116 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 1°
Lluvia ligera

La Ciudad

.

La concesión del ex Barlovento queda en manos tresarroyenses

06|10|18 02:12 hs.

La oferta de Rubén Prado se quedó con la concesión del ex parador Barlovento del barrio parque Dunamar, en Claromecó. Su propuesta fue elegida por sobre otras dos, después del trabajo hecho por la comisión evaluadora. 


LA VOZ DEL PUEBLO pudo hablar con el director municipal de Turismo, Juan Moizzi, quien contó que “lo que se consideró para elegir la propuesta está instituido dentro del pliego de bases y condiciones con un sistema de puntuación donde vas analizando por categorías la oferta económica, arquitectónica y de antecedentes que hace el oferente”. 

En base a ese procedimiento se otorgan puntos por esos ítems. “Incluso hay puntos por si es residente local, por los servicios ofrecidos y diferentes cuestiones que otorgan un porcentaje. Y el que obtiene el mayor puntaje resulta ser la oferta ganadora”, precisó.     

El mejor adaptado 
 El responsable de las políticas turísticas del distrito explicó que “en el caso de esta oferta si bien el monto de inversión era menor al de los otros dos oferentes, era mejor adaptado al medio y a lo que nosotros pretendíamos”. 

 Según dijo, además “fue consensuado con el secretario de Obras Públicas (Mario Izurieta), se vio que se adapte a Dunamar, que sea sustentable a lo largo de los años, el canon era mayor al de las otras dos ofertas, y también había muchas variables que hacían que la oferta fuera viable de realizar”, afirmó. 

Al momento de ser consultado Moizzi, no estaba aún elegido el nombre del parador que reemplace al tradicional Barlovento. “Es una familia con buenos antecedentes en el rubro gastronómico, que fue lo que presentaron en el pliego y espero que les vaya muy bien”, dijo.

Por hacer 
Respecto a las responsabilidades que le caben a Rubén Prado como flamante concesionario para el próximo verano, contó el director de Turismo que “debe hacer una puesta a punto. Hay que acomodar algunas maderas, artefactos de baño que están faltando, vidrios, y del servicio gastronómico. Eso es para este verano para poder arrancar. Y también deberá tener en condiciones el acceso desde la costanera hacia el balneario, y desde el balneario hacia la playa”. 

En tanto para la temporada 19/20, la oferta con la que ganó contempla desarrollar “un plan de obras de mejoramiento íntegro de lo que es la terraza, los baños, baños para personas con discapacidad, servicios en playas para el sector de carpas, y la parte gastronómica. Pero quedarán servicios adicionales para una tercera etapa”, apuntó el funcionario. 

Eran buenas 
 Moizzi finalmente resaltó que “las tres ofertas eran buenas y los tres oferentes te daban cierta tranquilidad. Lo que tratamos de hacer -creo con un criterio lo más correcto posible- era elegir aquella oferta que se adaptara a lo que nosotros pretendíamos para Dunamar”. 

 En este sentido se expresó en favor de un buen inicio, al sostener que “ojalá que empiecen con el pie derecho porque creo que Claromecó necesita servicios de calidad que estén disponibles todo el año. Pueda ser que este balneario marque esa pauta”, concluyó.