El Campo

La Tranquera

Agroindustria aprobó la primera soja tolerante a la sequía

02|11|18 19:42 hs.

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria aprobó la primera soja tolerante a sequía con control de malezas. Por medio de la Resolución 15/2018, publicada el 17 de octubre en el Boletín Oficial, la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía de la cartera agroindustrial autorizó una semilla con una acumulación de eventos biotecnológicos que combina tolerancia a la sequía y a herbicidas en soja (glifosato y glufosinato).


"Este cultivo brindará una ventaja real para los productores al disminuir las pérdidas de rendimiento, sin prescindir de opciones para el control de malezas", afirmó el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, en un comunicado. 

El cultivo presentaría “un mejor rendimiento frente a condiciones ambientales adversas”, gracias a un desarrollo tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), conservando la opción de contar con una herramienta de control de malezas muy demandada por la producción sojera actual, afirmó Agroindustria. 

El evento HB4 que confiere esta característica también ha recibido la aprobación de la Food and Drug Administration de Estados Unidos, y se encuentra en proceso de autorización en China, principal mercado para la soja argentina.

Eficacia
Al respecto Etchevehere destacó que "este año hemos aprendido sobre la necesidad de contar con este tipo de productos; por lo que le hemos solicitado al Gobierno chino que emita pronto su autorización, para que los productores argentinos puedan probar masivamente esta tecnología tan prometedora y estar preparados para la próxima seca". 

Este producto exhibió una notoria eficacia en reducción de pérdidas debidas a la falta de irrigación durante la sequía que afectó al cultivo de soja durante la última campaña, como fue verificado en pruebas a campo realizadas en distintos puntos del país. 

Esta semilla de soja fue desarrollada por el Instituto de Agrobiotecnología de Rosario (Indear), la empresa de Investigación y Desarrollo de Bioceres. En lo que va de 2018 se aprobaron con nueve eventos biotecnológicos, tres corresponden a soja, cuatro a maíz, uno a papa y otro a alfalfa. En tanto, en 2017 se habían aprobado dos eventos, uno de ellos corresponde también a soja; en 2016, fueron seis, la mitad fueron de soja, y en 2015, otros cinco, de los cuales tres fueron de la oleaginosa.  

“Hubiéramos recuperado un 26%”
Hace pocos meses, en el Congreso de Aapresid, Ignacio Crippa, líder de producto de Indear, explicó cuáles son las ventajas y el potencial impacto de esta tecnología. En síntesis, a partir de 37 ensayos realizados en la Argentina (contando los realizados en EE.UU. suman 50 ensayos) se encontró que el gen HB4 genera mejores rindes en condiciones de estrés hídrico y que en condiciones óptimas no tiene penalidad. 

“En soja, los ensayos demuestran que mejora los resultados en un 13 por ciento en promedio en condiciones de estrés, pudiendo alcanzar hasta un 30 por ciento en condiciones de sequía severa”, aseguró Crippa. 

¿Cómo sería la producción en un año de sequía si todos los materiales de soja del mercado tuvieran esta tecnología? Bioceres hizo el cálculo: “En los últimos cinco años, la producción promedio de Argentina en soja es de 55 millones de toneladas. En la última campaña se perdieron 16 millones por la sequía, de las cuales con el evento se podría haber recuperado 4,5 millones de toneladas (un 26%)”, dijo el técnico.