La Ciudad

Se planteó en la Cámara Económica

Piden que la venta online local tribute como el comercio común

26|10|18 09:46 hs.

El comercio electrónico tiene sus exigencias legales, requisitos que se deben cumplimentar para vender productos o servicios online. Entre ellos una facturación de manera legal (en blanco), para lo que es necesaria la inscripción en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y que puede hacerse como monotributista, o como responsable inscripto. 


La normativa vigente determina que el control municipal debe cuidar que se cumpla con la norma al momento de inscribir los productos que se venden y que se efectúe el pago correspondiente por tasa por publicidad y propaganda como comercios habilitados. 

Para determinar el cumplimiento de las exigencias legales para la venta por Internet, un grupo de comerciantes locales acercó la inquietud a la Cámara Económica para analizar el tema y proponer alternativas para que “la venta no sea desleal”, tal la manifestación de algunos comerciantes y del propio presidente de la Cámara Económica, Augusto de Benedetto.

La comercialización de productos o servicios a través de redes sociales u otras modalidades online, y la competencia que se establece con los comercios habilitados e inscriptos en el municipio -que tributan impuestos provinciales y nacionales- es un tema que tiene larga data, pero que no se resolvió satisfactoriamente. 

Ayer a las 11, De Benedetto recibió la inquietud de comerciantes acompañado por Graciela Sabarots, y tres asesoras de la Cámara; Lucía Pomponio, Daniela Avila y Martina Lasaga. También formó parte de la reunión el presidente del bloque de concejales del Movimiento Vecinal, el contador Guillermo Salim. 

“Por una inquietud de comerciantes de Tres Arroyos nos reunimos para trabajar temas referidos a la venta de artículos comerciales por Internet”, comenzó explicando De Benedetto. 

El dirigente le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que citó a algún referente de comercios locales y a Salim -en ausencia del secretario de Producción, Carlos Bayúgar- porque “se acercaron comerciantes preocupados por la competencia desleal, por ventas de los bolsos y mercaderías que se comercializan por Internet y también en forma particular. Pero también por la reventa que surge de los tours de compras a La Salada o Saladita y la compra-venta sin tener ningún encuadre legal, sin factura o sin estar inscriptos en AFIP, ARBA, o inscriptos como vendedores ambulantes en el listado que propone la ordenanza vigente”.

Citación para el 2 
Para comenzar a trabajar en el encuadre legal, que si bien existe no se cumple en la mayoría de los casos, la Cámara enviará una nota al municipio para citar el 2 de noviembre a ARBA, AFIP y a Gendarmería “que es el único que tiene poder de policía para revisar un auto o un colectivo en ruta”, manifestó De Benedetto. 

Entre los conceptos que se discutieron ayer en la mesa de trabajo estuvo presente la ordenanza de Transportes y Excursiones que “no incluye a los tours de compras y desconocemos cómo están habilitados dentro del municipio los que hacen estas excursiones”, según indicó. 

Dijo al respecto que “hay una enorme diferencia entre excursiones y tours de compras por lo que hay que resolver esta cuestión y ver las habilitaciones que permiten realizar -incluso publicitar- los viajes para comprar mercadería que se revende en casas particulares, o por Internet”, expresó un comerciante presente en la reunión. 

De Benedetto aclaró que “el planteo de los comerciantes no es prohibir, o no dejar que se comercialice de este modo, sino que regularicen su situación según las normas vigentes. Y que el municipio cobre la tasa por publicidad y propaganda, pero si esto no fuera factible, entonces pensar en beneficios municipales para los comercios habilitados como esos derechos municipales, o como seguridad e higiene”. 

Otra cuestión que se puso sobre la mesa de debate fue la de controlar la facturación de compra y de venta teniendo en cuenta la situación económica que hace que proliferen este tipo de actividades. “Pero si no pueden -o no saben controlarlo y no se hacen cumplir las ordenanzas- entonces lo justo sería bajar los compromisos municipales a los que sí se les exigen todas estas reglamentaciones para poder vender cualquier producto”, subrayó un comerciante.    

“Difícil de controlar” 
En representación del bloque de concejales del oficialismo, y del secretario de Producción, Guillermo Salim escuchó atentamente el reclamo y la solicitud de los comerciantes especialmente los referidos a hacer cumplir las ordenanzas y tener el control sobre lo que no está regularizado. 

El presidente del bloque vecinalista destacó que hace tiempo se discute el tema en la Municipalidad y consideró “muy difícil controlar o inspeccionar -si no hay una denuncia concreta- en domicilios particulares”. 

Y dijo que “aun teniendo todos los datos los inspectores deben verificar lugares en los que no hay carteles, ni indicadores que den cuenta de alguna comercialización, pero si conocemos que se realizan actividades sin registrar mandamos la inspección municipal”. 

El reclamo del comercio es que se regule la venta online -en principio- porque hay ordenanzas vigentes que así lo disponen, en segundo lugar conocer qué habilitación tienen los tours de compras y en qué normativa se encuadran, algo que la Cámara investigará, incluso porque la realización de estos viajes se publicitan en los medios.  

“No estamos en contra” 
En cuanto a la ordenanza que regula los servicios turísticos o excursiones, Graciela Sabarots dijo “si la empresa está habilitada -en este rango- podría funcionar, lo que hace la diferencia es que se publicita el tour de compras, entonces hay saber cómo se gestionan estas habilitaciones”. 

En reiteradas oportunidades referentes del comercio local manifestaron que “no estamos en contra de las ventas de Internet, los comercios también hacen publicidad en Facebook o Instagram, sólo pedimos que todos paguemos lo mismo, o que todos tengamos algún beneficio”. 

Por citar un ejemplo, se encuentra vigente la ordenanza que rige la publicidad y propaganda en cuyo artículo 133°, vigente, expresa que “cuando la publicidad o propaganda no estuviera explícitamente contemplada se abonará la tarifa general que a tal efecto establezca la ordenanza impositiva anual. Además tributará la publicidad o propaganda oral en la vía pública, o en lugares públicos que por algún sistema o método alcancen a la población”. 

Sin facturas de papel 
Para Salim el próximo año el control será más complicado. Explicó que hizo un curso de Derecho Tributario, “y la mala noticia es que desaparece la factura en papel, el municipio no va a poder seguir ninguna factura por alguna operación a partir del 1 de abril de 2019, todo va a ser electrónico, es lo que se viene, por lo que el control tributario de estas operaciones para la Municipalidad va a ser imposible”. 

Asimismo agregó, “la única ventaja es que los sistemas informáticos están apareados, una vez que se realiza la facturación aparece en los tres sistemas tributarios, AFIP, ARBA y en el Municipio que cruzan datos, un viejo anhelo que se logró cuando se unificaron los nomencladores para poder cruzarlos”.