La Región

Adolfo Gonzales chaves

Se licitaron veinte cuadras de pavimento

27|10|18 13:29 hs.

El Departamento Ejecutivo realizó ayer, en la Sala de Reuniones "Adolfo Gonzales Chaves" de la municipalidad, la licitación de 20 cuadras de asfalto y 22 frentes de cordón cuneta, con una inversión estimada de 22 millones de pesos. La decisión del intendente Marcelo Santillán es que en la semana próxima se evalúen las ofertas para comenzar la obra a la brevedad. En cuanto a los plazos de ejecución de obra, serán 60 días para el cordón cuneta y 90 para el asfalto, si el buen clima acompaña. 


Según la distribución del pavimento en las localidades, serán 12 cuadras para Gonzales Chaves y 8 para De la Garma, con ofertas de las firmas Bruno Construcciones S.A. y Coince Bahía S.A., que indicaron montos un 15% arriba del presupuesto oficial de 18.599.894,60 pesos. 

Mientras que la construcción del cordón cuneta tiene un presupuesto oficial de 3.769.000 y las ofertas rondaron en un 13% por encima de esa suma, correspondientes a Bruno Construcciones S.A. y Felor S.R.L. “Muy contentos de haber podido lograr la apertura de las licitaciones y que haya empresas interesadas en estas obras, que se consiguen por la constancia del intendente de firmar los convenios y de estar en permanente contacto con el Ministerio de Infraestructura”, resumió Luis Arévalo, secretario de Obras y Servicios Públicos. 

Además de Arévalo, participaron de la apertura de sobres la directora de Asuntos Legales del municipio, Cristina Suárez y el jefe de Compras, Diego González.


Maquinaria municipal procedió al relleno de los pozos de base de silos


Tapando
La Municipalidad de Gonzales Chaves realizó tareas de relleno de 13 pozos de bases de silos que presentaban serios riesgos de accidentes, en la avenida San Martín al 1050 de esta ciudad. 

Tras un informe de Coordinación de Defensa Civil y a pedido de la Secretaría de Seguridad, maquinaria vial intervino un terreno ubicado entre las calles Coronel Pringles, Antártida Argentina y España, donde se rellenaron con tosca enormes fosos que alojaban tanques de combustibles y otros de bases de silos que acumulaban gran cantidad de agua.

El lugar presentaba peligro de accidentes por la irregularidad del terreno y el diámetro de las excavaciones que quedaron al retirar los silos.