Deportes

Segunda

Cascallares es el campeón y definirá el ascenso con Villa

05|11|18 09:29 hs.

Con un Diego Pedone implacable, Cascallares hizo lo que tenía que hacer para regalarle una inolvidable alegría a su pueblo. En un partido para el infarto y con emociones hasta el último, el Rojinegro superó 4 a 3 a Agrario y se consagró campeón del Clausura, un triunfo que quedará en la memoria de toda una localidad. 


Ahora, con el título en el bolsillo, los dirigidos por Angel “Tito” Chinali tendrán la posibilidad que jugar la final del año por el ascenso a Primera (el rival será Villa del Parque, campeón del Apertura). En medio de un escenario típico de una final, y con una cancha con un esperado gran marco de público, Cascallares buscaba los tres puntos consagratorios. Y lo logró a pocos minutos del final en un partido lleno de emociones.

La tarde comenzó de la mejor manera para el local, que a los 10 minutos del primer tiempo, Diego Pedone, con la gran colaboración del arquero Padín, abrió el marcador, dando inicio a un domingo que el “9” y capitán de Cascallares jamás olvidará. Agrario, por su parte, siempre buscó apelar a su habitual juego asociado.

A los 19, Tavernini, con un delicioso remate de afuera del área, pudo empatar pero su disparo pegó en el palo izquierdo de Di Marco. En el mejor momento de la visita, 

Diego Pedone volvió a mostrar sus ya conocidas credencias y marcó el 2-0 con fuerte remate cruzado que, en esa jugada, dejó a Padín sin chances y desató la locura en el pueblo cascallarense. 

El clima de fiesta se apagó cuando a los 41 descontó Agrario descontó por medio de Tries, quien con un magistral tiro libre logró meter a su equipo nuevamente en partido.

En el complemento, Cascallares pudo aumentar el marcador con un mano a mano que desperdició García y cinco minutos después, a los 12, Tries puso el 2-2 de cabeza. 

A partir de ahí, el local no especuló y fue en busca del triunfo. Entre Pedone y Luengo, de gran rendimiento, se pusieron el equipo al hombro. Los mencionados fueron clave en el tercer gol. El “10” le puso en la cabeza un tiro libre desde la derecha al “9” y el “9”, por tercera vez en la tarde, no perdonó. 

El partido entró en una etapa no apta para cardíacos a cinco del final. A los 41, Cascallares se quedó con un hombre menos por la expulsión del defensor Muapé (había ingresado pocos minutos antes) y enseguida Tries, de penal, puso el 3 a 3 cuando el reloj marcaba 42 del complemento. 


El cuarto gol de Pedone


Pero en la siguiente jugada, el local arremetió contra el arco de Padín y en una confusa jugada, Analía Carrizo cobró penal para Cascallares. Y quien tomó la responsabilidad fue Pedone, quien desató una locura en el estadio cuando puso el 4-3 final para que todo el pueblo rojinegro haya vivido una fiesta.