La Ciudad

Carlos Avila y un tema de interés distrital

“Alguna vez se va a dar la autonomía”

30|09|18 12:34 hs.

Una vez que LA VOZ DEL PUEBLO advirtiera en sus publicaciones del domingo y lunes pasado, sobre la situación que está atravesando el director del organismo descentralizado, Carlos Avila, por los pedidos que hizo al Concejo Deliberante sin que hasta el momento haya tenido respuesta favorables.


Y sumado a esto el estado que presentan los paradores, no fueron pocos los que se animaron a volver a plantear si es que no llegó el momento en que Claromecó exija su autonomía. 

Consultado al respecto, el delegado, reconoció haber sido una de las alrededor de 400 personas que se movilizaron en los 80’ para lograr la autodeterminación. Avila reconoce que en la actualidad y en la provincia de Buenos Aires se han generado “nuevos movimientos como en La Matanza, Mar del Plata con Laguna de los Padres o Barker, en Benito Juárez”. 

Señaló que “hay un camino grande transitado con un estudio hecho de Claromecó sobre su ejido urbano. Ese estudio tiene hasta las cabezas de ganado que había en aquel tiempo, las hectáreas de cultivo de granos, de médanos, los kilómetros de caminos rurales, todo eso con detalle".

En este sentido, dejó en claro que “si las cosas que se han hecho para estudiar esa posibilidad dan bien, ¿por qué no? el objetivo de saber si era sustentable la idea”. Estaría totalmente de acuerdo”, sentenció. 

Dijo además que “Claromecó siempre anheló eso”, aunque está ligado a las posibilidades de viabilidad económica. “Todos queremos tener un pasar mejor, pero tu sueldo hace que puedas llegar hasta donde puedas”, explicó. Pero entiende que “si Claromecó con su ejido urbano y el cuartel 17 tienen cierta capacidad económica, hay que analizar sus gastos y ver si es viable. Es un anhelo de muchísima gente”. 

En la actualidad, la localidad cuenta con 4800 medidores, de los cuales unos 1500 pertenecen a pobladores locales. Entre las dudas de Avila, está la de poder considerar los cambios en el volumen de residencias –aunque sea temporaria- pero que se da todos los años por el turismo, y que llega a contar en enero con más de 30 mil personas, y con alrededor de 18 mil en febrero. 

El delegado claromequense, que ha alcanzado un consenso político y de la comunidad inédito o al menos muy pocas veces visto, dijo sobre el final que “alguna vez se va a dar. Vamos creciendo a un paso agigantado y aquel sueño puede llegar a ser una realidad, aunque soy consciente de lo difícil que resulta”.