116 años junto a cada tresarroyense

ST 6. 5°
Cielo cubierto

La Ciudad

En la Provincia ya funciona

Proponen un nuevo sistema de compras y contrataciones

05|11|18 09:55 hs.

Para que sean “más eficientes y transparentes” los procesos de compra desde el municipio, el bloque de concejales de Cambiemos presentó un proyecto de ordenanza que contempla un uso más eficiente de los recursos disponibles, además de evitar la cartelización. La iniciativa está dirigida a adherir a las leyes que implementaron la contratación de bienes y servicios electrónicos por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires. 


“Es un proyecto que propone regular un nuevo sistema de compras y contrataciones de parte del municipio que el gobierno bonaerense ya implementó. Mediante su puesta en práctica todas las compras y contratación de bienes y servicios del Estado se harán a través de medios electrónicos”, contó a La Voz del Pueblo, Matías Meo Guzmán, presidente del Concejo Deliberante.

Sin papel y más ágil 
Para su puesta en marcha debe implementarse la firma digital y un portal donde se publiquen todas las licitaciones, un registro de proveedores del Estado y un sistema de información digital donde conste toda la información de los bienes y servicios que se contratan, explicó el también concejal de Cambiemos. 

Para resumir, resaltó que con el nuevo sistema “se agilizan los tiempos de la administración, se utiliza menos papel en la gestión de los recursos municipales, y por el otro lado se garantiza la transparencia en los procesos de contratación”. 

Dijo además que el proyecto de ordenanza prevé que todas las licitaciones que se hayan iniciado en el formato actual, sigan de la misma forma, pero que las nuevas contrataciones se hagan a través del nuevo sistema. 

Cómo viene funcionando 
A su lado concejal de Cambiemos, Roberto Fabiano, aclaró que “en el caso de las licitaciones no es necesario más que un cambio de metodología, con los portales que tiene la municipalidad, se puede. No hay gastos que hacer para lo que es el llamado a licitación, pero sí puede ser para todo el trámite administrativo”. 

Explicó que en materia de licitaciones, hasta el día de hoy, los pliegos que se ponen a la vista y que quedan en el registro de cada uno de los que lo compra, permite que entre las empresas sepan quien está comprando y quién va a participar. “Esto puede generar la existencia de un acuerdo o ‘cartelización’ –como se dice- de las empresas, previo a una licitación”, sostuvo. 

Las nuevas licitaciones 
En tanto el planteo para las nuevas licitaciones estipula que el pliego deja de ser vendido en forma individual y con registro de quién lo compra. Se lo colgará en la página de la municipalidad donde cualquier empresa local -o del país- puede bajarlo. “Si le interesa participar cumplimenta todo el proceso de la licitación y el día antes de presentarse, con su oferta, va y paga el canon correspondiente, sin necesidad de identificarse. Es como un sellado por el importe que determine la municipalidad, lo adjunta a la licitación y se presenta”, dijo. 

De este modo –contó Fabiano a este diario- “el día de la apertura de sobres se conocerán quiénes se presentan, lo cual evita todo riesgo de acuerdo por parte de las empresas, o tráfico de información que pudiera surgir de algún integrante del municipio -que pudiera pasar información a una u otra empresa- porque nadie va a saber hasta el preciso momento de la apertura de sobres, quiénes se presentan”. 

Su compañero de bancada, Enrique Groenenber, valoró que la adhesión a la ley va a permitir que empresas más pequeñas puedan participar de la licitación de distintos ítems que hacen al todo de una obra. 

La ruta a Claromecó 
A todo esto según el también arquitecto, la nueva modalidad permitirá “una transparencia absoluta en cuanto a todos los que puedan participar, y al municipio no le cambia absolutamente en nada”. 

Contó además que tampoco se verá modificada la recaudación porque “los pliegos de todos aquellos que se presentan van a incorporar su canon en forma anónima y lo pueden hacer hasta minutos antes de presentar el sobre para que no pueda trascender el nombre”. 

Puso como ejemplo Fabiano que en la licitación de la repavimentación de la ruta a Claromecó, que hizo la Provincia, fue una de las primeras que se realizaron de este modo. “Participaron cuatro empresas, cuando en Tres Arroyos en las últimas obras de pavimentación siempre participaban una o dos”, sostuvo. 

El ejemplo con OCA 
En tanto, Horacio Espeluse, consideró que la nueva modalidad “ordena el proceso de compras del municipio, y permite que todo esté unificado en un solo sistema”. Manifestó que “un claro ejemplo de ello” es el problema que tuvo el municipio con la deuda a la empresa postal OCA, por la que el Concejo Deliberante tuvo que aprobar el pago, días atrás, por casi 75 mil pesos. 

“Lo más llamativo fue ver cómo el expediente fue pasando por todas las áreas de la administración, habiéndose archivado dos veces el mismo expediente, después de pasar por el contador del municipio y mientras la empresa reclamaba la deuda año tras año, que se arrastra desde 2014”. 

Remarcó que esa experiencia tiene que ver con un “viejo método” que aplica el municipio, muy distinto al que se pretende tener desde ahora en la ciudad, “modernizado, transparente y con acceso a la información pública”.