Deportes

Primera

Colegiales y Once, a la final

05|11|18 09:43 hs.

Al Playoffs de Primera División de la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol le quedan solo dos partidos, la ida y la vuelta de la final, y quienes lograron ingresar a la instancia decisiva ayer fueron Colegiales y Once Corazones. 


El Escolar goleó de local a Independencia por 4 a 0 y revirtió la serie (había perdido en Chaves 2 a 1), mientras que al Azul le alcanzó con empatar 1 a 1 con Olimpo en Indio Rico para conservar la ventaja obtenida en la ida. 

Desde el próximo domingo, con la localía por sorteo, se comenzará a definir al segundo equipo clasificado a la final del año, instancia en la cual espera Huracán por haber ganado la Primera Fase.

En el Zubiri 
Colegiales e Independencia protagonizaron ayer un entretenido partido por la vuelta de la semifinal del playoffs de Primera División, principalmente por la gran cantidad de jugadas de gol generadas por ambos equipos. El 4 a 0 final parece demasiado por lo visto en el terreno de juego, pero el local fue efectivo y la visita se encontró por momentos con un firme arquero Moris y también falta de efectividad. 



De entrada fue el Ventarrón el que tuvo las mejores jugadas, con Crespo ganando de arriba, Longhini manejando los hilos y Duguine llegando con sorpresa por izquierda. Así fue que primero Moris le sacó un gran tiro libre a Duguine y luego el propio arquero se lució en dos mano a mano, ante Crespo y Duguine. 

En 15 minutos el “1” del Escolar ya era figura, y recién a los 18 Colegiales inquietó a Ocaña. Luego de desperdiciar tres tiros libres, Maldonado sorprendió con un remate fuerte abajo que el “1” del Ventarrón mandó al córner. Antes de la media hora Independencia tuvo dos más, una de Crespo y otra de Longhini, sin puntería en ambas. 

Al igual que a los 36 que Longhini cabeceó solo en una posición inmejorable pero la pelota salió pegada al palo de Moris. El Ventarrón era más y Colegiales, más allá de ser peligroso por afuera por la velocidad, no lograba generar peligro real. Hasta que a los 37 Suárez colocó un balón perfecto por abajo para Maldonado que ante la salida de Ocaña definió con calidad. 



El 1 a 0 cambió el partido, que en ese momento iba a los penales, e Independencia se comenzó a apresurar un poco en las decisiones. Algo que pagó caro sobre el cierre, cuando cayó un centro al área para Piecenti (pareció que estaba adelantado) que remató, Ocaña dio rebote y desde atrás apareció Rivera para mandar el balón al fondo de la red. 

La ventaja de dos goles le daba la clasificación al Escolar, algo que detectó rápido Independencia que fue a buscar y empezó a superar en el juego a su rival. A los 16 Barrionuevo cabeceó en contra de su propio arco y dio en el palo y a los 18 Duguine remató ancho. 

Complicado para conservar la pelota, Rubén Julián movió el banco y mandó a la cancha a Paguegui y Maxi Quintela, siendo dos ingresos clave para cortar el circuito de los chavenses y también tener el balón. Igual el Ventarrón siguió intentando, encontrando continuamente a Moris o su propia falta de puntería. 

Colegiales quedó parado de contra, y así amplió el marcador. A los 25 Maldonado aprovechó una mala salida de Ocaña en un centro y facturó, mientras que a los 43 Paguegui habilitó a Videla y éste decretó el 4 a 0 definitivo.  

En Indio Rico 
Con la ventaja obtenida en la ida de 3 a 1, Once Corazones jugó un partido inteligente ante Olimpo para cerrar la serie a su favor y volver a una final del fútbol tresarroyense. El Azul y el Aurinegro igualaron 1 a 1 por los goles de Ricardo Regalado para el local y Santiago Ridao para la visita. Al igual que una semana atrás,



Once se encontró con un gol tempranero, ya que Regalado abrió el marcador a los 12 minutos del primer tiempo. El 1 a 0 le daba tranquilidad a los dirigidos por Guillermo Torlaschi, pero antes de terminar el primer tiempo vio la roja el goleador del equipo y Once se quedó con 10 jugadores. Así Olimpo intentó, y se encontró con un penal en el complemento, falta que le valió la segunda amarilla a Nicolás Sabatini. 

La pena máxima la ejecutó Oscar Otreras, y adivinando la dirección del balón se lució Mario Alvarez que desvió el remate. Con dos jugadores más, Olimpo logró empatar el cotejo a los 35 minutos del segundo tiempo con el gol de Ridao, aunque no sería suficiente para remontar la serie que quedó en manos de Once Corazones.