revisión de la actividad tras recibir una denuncia de otra explotación similar radicada en Necochea. Los inspectores solicitaron la documentación pertinente, pero el concesionario de la arenera, Horacio Lachat, no pudo presentar lo requerido como la inscripción como productor minero, las guías de explotación o los pagos del canon correspondiente.

La situación generó el cobro de una multa y la consecuente exigencia de la realización del trámite necesario para poder seguir explotando la cantera de arena. La Dirección de Minería, en diálogo con este diario, afirmó que no cerró, tampoco determinó el cese de las actividades, sólo exigió el cumplimiento de la ley vigente y otorgó asesoramiento para que los documentos se entregaran lo antes posible y de ese modo poder continuar con la explotación.

Las autoridades del Ejecutivo municipal se contactaron con la Dirección de Minería después del reclamo que hicieran las instituciones de Claromecó –con las que el Municipio tiene el contrato de explotación de la cantera arenera- por los daños económicos y perjuicios que significa para las mismas que no se explote. 

Esto es porque el territorio en el que se emplaza la arenera es municipal, pero un convenio difiere la autorización para realizar la actividad a varias instituciones de la villa balnearia que al mismo tiempo licitaron su explotación que  actualmente ejerce Horacio Lachat como ganador de la misma. 

La respuesta 
El Ejecutivo municipal propone enviar a la provincia una solicitud para que se prorrogue el permiso. Algo imposible de hacer-y según la información recabada por este diario, los funcionarios lo saben porque fueron informados de la cuestión-porque la provincia no otorga permisos, por lo que tampoco podría prorrogar lo que no da. 

El Ejecutivo municipal podría –como propietario de las tierras- inscribirse como productor minero-y de este modo dar el ejemplo del cumplimiento de normativas vigentes- o promover la resolución del problema apoyando a las instituciones de Claromecó para que la inscripción en la Dirección de Minería se realice cuanto antes. Así como están las cosas, es un privado el que explota la cantera, por lo tanto es quien debe realizar esta certificación. 

Además que los trámites necesarios contemplan la necesidad de presentar un informe geológico de explotación – que podría costar unos $150.000- y la autorización de la OPDS que determinará si el lugar en el que se emplaza la arenera es rural según el Código de Planeamiento.

La denuncia recibida en la provincia alcanzó también a otro emprendimiento del distrito. En el caso de este último-de la localidad de Orense- después de un mes, el propietario de esa arenera presentó toda la documentación que se le pidió y podrá funcionar normalmente. La provincia otorgó a Lachat una prórroga de quince días más para presentar su documentación, pero todavía no efectivizó el pedido. 

Gestión de Garate 
El diputado provincial Pablo Garate solicitó a una entrevista en la Dirección de Minería y se reunió con las autoridades. Del encuentro surgieron diferentes alternativas, todas dentro de las normativas vigentes. Por tal motivo colaboradores del diputado se comunicaron con Lachat y con algún miembro de las instituciones de Claromecó que tienen el contrato con él, para informarles los pasos que debían seguir para poder retomar la actividad. 

No obstante esto, el actual productor decidió encolumnarse con el Ejecutivo en el pedido de prórroga del permiso.

La normativa
El registro de los productores mineros (RPM) es el que obtienen quienes desarrollan actividades mineras extractivas en la provincia de Buenos Aires. 

El mismo es de carácter obligatorio para realizar la actividad como obtener la declaración de impacto ambiental y utilizar guías de transporte de los minerales extraídos. 

El registro se rige por el decreto 3.431/93, por la resolución 169/09 del Ministerio de la Producción y la disposición 16/10 de la Dirección provincial de Minería. Se deben registrar los productores mineros, es decir todas las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas que desarrollen actividades mineras extractivas en la provincia de Buenos Aires. 

A través de un sistema on line se realiza la renovación anual del RPM, declarándose los datos estadísticos, obteniendo una constancia de renovación válida como comprobante del trámite. La actualización del proyecto de factibilidad técnica se debe presentar en los plazos que correspondan en formato papel, más aquella documentación que sea necesario actualizar, conforme le sea requerido por la Dirección de Minería. 

Tanto el trámite de inscripción como el de renovación anual, se realizan mediante nota firmada por el productor o por un apoderado o representante debidamente acreditado; y en el caso de las personas jurídicas, por sus representantes legales o apoderados debidamente acreditados. La presentación de la nota puede ser efectuada por cualquier persona o por correo. 

La inscripción
Presentar nota de solicitud indicando el nombre y domicilio del productor y constituyendo un domicilio en La Plata; e indicando el nombre de la mina o cantera, la ubicación y nomenclatura catastral y el mineral a extraer; 

En el caso de las sociedades: presentar estatuto social inscripto y con objeto social minero, y acreditar las autoridades societarias vigentes; Presentar un proyecto de factibilidad técnica firmado por profesional con incumbencia y certificado por el consejo profesional respectivo, de acuerdo a las especificaciones técnicas establecidas por res. 169/09 y disp. 16/10.

Presentar un formulario de datos estadísticos; Acreditar la propiedad del yacimiento mediante informe de dominio y títulos pertinentes, y en su caso el contrato vigente y con firmas certificadas que autorice la explotación; Acreditar el pago de las tasas administrativas correspondientes.

 ¿Cómo se acredita la aptitud de localización del proyecto? 
La autoridad minera requiere en forma directa a la Dirección provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial del Ministerio de Gobierno de la provincia, que certifique si existen impedimentos para la realización de actividades mineras, de conformidad a la zonificación municipal del predio. Asimismo se remite una nota al Municipio a fin de que informe si existen modificaciones en curso a la normativa local de ordenamiento territorial. 

Luego, se dicta un acto administrativo mediante el cual se aprueba la inscripción solicitada, y se expide un certificado para el interesado. Ambos son notificados al domicilio constituido. Una vez certificada la localización del proyecto minero en la forma descripta, y si la documentación presentada no sufre observaciones, el trámite tarda aproximadamente quince días. La inscripción obtenida debe ser renovada anualmente, antes del 31 de marzo de cada año.

El listado de productores mineros está publicado en la página del Ministerio y s epuede descargar. 

El canon anual 
El canon anual es una de las condiciones de la concesión minera, establecida por el Código de Minería de la Nación, constituyendo un amparo de las minas. 

Su valor se fija según el tipo de derecho minero de que se trate (permiso de cateo o concesión de mina). 

Guías de tránsito de minerales
El sistema de guías de tránsito de minerales constituye una herramienta fundamental de política minera, permitiendo cuantificar los volúmenes físicos de la actividad, el control preciso de la trazabilidad de su comercialización y la obtención de información relevante en tiempo real para el mejor ejercicio de la autoridad minera. 

También constituye una herramienta para resguardar los derechos de los propietarios de dichas sustancias, en tanto acredita la legítima tenencia y transporte.

Toda persona o empresa que transporte o comercialice en el territorio de la provincia, sustancias minerales de cualquiera de las categorías indicadas en el Código de Minería, como asimismo subproductos triturados, molidos o en bloque, debe utilizar la correspondiente guías de tránsito de minerales. 

El marco normativo está dado por la ley 13.312 y su decreto reglamentario 2090/10 más las disposiciones específicas de la Dirección Provincial de Minería en su condición de autoridad de aplicación.