La Región

Adolfo Gonzales Chaves

"Es momento de poner un límite”

23|10|18 11:18 hs.

Se llevó a cabo frente a la Municipalidad la concentración de vecinos para reclamar sobre el aumento de las tarifas de los servicios públicos, en lo que fue una protesta simultánea y coordinada en varias ciudades de la provincia en un intento para que el Gobierno Nacional revea la actual política tarifaria. 


El intendente, Marcelo Santillán, encabezó la protesta y declaró ante los periodistas que la situación es “insostenible” y que “está ahogando a las economías locales”. 

Destacó que “un grupo de intendentes nos hemos puesto de acuerdo para sensibilizar por el tema de los servicios públicos y explicando a la comunidad que no podemos seguir con este nivel de tarifas”, explicó. 

El jefe comunal comentó que son cuestiones que cuestan explicarle al vecino: “Las tarifas de una u otra forma se subsidian, y no es que se beneficia el que puede pagar, porque justamente el subsidio sale del impuesto del que puede pagar…” 

En ese sentido comentó que “en Gonzales Chaves, en 2016, el vecino pagó en concepto de combustible, energía eléctrica y gas 21 millones de pesos. En 2018 esa proyección saltó a 128 millones; es decir tres compañías se llevan del distrito ese dinero que quedaba en el circuito local”, expuso. 

Y agregó: “La disminución que han tenido los jubilados, el aumento de las patentes, el inmobiliario, los seguros y las prepagas han ahogado la economía local.” “En el distrito hay un saqueo, donde cinco empresas se llevan el 60% del ingreso que tiene el pueblo y esto se ve reflejado en la actividad económica local”, argumentó.

A los legisladores 
Santillán se refirió también al planteo que un grupo de intendentes justicialistas le hicieron a los legisladores nacionales de la provincia para que se opongan a votar el presupuesto nacional, porque aseguró que el “primer gasto del nuevo presupuesto es el pago de intereses de servicios de deuda con el FMI”. 

Por otra parte, dijo que “esto constituye un sistema financiero que se está cumpliendo a rajatabla y que no sabemos dónde va a terminar: ya hay un aumento previsto para el gas de 35%, para luz del 21%, y se dio marcha atrás en esas 24 cuotas que iban a pagar”. 

Aunque advirtió que ese valor extra “no se deja de pagar; sino que el Gobierno Nacional asume la deuda que las distribuidoras tenían con las generadoras, y la paga el pueblo a través de los impuestos”. 

También puso como ejemplo la situación que se vive en la ciudad por la falta de viviendas y que “la desesperación por alquilar” ha hecho que el barrio de 182 viviendas (ex Plurianual) se reconstruya en tiempo récord.

“Es el momento que pongamos un límite y estamos trabajando fuertemente para esto. Nos tocó una época donde los intendentes, aparte de hacernos cargo de los servicios públicos, debemos también defender el bolsillo a la gente, por eso pedimos en esta nota que concebimos desde aquí y que firmaron 40 intendentes de la provincia, que se revea la actual situación tarifaria que lleva a adelante el gobierno nacional”, concluyó.