Sociales

En el Teatro de la Escuela 1

Noche de estreno con “Tu cuna fue un PH”

04|11|18 10:36 hs.

Este domingo no es uno más en la vida de Juan Carlos Caruso y los integrantes de la Comedia Musical. Es "domingo de estreno". Y como todo estreno tiene ese contenido de adrenalina tan particular. Es que desde las 21, la sala del teatro de la Escuela Nº 1 los espera. Para Caruso significa poner en escena una nueva producción de su propia autoría, un renovado desafío para mostrar al público.


Recordó que “hice el guión de 'La otra Eva' para cine y comedia musical y me quedaba el de una obra de teatro. El problema de las obras ya escritas es que no me permiten incorporar a la totalidad del grupo de Comedia Musical… somos 'familia numerosa' como siempre digo. Y estábamos ensayando un clásico como lo es 'Las del barranco', yo busqué y busqué pero no pude hallar una que nos conforme y puedan participar todos. Entonces me decidí a escribirla yo; cuando la terminé me sorprendí de lo hecho, tratando de generar una comedia más amena cómo 'Bodas de sangre' que hicimos anteriormente. No me llevó mucho tiempo y tiene que ver con un eje conductor que es una casa: un conventillo al que la dueña de casa lo llama PH para darle más categoría”. 


Juan Carlos Caruso contó el proceso de “Tu cuna fue un PH” a este diario


Explicó que “la obra tiene su parte de comicidad y también de crítica social, en la cual somos partícipes de algunas cuestiones en las que todos de alguna manera nos veremos reflejados. Entre los personajes están el Quinielero, la familia, un personaje serio que es una cantante que es de familia adinerada, pero ellos se resisten a verla como tal. Entonces ella se va a vivir a ese lugar para poder seguir adelante y sueña con cantar en un gran teatro de la calle Corrientes. La obra está situada en una gran ciudad, que en un principio es Buenos Aires, pero después se pierde en la ubicación geográfica. También aparece La Nona, representando la adultez que siempre está presente en la sociedad”.

Sin egos 
Escribir y dirigir una obra sería un motivo de orgullo. Caruso observó, no obstante, que “en realidad esto no significa mucho para mí. Durante bastante tiempo he trabajado sobre mi ego y el disminuirlo, porque con lo que logré con lo profesional ya está. En este caso lo escribí y lo hice intentado dejarle a la gente una enseñanza: que nada en la vida es gratuito, que para todo hay que trabajar mucho. Yo soy muy exigente, para mí el 'más o menos no existe'. Soy muy honesto en saber que yo trabajo con gente que no son profesionales de teatro, pero igualmente quiero que cada uno saque lo mejor de sí en un escenario. Yo no dejo de hacerles ver que el trabajo es disciplina y el arte es disciplina. El escenario es el lugar donde el artista se realiza y hay que respetarlo… eso se enseña. Yo les explico y trato que sean buenos observadores de cuando van a ver una obra mirando cada detalle, no sólo las actuaciones". 

La trayectoria de Comedia Musical es un reflejo de los logros alcanzados. En las palabras de Caruso se reflejan sus emociones; “yo me visto de fiesta para que el público vaya a ver mis espectáculos. Tratamos de hacerlo lo más profesional posible para que al público le agrade", afirmó.  

 Gratitud 
La posibilidad de hacer teatro, más sus logros profesionales, llevan a que el director comparta una reflexión: "Yo le tengo que devolver a la vida lo que la vida me dio. Siento que devolviendo la vida me va a seguir dando salud, bienestar y que me puedo ir de este plano sin miedos". 

Dijo que “soy muy feliz haciendo esto pero me doy cuenta que cada vez me cuesta más. Además tengo una asignatura pendiente y es la de actuar. No lo puedo hacer en los dos roles: actor y director. Nunca tengo tiempo de hacerlo. Mi vida en muchos aspectos la mistifiqué pero no a través del profesar una religión, yo creo que Dios me lleva, el me abre y cierra puertas. Yo espero que en algún momento esto de estar al frente, de enseñar culmine y tenga eso que quiero: actuar. Yo tuve una chica en la Banda Coreográfica que estudió licenciatura en Teatro, con Julio Chávez, y me contaba que en su tercer año él decía muchas de las cosas que me escuchó hablar a mí años atrás. Ella me gustaría que me dirigiera, necesito confiar en alguien, que no tenga que cumplir los dos roles, necesito entregarme como los que están ahí –dice señalando a quienes puerta por medio ensayan- lo hacen cada noche conmigo". 

Está a horas de mostrar un “nuevo hijo”. Es una comedia divertida en la que uno de los objetivos es que la gente salga contenta del teatro. Junto a Andrea Tolosa, quien siempre colabora, y un grupo muy entusiasta de actores, esta noche será la presentación ante el público. Habrá que esperar que se abra el telón.