116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 0°
Despejado

Desde la Redacción

Desde la Redacción

Desespera la política turística vecinalista

23|09|18 16:09 hs.

El concejal Santiago Orfanó preside la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante. Últimamente cobró protagonismo cuando contó en el seno de la misma que el camping Martín Reta se iba a trasladar de lugar, porque el gobierno municipal tenía intenciones de lotear esos terrenos. 


Luego se desdijo y rápidamente culpó a la prensa -en este caso y sin nombrarlo a LA VOZ DEL PUEBLO- por haber interpretado mal sus palabras. No sin antes manifestar que “no vamos a hablar más” y tratar de “mentiroso” al periodista de este diario que publicó sus dichos en la reunión en la que se analizó el tema del camping municipal de Reta, y que fue escuchada por el resto de los integrantes de la comisión, tal los casos de los concejales Roberto Fabiano, de Cambiemos; y de Martín Garrido, quienes incluso así lo manifestaron por este medio. 

Sin embargo, la práctica de lotear terrenos ha sido una política vecinalista que creció durante el tiempo en que contaron con la mayoría propia en el Concejo Deliberante, lo que permitió sancionar ordenanzas para desafectar el uso público de terrenos como los que fueron donados por la familia Reta para construir una escuela. De algún modo, estas conductas demuestran que el comentario de Orfanó fue veraz, aunque él lo negó unos días después en una sesión del Concejo.

Santiago Orfanó dijo “no vamos a hablar más” y trató de “mentiroso” al periodista de este diario que publicó sus dichos en la reunión sobre el camping de Reta




Poco expeditivo 
Como presidente de la Comisión de Turismo el concejal vecinalista, Santiago Orfanó, no pudo dinamizar durante el año en curso el tratamiento de expedientes necesarios para que la política municipal del área profundice acciones tendientes a apoyar a las tres localidades balnearias, a poco de comenzar el verano. 

En su comisión hay proyectos que tenían que ser tratados con profundidad y celeridad porque responden al interés de gran parte de la comunidad que vive durante todo el año en las localidades, y de los turistas. 

Orfanó quiso replicar algunas prácticas vecinalistas propias de los tiempos en los que la mayoría automática permitía al Departamento Ejecutivo local enviar expedientes para despachar y votar de un minuto para otro. 

Pero no le salió bien, sino todo lo contrario. Encontró un interbloque peronista dispuesto a analizar punto por punto cada uno de los proyectos y mucho más aquellos que implican licitaciones. Y a Cambiemos que apoya el fortalecimiento de políticas de preservación del ambiente, así como las que favorecen el uso de energías alternativas, además de la exigencia de ambos espacios políticos para que se cumplan las ordenanzas vigentes. 

Pocos días después de finalizar el último verano, los concejales del ahora interbloque peronista solicitaron en forma urgente tratar todos los expedientes que debían resolverse antes de la próxima temporada. 

En este aspecto los concejales coincidieron con el delegado de Claromecó, Carlos Ávila, quien pidió exactamente lo mismo. 

Pero ninguno tuvo suerte en su reclamo. Orfanó cerró filas y fracasó una y otra vez en su intento de hacer primar una supremacía perdida por decisión del voto popular. 

Es así que perdió tiempo en el tratamiento del tema sobre el predio para instalar un nuevo circuito de motos y nunca aportó alguna idea de acercamiento de posiciones o resolución del conflicto, como sí lo hiciera en otro momento el ex concejal vecinalista Luis Aramberri. Los mismos motociclistas terminaron resolviendo el problema. 

Tampoco se ocupó de acelerar o solicitar los proyectos de licitación de los balnearios a los que se les vencía el plazo de concesión. Cuando lo hizo, la temporada pisaba los talones. Sin ir más lejos, la prórroga del camping Martín Reta venció en junio y casi en octubre el tema está sin resolver, en tiempos en los que turistas buscan asegurarse un lugar para sus próximas vacaciones. 

La Comisión de Turismo frenó el tratamiento de dos expedientes que Orfanó intentó subir al recinto para ponerlos a votación. Uno, la licitación del balneario ex Samoa y la restante es la prórroga de la concesión del camping municipal Martín Reta. 

Por estos, Orfanó quiere despegarse del tema Reta y mantener un perfil alto, algo que pretendió hacer ironizando críticas hacia el gobierno nacional y provincial en la reciente sesión, pero en lo particular no aportó soluciones necesarias para que a nivel local el turismo del distrito encuentre a las tres playas en funcionamiento con todos los servicios posibles y en –al menos- buenas condiciones.  

