116 años junto a cada tresarroyense

ST 6. 5°
Cielo cubierto

La Ciudad

"Con ganas de ayudar a otro"

Adriel Sorgue, el nuevo presidente de la JR

05|11|18 09:51 hs.

Junto a la reciente designación de María Marta Naveyra como Presidente del Comité Enrique Betolaza, también se conoció al nuevo titular de la Juventud Radical. Se trata de Adriel Sorgue. Tiene 23 años de edad, estudia profesorado de historia y reconoce que fue el estudio superior lo que le dio herramientas –desde lo intelectual- para acercarse con más confianza a la política. No obstante descubriría que en principio, para militar, sólo hacen falta ganas de “ayudar a otro”. 


Es una torre como sus hermanos Ezequiel y Agustín, recordados por su exitosa experiencia como jugadores de vóley. Desde el mes de diciembre de 2017 comenzó a cumplir la función de secretario del bloque de concejales de Cambiemos. 

Allí, junto a María Marta Naveyra, inició en la práctica un recorrido por la política. Desde la búsqueda de información para el armado de proyectos y hasta recibir a vecinos con toda clases de inquietudes, forman parte de sus labores diarias en el primer piso de la municipalidad por donde suele vérselo con mucha juventud por delante y sobre todo con espíritu colaborador.

La juventud al frente
En el cargo que ahora ocupa sucede al consejero escolar de Cambiemos, Cristian Ruíz, quien pasó ser el vicepresidente del radicalismo tresarroyense. “Nuestros correligionarios jóvenes me han dado la posibilidad de llevar adelante la presidencia. Por lo personal estoy contento porque te brinda conocimiento y confianza del mismo equipo de trabajo”, confesó Adriel a La Voz del Pueblo. 

Recordó que empezó a militar en el radicalismo en 2016 con el frente Cambiemos ya en marcha. “Me interesa mucho todo lo que he estudiado y leído. Ingresé a trabajar en la juventud radical y poco a poco me fui metiendo en la coalición, la defendemos y trabajamos porque esto funcione”, afirma.  

“Todos podemos militar” 
Mirando hacia atrás en su vida, trajo de la memoria el recuerdo que lo vincula con la UCR. “De joven en la secundaria me gustaba el radicalismo, pero más que nada por la historia, por lo que he leído de otros partidos políticos, pero nunca me había querido insertar en la militancia porque sentía que no estaba preparado intelectualmente. Que no estaba preparado para ciertos debates, pero cuando tuve más avanzada la carrera de Profesorado de Historia sentí que estaba preparado y empecé”. 

Reconoció que fue entonces cuando se dio cuenta que “todos los ciudadanos podemos militar en un partido político, con ganas de trabajar y ayudar a otro, con eso solo alcanza”. 

A María Marta y Josefina 
Ya como dirigente de la JR, Adriel Sorgue invita a todos aquellos que se quieran sumar, a que se acerquen al comité. Con una gran cuota de humildad que lo define a primera vista, reconoce en la ex concejala María Marta Naveyra, a su mayor referente político. Apoyándose en la ayuda que de ella recibe a diario, no dudó en mencionarla cuando se lo consultó por quién era su referente. 

“La admiro por todo lo que me está ayudando y por todo lo que uno escucha de afuera del partido, hasta de peronistas”. Pero también Adriel le dio un importante lugar a la diputada nacional de Cambiemos, Josefina Mendoza a quien respeta “por su trabajo en Franja Morada, en la FUA”. 

Acerca de su trabajo en el Legislativo tresarroyense, contó que si bien entró “muy verde”, en el día de hoy “es impresionante lo que aprendí gracias a María y a los concejales. Es un trabajo súper dinámico y hermoso para hacer. Tengo muy buena relación con los otros concejales y secretarios de bloque. Aprendés de todos los temas a partir de cómo se acercan los vecinos. El conocimiento que se genera es muy amplio y dinámico”. 

“Somos el presente” 
Para concluir, el más chico de los Sorgue, reivindicó a la juventud. “Siempre escuché que somos el futuro. Estoy un poco en contra de esa frase porque también somos el presente”, dijo. 

Y remató con que “si queremos cambiar la política que está vapuleada, hay que meterse y trabajar desde el sinceramiento. Queriendo siempre –siempre- ayudar al otro, al vecino que tiene un problema con cosas básicas que le pueden cambiar su vida cotidiana, y en el partido político que sea. Involucrarse es mi lema”, dijo al concluir.