Policiales

Segundo asalto en una semana

Lo esperaron que salga al patio para reducirlo y robarle 12.000 pesos

22|09|18 09:35 hs.

Dos delincuentes encapuchados esperaron que Miguel Angel Ciancio (64) salga al patio de su casa en el barrio Colegiales para reducirlo y, sin exhibir armas, tras atarlo junto a su esposa, robarle 12.000 pesos.


El asalto, segundo que trasciende en los últimos días en nuestra ciudad, ocurrió ayer alrededor de las 8 de la mañana en una vivienda ubicada en Emilio de la Calle 135, donde Ciancio reside hace cinco años junto a su esposa, Marta Beatriz Hardoy, de 80 años.

Tal como informó el propio Ciancio a LA VOZ DEL PUEBLO, los delincuentes se llevaron el dinero que tenía disponible para pagar las cuentas de su casa y una reparación que está haciendo en el inmueble, antes de reducir también a una joven que los ayuda con las tareas del hogar y con cuyo auto se retiraron del lugar y, momentos más tarde, fue encontrado por la policía a pocos metros de ahí, en inmediaciones al Camino de Cintura. 


Los delincuentes se retiraron por el frente de la casa


Según estimó Ciancio, los delincuentes estudiaron sus movimientos antes de saltar paredones y llegar al patio de su casa, “me habían marcado. Sabían que yo a las 6 o a las 7 me levanto y entraron. Todo duró alrededor de 40 minutos y se fueron cuando vino la chica que hace el servicio de limpieza”, señaló refiriéndose a Leonela, una joven de 26 años a la que le sustrajeron el auto. 

Los delincuentes actuaron todo el tiempo encapuchados y en ningún momento exhibieron armas, “yo no ví un arma en ningún momento”, comentó. 

“Mal informados”
Ciancio y su esposa hace 5 años que viven en Tres Arroyos procedentes de Jujuy. Ambos son de otras ciudades. Él proviene de Rosario y ella de La Plata. Su trabajo como supervisor de montajes industriales hizo que se pase toda su vida recorriendo obras en grandes ciudades de nuestro país, aunque su experiencia con la inseguridad había sido prácticamente nula, “una vez me comí una apretada para robarme en Zárate, pero como esto nunca”, recordó. 

De acuerdo a sus estimaciones, el episodio de la víspera pudo haber estado relacionado con un “dato erróneo” acerca de la existencia de dinero en la casa, “estaban mal informados. Seguramente, como yo no puedo manejar y uso el remís, algunos días, muchas veces por día, capaz que piensan que uno tiene disponibilidad de dinero. Es muy llamativo, pero eso me lo han dicho los propios choferes. Que esto me puede pasar”, dijo. 

El punto más crítico del episodio que el matrimonio vivió en el marco de este episodio de inseguridad, está relacionado con el delicado estado de salud de Ciancio, quien tiene serios antecedentes cardíacos y la presión de este episodio pudo haber sido mucho más grave, “yo he tenido muchos problemas de salud como para hacerme problemas por estas cosas. Tengo que cuidarme, esto ya pasó. Nos tocó perder”, dijo haciendo referencia a la triste experiencia de la víspera que, como el resto del día, quedará atrás en su vida. 

El atraco por el que se iniciaron actuaciones judiciales por “robo agravado”, es el segundo hecho violento de la semana, tras el episodio vivido por Lucía Baliña en su casa del barrio Los Aromos, donde al menos dos delincuentes, redujeron a la mujer y su nuera para robarle el dinero de su jubilación. 

Fuentes policiales informaron a LA VOZ DEL PUEBLO que, en el marco de este último hecho, hay actuaciones realizadas, aunque no trascendió la existencia de algún procedimiento en ese sentido.