Comisión exprés 
Varios expedientes esperan resolución. Los presidentes de las diferentes comisiones deben impulsar y agilizar todos los trámites y acciones necesarias para que los proyectos que están bajo su órbita sean trabajados en tiempo y forma. 

En este sentido, el concejal Orfanó no propone el tratamiento -con la celeridad que corresponde- de expedientes tales como la circulación de cuatriciclos por la playa o la declaración de reserva natural del Paseo del Arroyo, y de otra zona similar en Reta. Ni hablar de la derogación de la ordenanza del frente costero. 

En la última reunión de comisión, la concejala Tatiana Lescano del interbloque peronista manifestó que “hubo dos expedientes que causaron conmoción en esa reunión, el del llamado a licitación del ex balneario Samoa y la prórroga de concesión del camping municipal de Reta. En ambos temas no hay acuerdo entre peronistas y vecinalistas”. 

Es una situación inédita para Orfanó que creyó que con sólo proponer una idea del Ejecutivo, el resto de los concejales iba a acatarla sin previo estudio de cada caso en particular. 

“El vecinalismo no parece tener un proyecto a largo plazo. Los expedientes de la Comisión de Turismo se tratan sobre el momento y no hay tiempo de analizarlos en profundidad”, le dijo la concejala Lescano a este diario. 

Tal el caso de los dos expedientes de la discordia antes mencionados que Orfanó pretendió despachar en diez minutos. 

Quiso que en ese tiempo los concejales opositores leyeran más de 60 páginas del expediente de llamado a licitación del balneario de Claromecó que subió a la comisión unos minutos antes que comenzara a sesionar y además, pedía la firma de la mayoría para poder llevarlo al recinto y sancionarlo en forma inmediata. 

La prórroga del camping Martín Reta venció en junio y el tema aún está sin definirse, en tiempos en los que turistas buscan asegurarse un lugar para sus próximas vacaciones


Enojo 
Consultada por el trabajo que realiza la Comisión de Turismo, Lescano manifestó, “nos enoja bastante porque desde principios de año, sin que terminara la temporada, pedimos informes sobre las licitaciones, nos ofrecimos a trabajar el tema bien temprano, incluso antes que comience el año legislativo, pero esto no pasó”. 

Desde el interbloque peronista salieron varios informes hacia el Ejecutivo sobre las licitaciones vencidas -o por vencer- en los balnearios. “El Movimiento Vecinal se maneja en función de pedidos de delegados, con colaboración de la direcciones de Cultura y Deportes, pero no siento que haya planificación a mediano y largo plazo”, expresó la concejala del interbloque. 

En la mesa de debate de la comisión que preside Orfanó se solicitó el cumplimiento de la ordenanza sancionada en el año 2005 que creó el Instituto Mixto de Turismo de Tres Arroyos (IMTTA), con el fin de articular acciones entre el sector público y el privado. La respuesta del oficialismo fue que nunca se puso en marcha porque “suponen” que no va a funcionar. Algo que va en desmedro de los concejales que trabajaron en el proyecto y los técnicos que aportaron sus conocimientos antes de su votación. 

Asimismo, tampoco se hizo el intento a pesar de que es un reclamo del sector turístico y de las localidades justamente para que se desarrolle en el marco de este Instituto una fuerte articulación de todos los sectores involucrados. 

Ante la decidida falta de intención manifiesta por Orfanó -y su bloque- para poner en marcha la ordenanza vigente, el interbloque peronista solicitó al director de Turismo, Juan Moizzi, su opinión acerca de la normativa descripta, además de ofrecerse a hacer modificaciones si consideraba que la ordenanza tal como estaba redactada no iba a funcionar. 

En tanto la derogación de la ordenanza sobre construcciones en el frente costero lleva meses sin poder resolverse. Mientras Cambiemos y Unidad Ciudadana firmaron un despacho en minoría, apoyados en el asesoramiento del Colegio de Arquitectos y del Grupo Ambientalista del Partido de Tres Arroyos, el oficialismo estira los tiempos a pesar que la abogada especialista en derecho ambiental, Vera Christensen dijo que “cualquier reclamo contra el municipio por la eventual derogación es infundado y destinado al fracaso”.