La Ciudad

Para Fabiano hay que "aggionarse" y tributar

Venta online: “Es un sistema que no se puede poner en discusión”

29|10|18 09:42 hs.

Conocida la queja de comerciantes locales por la competencia desleal, ante el crecimiento de la venta online, desde la Cámara Económica se emitió el sábado por la noche un comunicado donde advierte sobre la ilegalidad que transitan -en Tres Arroyos- aquellas personas “que venden productos por Internet, utilizando redes sociales y WhatsApp”. Pero un giro diferente al tratamiento del tema lo hizo en declaraciones a LA VOZ DEL PUEBLO el concejal de Cambiemos, Roberto Fabiano.


“Es innegable” 
Previo al comunicado que emitiera la cámara, el legislador sostuvo que “la venta por Internet es innegable y no tiene marcha atrás. Es un sistema que ya prendió en la comunidad del mundo, y a través de Internet tenés la posibilidad de comprar lo que quieras, en cualquier parte del mundo y tenerlo en tiempo récord”. De acuerdo al también arquitecto, esto se da también porque hasta de ese modo se consiguen artículos “a veces más económicos e incluso con productos que no están disponibles en el mercado local. Por su especialidad, por su rareza o por lo que fuera”.  

“Cocinará en su casa, Bromatología hará la inspección y AFIP también. Será un monotributista que fabrica pollo arrollado en su casa y lo vende, pero que tributa como cualquiera”, explicó Fabiano


“Nadie puede prohibir” 
Fabiano no diferenció en este tipo de comercialización a todo aquello que se compra fuera de la ciudad, de lo que se genera en el mercado interno, sobre por las redes sociales. Dijo al respecto que “este sistema de ventas no se puede poner en discusión. Ahora lógicamente toda esa operatoria tiene que ser en blanco. Nadie puede prohibir la venta por Internet, pero si quien vende tiene que facturar”, afirmó. En ésta misma línea señaló que “todo aquel que comercialice lo que sea por internet o en su casa sin publicarlo, debería facturarlo y tener los controles que corresponden. Tanto de AFIP, como de pagos municipales”. 

“El Estado puede intervenir” 
También explicó Fabiano que “nadie te puede obligar a habilitar un comercio. Vos podes vender por internet, ser monotribustista o un responsable inscripto, vender todo lo que sea, y mensualmente tributar lo que corresponde de ingresos brutos y en el caso de la Municipalidad la tasa por seguridad e higiene correspondiente a la facturación que hiciste”. 

De todas maneras consideró que es una actividad que “no es fácil de controlar, ni de detectar, pero como la mayoría publicitan a través de Internet, o por denuncias que pudieran existir, entiendo que el Estado puede intervenir y requerir que se cumpla con esas normas”. 

Venta de alimentos 
Puntualmente el concejal observó que debe ponerse el ojo en la actividad, con los pagos de las tasas, los impuestos y sobre todo en el caso alimenticio. La venta online debe tener controles bromatológicos “porque eso es lo que reviste peligro”. En este punto remarcó que “sería una meta a trabajar” el detectar la venta de alimentos por Internet, sobre todo a través de las redes sociales. 

“Cocinará en su casa, Bromatología hará la inspección correspondiente y AFIP también. Será un monotributista que fabrica por ejemplo ‘pollo arrollado’ en su casa y lo vende, pero que tributa como cualquiera. Es una competencia que no se la puede negar”, sostuvo. 

“Incluirse en el sistema”
Para trabajar sobre el tema, Fabiano estableció como básico “no pretender prohibir la venta porque eso ya no tiene retorno”. Y planteó que “el comercio dentro de su preocupación también tiene la posibilidad de ‘aggiornarse’ e incluirse en el sistema de esas ventas. De hecho hay empresas -o comercios- locales que trabajan y hoy están vendiendo más a través de Internet que en su propio local de venta. Porque la ventaja que tiene Internet es que te abre el mercado de todo el país”, resaltó. 

Es por eso que alentó a quienes tengan un producto para poder comercializar, que experimenten el sistema. “Hay comercios locales que lo hacen, y eso también forma parte de un ‘aggiornamiento’ de las empresas en subirse a un sistema que no tiene vueltas en el mundo. Hay páginas de renombre mundial que trabajan bien, los cumplimientos son buenos, los tiempos de entrega son óptimos y los controles funcionan”, dijo al finalizar.