Policiales

La desesperante situación de la chica baleada

Pelea por su vida una joven baleada en la cabeza

14|10|18 12:54 hs.

“Tengo mucha bronca y mucho dolor y quiero que esos dos se pudran en la cárcel. Tengo una hija de 20 años debatiéndose entre la vida y la muerte”. 

La madre de Rocío Burgos, María de los Angeles Cardano, se encuentra en Bahía Blanca acompañando a la menor de sus tres hijas, de 20 años, mientras lucha por su vida en una sala de cuidados intensivos del Hospital Interzonal Regional de Agudos Doctor José Penna. 

La chica recibió un balazo en la cabeza y está en coma farmacológico, después de haber sido sometida a una intervención quirúrgica de más de seis horas, luego de la cual los profesionales médicos que la intervinieron calificaron su situación como “crítica”. 

“Es una injusticia, si voy yo y los reviento, seguro que voy presa. La verdad es que cada vez entiendo menos. Estoy con un dolor profundo, como mamá, me tocó vivir una pesadilla y esos dos andan sueltos”, señaló la señora Cardano, quien responsabiliza del hecho también al novio de su hija, a quien aparentemente fueron dirigidos los disparos de un sujeto que, a bordo de un auto marca Chevrolet Astra, color gris, se colocó junto al vehículo en el que se encontraba la chica con el objetivo del agresor, otra pareja amiga y dos criaturas de 4 y 5 años que afortunadamente no sufrieron heridas. 


En este auto. Se encontraba Rocío Burgos al momento del ataque a tiros en la noche del viernes


“El que le pegó el tiro a mí hija se le vino encima y empezó a tirar tiros, porque él arregla todo así. Yo lo quiero ver pudrirse en la cárcel”, agregó indignada la mujer, que anoche no salía de su asombro porque el sospechoso todavía no había podido ser localizado por la policía, “hay cámaras, hay testigos. Ya tienen todo para ir detenerlo y sigue libre semejante malandra. ¿Cómo no van a saber nada?”, se preguntó. 

Situación desesperante 
El hecho ocurrió en la noche del sábado, cuando Rocío, su novio y otra pareja con dos criaturas, se encontraban en un automóvil marca Ford Fiesta propiedad de los últimos, estacionados en la intersección de la avenida Del Trabajador y la calle Pueyrredón. 

En esa situación se encontraban cuando un automóvil marca Chevrolet Astra apareció de repente y comenzó a disparar hacia el otro auto. Una de las balas impactó en la cabeza de la chica y el autor de la agresión huyó del lugar con rumbo desconocido. 

Tras eso, los acompañantes de Rocío Burgos la llevaron al hospital, aunque aseguran que la única que permaneció junto a la víctima fue la mujer que se encontraba con los chicos. 

Según comentaron familiares de Rocío a LA VOZ DEL PUEBLO, el conductor del Astra es un sujeto con antecedentes penales que habría protagonizado una venganza contra el novio de la víctima, con quien había tenido una disputa tiempo atrás en la que había sido herido con un arma blanca. 

El viernes por la noche habría sido el día elegido para llevar adelante su venganza, aunque falló en el objetivo e hirió a la chica. Rocío Burgos tiene 20 años. Es hija de un policía con 30 años de actividad en Tres Arroyos y, siguiendo la vocación de su padre, estudia para seguir su mismo camino. 

El traslado 
Apenas constatada la gravedad de la herida, los profesionales médicos del Hospital Pirovano dispusieron el traslado de la herida al centro de salud de alta complejidad bahiense, donde a pesar de la extensa intervención quirúrgica, no lograron extraerle la bala. 

Tal como indicó Daiana Burgos, hermana mayor de Rocío, el último parte médico tras la cirugía fue a las 11.30, oportunidad en la que se determinó que la bala ingresó en el cráneo por el lado izquierdo, por arriba de la oreja, y quedó alojada en el lóbulo derecho, cerca de la sien, "la bala le atravesó el cerebro, ella quedó en coma farmacológico, alojada en terapia intensiva", dijo. 

Según explicó Daiana, los médicos le informaron que el estado de salud es “crítico” y “por los próximos dos o tres días la van a tener en terapia intensiva. Sino despierta, la van a despertar ellos (por los médicos), pero no está bien, no son buenas las probabilidades de vida". 

Gente problemática 
De acuerdo a lo expresado por Daiana, su familia se oponía a la relación que Rocío tenía con el joven que fue atacado a tiros en la noche del viernes. “No sé qué ajuste tenían que hacer entre ellos. Son dos personas muy problemáticas de Tres Arroyos", dijo refiriéndose a ambos, uno residente en el barrio Ruta 3 Sur (el novio de Rocío) y el otro del barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján. 

Tal como indicó la hermana mayor de la víctima, el momento familiar que están padeciendo es dramático, "mi papá nos trajo (a Bahía Blanca) y se tuvo que ir porque no soporta la situación y, por mí lado, no te puedo explicar lo que es ver a tu hermana llena de cables por un h.d.p. que le pegó un tiro en la cabeza y mi hermana no tiene nada que ver", señaló en el cierre. 

Anoche, fuentes policiales informaron a este diario que, luego del ataque, se había tomado declaración a las personas que estaban con la víctima e incluso, la DDI realizó un allanamiento en la casa del sospechoso, donde fue secuestrado el Chevrolet Astra, como así también el Ford Fiesta donde estaban las víctimas al momento del ataque. 

Por el momento, la causa fue caratulada “homicidio en grado de tentativa” por el fiscal Carlos Lemble, titular de la UFI N°13 de Tres Arroyos.