116 años junto a cada tresarroyense

ST 3. 6°
Despejado

La Ciudad

Se viene una charla

Altas dosis de nutrientes para prevenir enfermedades

22|10|18 12:00 hs.

El 3 de noviembre el licenciado en nutrición Diego Cáceres llega a Tres Arroyos a dar una charla en el gimnasio Unico, una actividad organizada por el profesor e instructor Guillermo “Tata” Flores. El licenciado y especialista en nutrición y salud brindará conceptos sobre diversas temáticas. 


Entre ellos abordará la prevención de enfermedades a partir de usar altas dosis de nutrientes en el deporte y en la salud, conocida como medicina ortomolecular. 

Trabajará con las personas que asistan a la charla en la incorporación de nutrientes en altas dosis para generar una ayuda “de lo que sería una corrección molecular del medio interno, de sus déficit nutricionales y su malnutrición, empezar a incorporar en las personas algo muy común en el humano que es el ayuno calórico- instalado en su genética y ver qué repercusión tiene a nivel salud y en el deporte”, explicó Cáceres entrevistado por LA VOZ DEL PUEBLO.

La charla 
El licenciado en nutrición le contó a este diario que en la Jornada organizada por Tata Flores, trabajará con preparados específicos, especialmente antiinflamatorios, de los que dijo “desde la evidencia científica el nivel más dañado del organismo es el corazón, para esto daremos una receta muy interesante, práctica y barata que estudios realizados determinaron su efectividad para prevenir afecciones en estos órganos”.

Las charlas de Cáceres están dedicadas a la prevención de enfermedades derivadas de la alimentación que llevan, por ejemplo, al debilitamiento del sistema nervioso. “También trabajamos con el intestino, vemos qué funciones cumplen los nutrientes que hoy por hoy son específicos en él, tener en cuenta las inflamaciones -que no se conocen siempre como enfermedades- pero seguramente las van a tener como problemas futuros”, sostuvo. 

Respecto a preparados naturales que ayudan a desinflamar y previenen enfermedades, Cáceres acotó que “la medicina hace estudios invasivos o utiliza medicamentos abusivos y agresivos para el organismo que no solucionan el problema, lo que tratamos es poder encontrar las causas primarias de las enfermedades y no tapar el ruido que hace el organismo con respecto a eso".

El ayuno 
La propuesta que Cáceres trae a Tres Arroyos tiene que ver con el ayuno -no como alteración alimentaria- sino desde lo que es una terapia de protección del sistema energético y de salud. “No es dejar de comer, es un ayuno de calorías, pero no de nutrientes que tienen que estar. No hay que dejar de comer porque sí”. 

El licenciado habló de la terapia del ayuno con cetosis posterior. Explicó que “es una condición humana, lo hacen los budistas, los musulmanes, los judíos, se trata de algo que siempre se hizo, el tema que en esta sociedad estamos sobrepasados de comida y de comida de mala calidad. Además tenemos la versión que cuando el paciente está enfermo hay que darle de comer, pero en la naturaleza el perro se siente mal y deja de comer, lo mismo un bebé. Los mamíferos tienen integrado el ayuno como condición de salud, el problema es que nuestra sociedad considera que hay que comer aunque te sientes mal”, describió.

Los no 
Ante la consulta de este diario Cáceres se refirió a los alimentos que hay que dejar para mejorar la salud. Claramente habló de “los productos industrializados, hablo de edulcorantes porque son tóxicos nutricionales de la industria, todos los que generan patologías autoinmunes -que están en la naturaleza- y dentro de la industria que hay que identificar para prevenir, como hongos y bacterias que producen inflamación intestinal”. 

En relación al estrés dijo que tanto el ashwaganda, el ginseng, la maca, la rhodiola se pueden tomar para mejorar el ambiente, y dijo que “son sustancias que están en los alimentos que podemos consumir para mejorar”. 

Durante la charla el licenciado recomendará otros alimentos que podrían beneficiar como barritas de buenas calidades factibles de consumir a la tarde, y eliminar los alimentos que no son nutritivos y que ponen al hombre en condición de enfermedad y de adicciones, como el azúcar. 

En relación el estrés dijo que “es un detonante que vemos en consulta, es el que detona una bomba de tiempo que ya está en tu organismo, el cuerpo baja las defensas cuando el estrés está muy alto. Algo que ocurre también con el paciente oncológico en el que siempre hay un factor de estrés o emocional que lo debilita. Esta emoción es poco estudiada en la medicina actual porque las emociones son de otro plano, pero cuando las trabajamos especialmente vemos que siempre son detonantes que están en el organismo y es una mal nutrición”. 

Entre los objetivos de la jornada que se realizará en el gimnasio Unico, Cáceres destacó que la información que brindará a las personas que asistan está la de trabajar para reducir la incidencia del cáncer y también abordar las adicciones que la gente tiene con la comida. 

Para eso explicó que “proponemos ayunos en los que el cuerpo empieza a generar ganas de nutrirse, o trabajar con la longevidad, para ayudar a mantenerla. Lo que queremos es trabajar sobre la prevención del envejecimiento como una enfermedad”.

Ambientes enfermos o sanos 
Cáceres indicó que “las bacterias que están en el organismo que viven siempre en él, no predominan en un ambiente patógeno de por sí, pero necesitan de una debilidad intestinal -por ejemplo- para generar un ambiente de enfermedad que hoy en los chicos es tan común”. 

La propuesta que traerá el 3 de noviembre tiene que ver con el uso de alimentos cotidianos y preparaciones de la medicina ayurvédica, como la manteca y el aceite de coco, “vamos a usar preparados de proteínas, cosas básicas”, contó.

Los niños y la alimentación 
“Lo básico para un niño es que sus padres sepan comer. El compromiso que tienen los padres debe ser de nutrirlos, no sólo de darles de comer”, expresó. 

Y agregó que “por eso hay que sacar aquello que tiene al niño hiperactivo y con poca concentración en el colegio, distraído cuando está básicamente afectado por el intestino. Eso se debe al azúcar de cualquier tipo, galletas, chocolatada, papas fritas, tostadas por lo que es difícil que sea un adulto que no tenga problemas con el mantenimiento de la salud”, anticipó Cáceres.

Balanza vs centímetro 
Finalmente el licenciado se refirió a las dietas. “Lo que hoy sabemos es que antes de bajar de peso lo importante es bajar el perímetro de cintura y del ombligo porque ahí está la enfermedad en sí, la incidencia sobre el hígado, el páncreas, lo cardiovascular”. 

Acerca del perímetro de cintura explicó que “es una medición simple y barata que la gente toma con poca importancia mientras mide todo en bajar o subir kilos. Pero bajar cintura es bajar grasa visceral que es un marcador fácil de la salud en general”, advirtió en el cierre de sus comentarios.