La Ciudad

.

El paro general tuvo un dispar acatamiento en Tres Arroyos

26|09|18 00:51 hs.

El paro general en contra del gobierno de Cambiemos tuvo un acatamiento dispar en los distintos sectores de la ciudad. Se registraron altos índices de adhesión, como por ejemplo en las diversas dependencias de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, el Hospital Pirovano y en el ámbito bancario. 


En ese marco, la intersección de las rutas 3 y 228 se llevó a cabo el epicentro del reclamo. Allí, en la denominada "Rotonda de la Lucha de los Trabajadores", diferentes gremios -entre ellos, Luz y Fuerza, municipales, Alimentos, Molineros, Carne- y demás organizaciones se concentraron para manifestarse en manera pacífica y bajo un mismo sentimiento: repudiar las medidas del gobierno que lidera Mauricio Macri.  


Trabajadores y gremios se concentraron en el cruce de las rutas 3 y 228 para manifestar su descontento con el actual gobierno


Hubo quema de neumáticos en la misma rotonda. El tránsito por ambas rutas no se vio afectado. Personal de Gendarmería supervisó se hizo presente en la jornada para preservar que todo transcurra con normalidad. La protesta contó además con el acompañamiento de concejales del interbloque justicialista y dirigentes del peronismo local. 

“Se trata de una jornada que intenta hacer llegar la voz de los trabajadores. No se aguantan más los tarifazos y la falta de empleo, como tampoco se soporta más el parate de la industria y el comercio”, expresó la edil Tatiana Lescano. 

Por su parte, Martín Garrido agregó que “por ideología, siempre acompañamos el reclamo de los trabajadores. Hoy estamos en una etapa en la que el Gobierno no escucha; y no sólo eso, sino que sigue profundizando el ajuste y la crisis. Eso se suma a la salvaje política económica que viene aplicando, sobre todo con los tarifazos, bajas paritarias y despidos”.  

Distintos registros 
La medida, que se replicó en todo el país, tuvo un dispar acatamiento en Tres Arroyos. El sector bancario, según se indicó desde La Bancaria, la adhesión fue del cien por ciento, por lo que la actividad fue nula. En Anses, en tanto, el registro se ubicó en el 60 por ciento. 

A excepción del ámbito privado, en el cual la medida no tuvo efecto, en las escuelas públicas la respuesta fue “alta”, según indicaron a este diario desde el SUTEBA. “Hubo más escuelas cerradas que en el anterior paro”, subrayaron en el gremio docente, a lo que agregaron la adhesión fue del 65 por ciento. 

Por otra parte, la adhesión no tuvo repercusión en el Palacio Municipal, en donde la concurrencia a los puestos de trabajo no sufrió alteraciones. Donde sí el paro general tuvo un alto impacto fue en las distintas áreas que conforman la Secretaría de Obras Públicas. Allí, prácticamente todo el personal se plegó a la medida, informaron desde el gremio municipal. 

 Desde ruta 3 y 228, Rubén Carabajal, referente local del sindicato de Camioneros, indicó: “Sabemos que el paro, tanto a nivel nacional como local, tuvo un alto acatamiento”. 

Rubén Carabajal y Tatiana Lescano




En tanto, consideró que “en lo particular pienso que está mal”. Su afirmación fue en torno a los trabajadores que sí optaron por trabajar con normalidad. “Cada uno es libre de elegir lo que quiere hacer. Siempre hay que perder algo para luego conseguir lograr cosas”, sostuvo. 

Por su parte, Néstor García, referente del Sindicato de la Carne, se mostró en sintonía con lo manifestado por sus pares que integran La Mesa Sindical. “Estas políticas que implementa el Gobierno no le hacen bien a nadie. El hilo se está cortando por lo más fino; y hoy lo más fino es la clase trabajadora, como así también la gente que está cobrando un plan y no le alcanza para vivir”, apuntó. 

En sus consideraciones, el dirigente dijo: “Las empresas están cada vez peor. Es una pena que con el país que tenemos estén pasando cosas que pensamos que nunca más iban a pasar. Eso es por las malas políticas y pensamientos que tienen cinco o seis empresarios que gobiernan sólo para ellos”.