La Ciudad

Afirman que "viene muy lenta" la ayuda municipal

Ni “suspensiones o vacaciones”, en la ex Laso los empleados quieren trabajar

30|10|18 00:19 hs.

Después de una reunión en el Ministerio de Trabajo de la provincia donde afirman que “no fue” lo que esperaban, desde el gremio de la Alimentación y la planta de empleados de la ex Laso decidieron “profundizar” su plan de lucha para intentar sostener sus fuentes de trabajo, amenazadas hoy por una grave crisis financiera de la empresa. 


Es por eso que en la mañana de ayer, y acompañados por la Mesa Sindical, llevaron adelante una manifestación pacífica en el ingreso a una de las plantas que la empresa tiene en el Parque Industrial, para visibilizar la situación que atraviesan. 

Allí LA VOZ DEL PUEBLO pudo hablar con el dirigente gremial, Juan D’Annunzio, quien además de contar que en el Ministerio de Trabajo bonaerense les ofrecieron “suspensiones o vacaciones”, señaló que la ayuda social prometida por el intendente Carlos Sánchez, viene “muy lenta”.

“Queremos que empiece a girar la rueda y que se encuentren los mecanismos necesarios para que se le ofrezca a la empresa seguir trabajando”, sostuvo el dirigente gremial.


“Sin cortarla” 
“Surgió por asamblea profundizar un poco más las medidas, dar a conocer más nuestra situación así que estamos panfleteando en la ruta 3 -sin cortarla- pero entregándole a los automovilistas, a la gente que entra al parque, un panfleto en el que se cuenta nuestra situación”, dijo en principio D’Annunzio. 

En relación a la reunión desarrollada el último jueves en la cartera laboral bonaerense, el referente gremial dijo que “la verdad no fue como la esperábamos la reunión. Estuvo el viceministro de Trabajo Barreiro pero la verdad lo único que nos aseguró fue controlar las cuentas que pudimos lograr en el Ministerio”. 


En el acceso al Parque Industrial, los empleados de la ex Laso entregan panfletos contando su situación


Se trata del acuerdo alcanzado entre el gobierno de la provincia, la empresa y el sindicato para que cada uno de los trabajadores perciba su sueldo a través de una cuenta del Ministerio de la mercadería que logre venderse y que se encuentra almacenada en la planta. Esa operatoria podrá evitar posibles embargos a la firma, y garantizará el cobro de los sueldos atrasados.  

No se acepta 
Igualmente D’Annunzio agregó que “lo único que la Provincia daba como herramienta hacia la empresa -y por la necesidad que tenemos nosotros de seguir trabajando- fueron suspensiones o vacaciones”. Dijo al respecto que “bajo ningún punto de vista nosotros como sindicato lo vamos a aceptar, creemos que la gente tiene que estar trabajando, que el lugar más lógico es su puesto de trabajo, trabajando y elaborando. Y no en su casa suspendido o de vacaciones”, entendiendo que de esa manera “tampoco” van a conseguir cobrar sus sueldos. 

“Queremos que empiece a girar la rueda y que se encuentren los mecanismos necesarios para que se le ofrezca a la empresa seguir trabajando”, sostuvo. 



La garantía
Concluyó D’Annunzio que “no hay otra” que continuar y profundizar el plan de lucha porque la situación de los trabajadores de la ex Laso sigue siendo la misma. “Los días así son muy angustiantes y desesperantes, sobre todo para los que son jefes de familia. Por eso insistimos con la lucha manifestándonos pacíficamente, para que todos conozcan la situación real que nos está pasando como trabajadores”, afirmó.

A todo esto, y sin actividades que realizar dentro de las dos plantas de la empresa, los empleados cumplen con sus horarios de trabajo y también custodian el capital de la empresa, considerando que su “garantía es la mercadería” que se encuentra acopiada, y que representa su posibilidad más inmediata de poder cobrar sus haberes a través de la cuenta del Ministerio.  

“Va muy lento porque estuvieron el jueves y el viernes en la planta, y habían hecho el relevamiento nada más de 30 personas”, dijo D’Annunzio sobre la ayuda prometida por el intendente Sánchez.


“Va muy lento” 
Pero D’Annunzio también se refirió a la ayuda social que les prometió el intendente Carlos Sánchez, en el marco del encuentro que mantuvieron la semana pasada. “El equipo del intendente bajó a dos asistentes sociales que están haciendo un relevamiento de las necesidades de todos los trabajadores. Parece que es algo engorroso, algo que va muy lento porque estuvieron el jueves y el viernes en la planta, y habían hecho el relevamiento nada más de 30 personas. Esperamos la ayuda y en el tiempo más breve posible”, expresó. 

Presencias 
La manifestación de los empleados de la ex Laso y el gremio de la Alimentación fue acompañada por referentes de la Mesa Sindical, y del Concejo Deliberante. La concejala Tatiana Lescano, del interbloque peronista dijo a este diario que “la situación de los trabajadores de la ex Laso es cada vez peor, más incierta. Y como el primer día estamos acompañándolos aunque sea con presencia que es -por ahora desde este lugar- lo único que podemos hacer”.

Marcela Molina del SUTEBA, indicó que la respuesta que el gremio y los empleados recibieron en Trabajo “es sólo una solución a corto plazo, y que el drama que viven estas 150 familias, se suma a otras muchas que están despedidas en nuestra ciudad”. 

A su lado Daniel Marchetti, de Fideeros, expresó que los trabajadores “tenían buenas expectativas en la provincia y el Ministerio no les respondió como ellos esperaban, y ahora están a la espera de otros caminos”.