Policiales

Seguridad local

“Nunca bajamos la guardia”

03|10|18 01:01 hs.

El superintendente, comisario general Gustavo Maldonado, manifestó a LA VOZ DEL PUEBLO que periódicamente se realizan controles desde la Superintendencia de Seguridad Región Interior Sur a todas las departamentales. 


En este caso, aprovechó una reunión pautada con el secretario de Seguridad de Tres Arroyos, Werner Nickel y convocó a todos los jefes subordinados a la jefatura Departamental de Seguridad de Tres Arroyos, Chaves y Dorrego que es uno de los ámbitos de competencia de la Superintendencia. 

El objetivo del encuentro fue bajar directivas respecto a la operatividad, además de conocer los avances investigativos por los hechos que han sucedido en Tres Arroyos y poder, de primera, mano interiorizarse sobre la información que se puso a disposición de quienes siguen la investigación. 

Por tal motivo se realizó también una reunión con el encargado de la sub DDI, Pablo Doreé y con el fiscal que lleva las causas antes mencionadas.

Los inhibidores
El superintendente expresó que en algunos hechos delictivos como los de la modalidad “inhibidores”, hubo “algún medio que publicó videos que se filtraron y no ayudaron en la investigación”. 

En el mismo sentido indicó que “se estuvieron haciendo otras dirigencias en el marco de hechos ocurridos. Se trata de unos delincuentes de Bahía Blanca muy conocidos, que esperemos no estén pendientes de la investigación, a partir de la filtración de los videos que los muestran”. 



Modalidades, “da cara” 
Maldonado reflexionó que “habría que replantearse el sistema de encarcelamiento que tenemos, en el que las personas privadas de la libertad se ponen en contacto con delincuentes de otros lados. Hay una línea investigativa muy fuerte que incluye personajes del ámbito local que están muy vinculados con gente con los que estuvieron en prisión en Bahía Blanca”, aseguró. 

También comentó Maldonado que hace unos días personal de DDI y de la Comisaría Primera allanaron diferentes domicilios de en Bahía Blanca, vinculados a algunos de los hechos ocurridos en Tres Arroyos, “en una investigación bien orientada”. 

Y agregó: “Justamente nosotros teníamos vinculados o mencionados en otros hechos de entraderas y de esta modalidad a algunos personajes que se investigan también en Tres Arroyos. El contacto en la cárcel con personas de distintas zonas muchas veces hace que se profesionalicen o que como se dice en la jerga, `da cara` a alguien de afuera”, sostuvo. 

Asimismo determinó que en los casos ocurridos seguramente el delincuente local hace la logística, marca los lugares que pueden ser objeto del delito y quien participa directamente es alguien de afuera, que es menos conocido en el ambiente y más difícil de reconocer por sus víctimas. 


La jefa departamental, comisario inspector Sandra Roncallo, junto al superintendente de Seguridad de la Región Interior Sur, comisario general Gustavo Maldonado, durante el diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO


Liberados
“Cada actor social tiene que conocer sus propias limitaciones –señaló Maldonado- desconozco la cantidad de gente que trabaja en el Patronato de Liberados en Tres Arroyos, pero en Bahía Blanca son muy pocos y esto no ayuda a un buen seguimiento de cada una de las personas para poder trabajar en la inclusión laboral, ya sea para quienes gozan del beneficio de salidas o quienes ya cumplieron su condena con el fin de reinsertarse en la sociedad”. 

En referencia a la relación con el Patronato de Liberados dijo que tratan de ajustar la información entre ambos organismos públicos especialmente “porque determinadas personas vinculadas a diferentes hechos delictivos comienzan a gozar de algún beneficio de salida y vuelven a reincidir por el mismo tipo de delito por el que cayeron presas”. 

De los conceptos expuestos sintetizó que “por eso todo este conocimiento lleva a orientar la investigación, porque son personajes que se reciclan, la mayoría no sale y busca trabajo”, destacó Maldonado. 

Una inversión 
Para Maldonado, al poder político y a la ciudadanía les cuesta interpretar que el servicio de seguridad es una inversión, “algunos ven lo que hacemos como un gasto, como algo no tangible, pero genera un beneficio, que es esta famosa sensación de seguridad o inseguridad como se dice, si bien es muy complejo cuantificar cuántos delitos se previnieron o nó con la presencia policial en la calle”. 

En referencia a este punto manifestó su convicción con respecto a que la policía disuade el delito: “La previsión es algo más profundo, que tiene que ver con el ámbito social, justamente en la prevención se incluye que se logren fuentes de trabajo o que las personas vinculadas al delito puedan lograr un cambio de vida y su reinserción social, por eso lo concreto que hace la policía es disuadir”. 

Y si bien consideró imposible medir cuántos delitos previno la presencia policial, afirmó que “lamentablemente medimos la estadística en base a los hechos cometidos y a veces el esclarecimiento tampoco ayuda, porque al que fue víctima del delito no le importa lo que resulta el número, puede no haber un descenso o ascenso considerable, pero para estas personas que sufrieron en Tres Arroyos representa el ciento por ciento”, cuantificó. 

Los últimos delitos en nuestra ciudad 
En referencia a los hechos violentos ocurridos durante los últimos días en nuestra ciudad, el superintendente Gustavo Daniel Maldonado precisó que en la investigación “queremos ver si está presente la teoría de que algunos personajes vinculados al delito, que están libres, pudieron involucrarse en estos hechos y de allí la seguidilla en un lapso de tiempo acotado. El intercambio con gente de Bahía Blanca también hay que tenerlo en cuenta”. 

Del mismo modo aseguró que “la convicción policial y la información que reunimos de la calle tiene que confluir en la investigación que se plasma de manera adecuada en los papeles, para que la Fiscalía los considere elementos de prueba y los someta a un proceso”. 

En cuanto a la línea que siguen los procesos dijo que mantienen la hipótesis de que se trata de bandas mixtas y la logística que hacen tiene que ver con el intercambio de información, o marcan el lugar a delinquir “que siempre lo hace el que es de la zona”. 

Tanto la jefa departamental, Sandra Roncallo como el superintendente manifestaron estar “en alerta permanente, nunca bajamos los brazos, no nos podemos relajar”. 

Roncallo precisó asimismo que “se ha sufrido un incremento del delito este mes, por eso estamos tratando de revertir la situación a través de diferentes medidas y procurando que de la investigación surjan elementos para poder resolver los ilícitos. Dar tranquilidad, más allá del dolor que genera cada hecho, con la idea que la población sepa que trabajamos tanto para investigar como para prevenir. Nunca bajamos la guardia”, afirmó la jefa. 

La superintendencia que dirige Gustavo Maldonado tiene a su cargo las departamentales de Tres Arroyos, Bahía Blanca, Necochea y Coronel Suárez, cada uno de ellas con un jefe. “La perspectiva del intercambio permite conocer los corredores delictivos y actuar en consecuencia para frenarlos de manera tal que se pueden articular los trabajos entre varias áreas y entre varias departamentales”, finalizó.